miércoles, 16 de febrero de 2011

Washington Irving. La leyenda de Sleepy Hollow y otros relatos.

También llegó a mi poder desde un mercado de artículos de segunda mano. Cultura a montones por un euro ¡oigan! ¡Que me los quitan de las manos!

La imagen de la portada no pertenece a la edición que obra en mi poder. Esta tiene menos páginas (unas 150 a lo sumo), pero bueno, a lo que íbamos. Es muy malo ver primero la película y después leer el libro o relato que la inspiró, malísimo... No disfruté del primero de los tres cuentos, "La leyenda de Sleepy Hollow", por esperar la aparición estelar del investigador, policía o lo que sea (alabado seas, Jhonny Depp).

Sin embargo, no ocurrió lo mismo con el segundo "Leyenda del astrólogo árabe". Una deliciosa historia ambientada en Granada, con una moraleja fulgurante. Un rey moro benevolente, recibe a un antiguo médico árabe en su corte. Éste, además de saber de medicina, sabe construir artilugios la mar de encantadores que apasionan al rey. Y también sabe pedir recompensas por la ayuda que ofrece... Vaya que si sabe.

El tercer cuento "Leyenda del soldado encantado", me ha cautivado. También ambientado en Granada, cuenta la historia de un soldado de la guardia real de los reyes católicos que, presa de un encantamiento, requiere ayuda del protagonista (un estudiante salmantín) para acabar con su eterno turno. Este cuento es el más corto, y es genial, realmente bueno. De esos que hacen que un escritor que empieza, vea la grandeza de los "pioneros" del oficio.

Me ha encantado la experiencia Irving, aunque he de decir que algo, tiempo atrás, me atrajo hacia este autor, ya que adquirí una preciosa edición de sus "Cuentos de la Alhambra" sin conocerlo.

En conclusión, este libro de relatos fue comprado porque el jinete sin cabeza, era uno de sus cuentos, y ha sido el que menos me ha gustado. ¿Será que también es malo juzgar a un libro por su portada?

¡Gracias a tod@s!


6 comentarios:

ShiroDani dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ShiroDani dijo...

Yo hace mucho leí uno de él que creo recordar se llamaba “Historias de Granada” el cual me fascino. La ultima vez que visite Granada me pareció verlo pasear no solo por la Alhambra sino por todos los sitios que visitaba.
Ese libro, lo tuve hasta hace poco en mi pequeña biblioteca y sin saber como desapareció. Yo no lo he prestado, pero no esta. A parte de la literaria, ¿Tienen vida propia los libros? ¿Abandonan a sus amos, ya tristes de estar siempre amontonado u en una estantería?.
Por cierto, me encanta de vez en cuando visitar el rastro para tan solo mirar libros antiguos.
Lo siento he borrado la primera entrada, esta es la misma pero repetida.
Un abrazo

Alicia dijo...

Todo el mundo debería leer " Leyendas de la Alhambra" antes de visitarla. Se ve con otros ojos... Supone la diferencia entre verla como un lugar bonito o verla como un lugar mágico.

Pandora_cc dijo...

Hola ShiroDani. Esperemos que no nos abandonen. Que sepan valorar lo cómodos y calentitos que están en nuestros estantes.
Voy a menudo al "mercado de cosas viejas" en busca de tesoros que añadir a la colección. En el que hay detrás del Mestalla hay de todo, como imaginas, y entre ese todo, montones de libros tristes buscando hogar. Estoy haciendome una pequeña colección de libros antiguos (llevaré unos 10), el requisito es ser como máximo de 1930. Cada vez que abro uno de esos libros y descubro entre sus páginas alguna postal de época, flores disecadas, notas o fotografías, me emociono muchísimo. Algunas mujeres somos más felices en el rastro que en el corte inglés, qué le vamos a hacer.
Un abrazo!

Pandora_cc dijo...

Hola Alicia! Todavía no he visitado Granada (pese a que he hecho fuerza para ello), pero antes de hacerlo seguiré tu consejo y leeré el libro. Mientras leía el último cuento, el del soldado, estaba deseando estar allí y buscar la torre a la que se refería Irving. Y estoy segura de que en cuanto pise la ciudad, iré en su búsqueda.
Un saludo y muchas gracias!

ginesvera dijo...

Hola Pandora (y comapañía): Tampoco he visitado Granada, de hecho Andalucía es la comununidad autónoma que me queda por añadir a mi cuaderno de viajes. Tampoco he leido leyendas de la Alahambra por lo que aunque triste por estas 2 carencias culturales me anima el saber que podré seguir el consejo. Leeré a Irving antes de visitar la ciudad. Y, humildemente, si creo que los libros tienen su pequeño orgullo, no les gusta ser prestados y menos a quienes no los tratan como se merecen. Leamos y releamos Leyendas de la Alhambra hasta nuestro próximo viaje a esa bella ciudad. Un saludo.