sábado, 26 de marzo de 2011

Entrevista a Ginés Vera. El hechizo de la mujer dragón.


Nació en Valencia (1972). Pese a su temprana vocación por las letras, dedicó su paso por la Universidad de Valencia a las ciencias. Después de la experiencia química llegó la farmacéutica, y tras ésta, diversos másters que le acreditan como profesional en todo cuanto a la seguridad laboral concierne. Gracias a esto último, conocí a Ginés Vera. Para quien no haya tenido el placer, diré que es un hombre polifacético donde los haya, correctísimo orador, aries, bebedor de vinho d' Oporto, promesa de la literatura, autor de El Hechizo de la Mujer Dragón y gran amigo, entre tantas otras cosas.
El libro, que salió a la venta a finales del pasado año, es su primera publicación en solitario. Os invito a leer la entrevista que he preparado y conocerlos a ambos.
Espero que la disfrutéis.
Como siempre, un placer.



M: ¿Empezamos?
G: Dispara!

M: Tu libro tiene 24 relatos, 24 disparos que atrapan al lector. ¿Por qué ese número?
G: Me gustaría decir que obedece a una metáfora de las horas del día o una cábala misteriosa, pero no quiero engañar al lector. Me pareció un número justo de acuerdo con la extensión natural de los relatos dentro del libro.

M: ¿De dónde surge la idea de escribir relato?
G: Para mí es el género donde me encuentro más cómodo. Sé que en nuestro país no está muy bien valorado pero hay relatos de S. King (1408) o de Manuel Rivas (La lengua de las mariposas) entre otros que se han llevado al cine, por ejemplo. La brevedad es hermana del talento, dijo el padre del relato europeo moderno, A. Chejov

M: ¿Es El hechizo de la mujer dragón tu primera publicación?
G: Es mi primera en solitario, en 2009 publiqué el libro de microrrelatos Cuentagotas Relatos Express de Ediciones Chirre con otros cinco relatistas.

M: Llegado un momento concreto, un escritor descubre que quiere compartir su obra con el mundo, ¿cuándo sentiste la pulsión de hacerlo?
G: Esa es una buena pregunta, oigo las balas acercarse. Tengo en casa un par de libros de mi época adolescente en la que escribía, imprimía y encuadernaba unos pocos ejemplares para aquellos amigos que decían les gustaba como escribía. Luego dejan de ser cuatro amigos para ser “algunos más” y me planteé una presentación más cuidada.

M: ¿Qué tipo de literatura prefieres?
G: En el relato breve ya dije que me siento más cómodo, la precisión de la historia, el disparo del argumento sin ornamentos. No obstante, ya estoy pensando en la novela; novela corta, en un espacio narrativo que me permita acomodar más personajes sobre una trama más compleja.

M: Diré que entre mis relatos favoritos están: La institutriz, El monstruo, Última voluntad y Tuya es la tierra. Tú, como padre de las criaturas, ¿puedes decantarte por uno?
G: Esa bala me ha rozado el hombro. Uff. Difícil elección, me temo poco original si digo la verdad, que todos tienen algo. Vale, te confesaré que La institutriz y Tuya es la tierra tienen un guiño especial. Dejemos algo de intriga para el lector inteligente.

M: Lo primero que me resultó provocador del libro fue su nombre… ¿Por qué El hechizo de la mujer dragón?
G: El título bailó durante los últimos meses, iba a tener uno genérico. Al final una hermosa e inteligente mujer me lo aconsejó. Es el mascarón de proa de los veinticuatro, el más largo y el que habla de mí sin mí.

M: ¿Cómo se documenta un autor para crear un libro de relatos?
G: ¡Me has dado! He visto girar la bala cortando el aire. ¿Qué decir? Estos relatos han venido a mí a través de experiencias ajenas o propias. En el caso de estas últimas, del mundo onírico como por ejemplo la escena clave de El cuervo. Como anécdota sotto voce te diré que mucho después de escribir Última voluntad he sabido que en Brasil se ha documentado algo parecido.

M: Pero no solamente te dedicas a escribir... ¿Qué otras relaciones tienes con la literatura?
G: Castigo a los lectores del área metropolitana de Valencia con mis microrrelatos incluidos en dos quincenarios: Nou Torrentí y desde este año, Nou Alaquás. También soy redactor de la revista Club Silenci que se edita en valenciano para toda la provincia. Ha quedado una respuesta muy seriota, es por si luego lo leen. Ya sabes. (risas)

M: ¿Tienes algún proyecto en mente que puedas contarnos?
G: Aquí ya no hay tregua, veo que tus balas son más rápidas de lo que pensaba. Tengo pensado meterme en una novela corta pero aún está en el aire. Acepto sugerencias de tus lectores y tuyas si salgo con vida de este duelo al sol.

M: Cuéntanos alguna anécdota del proceso creativo de El hechizo.
G: Hace poco un escritor de talla me decía que admiraba a los escritores de relatos por la complejidad de condensar las historias y la precisión en el lenguaje. Pues bien, te diré que en uno de los relatos, cuando ya estaba en las correcciones finales, vi que una palabra no me gustaba. Me peleé quince minutos de reloj hasta que logré que fuera esa y no otra. La semántica, ya se sabe, es una dama con mucho orgullo.

M: Sólo me queda un cargador. A seis balas del final, llegan los disparos… ¿Cuánto tiempo te llevó escribirlo?
G: Me llevó unos tres años aunque Almirante Roja está escrito desde hace unos cinco años. De hecho lo que lo ha dilatado fue la publicación de Cuentagotas, como te dije. La idea original era publicar El Hechizo antes, pero preferí apostar por los microrrelatos.

M: ¿Uno nace o se hace escritor?
G: Ésta es la bala mágica, como la de Lee H. Ostwald. Creo humildemente que es necesario tener una capacidad innata. No quiero llamarlo talento, sería demasiado pedante y seguramente incierto. Eso sí, luego es necesario desarrollarla, disciplinarla. Como un deporte, hay que practicarlo de continuo para estar en forma. El buen escritor se curte escribiendo.

M: ¿Tienes prevista alguna presentación en Valencia?
G: Este jueves 31 de marzo en la Librería Primado, y el 15 de abril en Torrent (Valencia) en la Casa de la Cultura. La bondad de presentar un libro de relatos frente a una novela es que puedes leer uno o varios para que la gente los viva antes de decidirse plenamente. Invito a todos los que nos lean a que se acerquen y vivan de cerca el hechizo.

M: Si tuvieras que elegir entre una novela o libro de relatos, una obra de arte y una película, ¿cuáles serían?
G: Difícil, muy difícil, pero allá voy: La Metamorfosis (F. Kafka), La habitación en Arlés (V van Gogh) y Los peores años de nuestra vida (E. Martinez-Lázaro)

M: ¿Dónde podemos adquirir El hechizo de la mujer dragón?
G: El hechizo se deja querer en tres librerías amén de las presentaciones que voy anunciando en mi blog. Tienen éstas la ventaja de ser más interactivas y la firma del que suscribe. Las librerías son: Librería Primado y LLetres i Llum en Valencia, y Aula 2, en Torrent (Valencia)

M: ¿Te ha gustado la entrevista?
G: Has sido quirúrgicamente deliciosa, de verdad. Hay un término médico llamado exquisitas ternuras que me ha venido a la mente, por la ironía de los relatos del hechizo y estas balas disparadas con tanto acierto. Gracias y espero leerte y disfrutarte en el blog como nos tienes acostumbrados.



Yo ya lo tengo y, sinceramente, diré que El Hechizo de la Mujer Dragón, es uno de esos libros gracias a los que se confirma el abandono del relato como género menor de la literatura, para convertirse en un referente, poco a poco más presente en nuestras vidas.
Envío mis agradecimientos a Ginés, por su amabilidad, su particular visión del mundo, y por ser ejemplo de lo que una pluma perspicaz puede lograr transmitir al público, siempre dispuesto a aceptar nuevos retos. Mis retiradas de sombrero, Señor Vera.

Y ya para finalizar, os invito a leer la reseña que he escrito de El Hechizo de la Mujer Dragón para la revista cultural Silenci en www.silenci.info
Saludos!

Miriam Alonso

4 comentarios:

John Doe dijo...

Molto bene, molto bene.

ShiroDani dijo...

Ya lo dije en la entrevista a Óscar M. Prieto, tienes mucho “Don” para las entrevistas igual o más que escribiendo, que ya es tener. De Ginés que voy a decir… Incluso en las entrevistas me hace imaginar, ver lo que no existe y sentir. Fijate si es así, que ya casi al final esperaba yo oír algún disparo por algún sitio. Jajajaja. A mi también me gustó mucho el libro y espero que en Torrent asistan a la presentación muchas personas para poder adquirir el libro dedicado por este gran escritor de suspense, ficción y relato, de este maestro de sueños.
Felicidades Pandora y un abrazo “rompecostillas”.

ginesvera dijo...

Una inmodesta visita del autor a este Estante Olvidado.
Agradecer a Pandora la oportunidad de dar a conocer mi libro en su blog, con esta entrevista tan profesional y divertida. ¿Quién dijo miedo?
Y a sus seguidores, en especial a Shiro Dani que ha sentido el Hechizo tras adquirirlo en una de las presentaciones. Gracias.

Me pregunto si un día Pandora se dejará entrevistar por un servidor así, en silenciosa quietud. Tal vez nos descubra grandes sorpresas literarias.
Un cariñoso saludo.

Pandora_cc dijo...

John Doe: Me alegra su visita, amigo "sin nombre". Espero que la entrevista a este otro amigo, haya sido de su agrado. Mis saludos.

ShiroDani: Muchas gracias. Lo cierto es que disfruto mucho con ellas. Yo también he llegado a pensar en Ginés como "un maestro de sueños", para su libro, como dije, sólo tengo palabras de admiración. Otro abrazo "rompecostillas" para ti.

Ginés: ¿Miedo? ¿Dónde? Un placer colaborar contigo.