miércoles, 29 de diciembre de 2010

La ley innata. Segundo movimiento. Lo de fuera.

"Est enim ivdices haec non scripta sed nata lex qvam non didicimvs accepimvs legimvs vervm ex natvra ipsa arripivimus havsimvs expressimvs ad qvam non docti sed facti non institvti sed imbvti"


Se acabó. El odio me arrolló la razón, con mi época estoy comprometido.
Y el amor, se fue volando por el balcón, a donde no tuviera enemigos.
Ahora estoy, en guerra contra mi alrededor, no me hace falta ningún motivo.
Y es que soy, maestro de la contradicción, experto en romper lo prohibido.

Y por eso los chiquillos ya se acercan a mí, que intento ser feliz.
Desde entonces de esta cárcel no me dejan salir, no tengo a donde huir,
voy a hacer un butrón, que saque la cabeza fuera.

Y sigo preso...
Pero ahora el viento corre alrededor. Por mis pecados sigo preso.

Carne y hueso...
Se muere de hambre el mundo alrededor. Tú y yo total de carne y hueso.

Por dinero los maderos ¡ay! van detrás de mí, que intento ser feliz.
Y abocado a los tejados, me he mudado a vivir. Por desobedecer, por ver al sol salir,
por sacar la cabeza fuera.

Y sigo preso...
Pero ahora el viento corre alrededor. Por mis pecados sigo preso.

Carne y hueso...
Se muere de hambre el mundo alrededor, tú y yo total de carne y hueso.
...

"Existe, de hecho, jueces, una ley no escrita, sino innata, la cual no hemos aprendido, heredado, leído, sino que de la misma naturaleza la hemos agarrado, exprimido, apurado, ley para la que no hemos sido educados, sino hechos; y en la que no hemos sido instruidos, sino empapados"

Sublime...

2 comentarios:

Sergio dijo...

Sublime, efectivamente
:)

Pandora_cc dijo...

¿Verdad?... Hay pocas canciones que muevan el alma, y esta es una de ellas. Gracias por el comentario, Sergio. Nos leemos.