jueves, 2 de diciembre de 2010

Jazztel, ese gran...

Estamos hartos de ellos, de sus llamadas a horas en las que dan ganas de descolgar el teléfono y responder acordándose de toda su familia.

Por favor si alguien sabe cómo hacer para que dejen de acosarnos así, que lo diga. Que esto empieza a ser urgente.

Copio a continuación el mail que he hecho llegar al departamento de atención al cliente (gracioso esto, ya que ni siquiera soy cliente suyo).

Buenas noches.

Me pongo en contacto con ustedes para solicitar por enésima vez que DEJEN DE LLAMARME A CASA PARA OFRECERME PRODUCTOS QUE NO VOY A CONTRATAR EN LA VIDA. Parece mentira que crean que cuanto más acosen ustedes a las personas más probabilidades tienen de hacer clientes. No señores, lo que hacen es que nosotros, los que somos víctimas de este abuso, estemos HARTOS de sus soluciones para ADSL y de escuchar las voces de sus teleoperadores. NO HE SOLICITADO ningún producto de Jazztel y gracias a su insistencia, antes prefiero no tener internet y teléfono en casa, que contratarlo con ustedes. No sé de dónde han sacado mis datos, lo que sí está claro es que ustedes, o la empresa que se los suministra, se pasan la Ley Orgánica de Protección de Datos por el forro. De modo que, amablemente y por novena o décima vez, les pido que DEJEN DE LLAMAR A MI CASA.

Mi teléfono es el xxxxxxxxxxxx de Valencia. Mi nombre es xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxs y no voy a contratar un producto de Jazztel aunque me vaya la vida en ello.

Quedo a la espera de noticias.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Me queman. No hay como tener un día horrible y estar deseando llegar a casa para que una de estas amables compañías te de por culo a las once de la noche.

No hay comentarios: