lunes, 4 de abril de 2011

Eduardo Mendoza. El misterio de la cripta embrujada.


Primera novela que leo del escritor catalán. Como habéis visto, esta no es una reseña de su último y archiconocido Premio Planeta 2010. Tampoco de su Laberinto de las aceitunas.
No recuerdo muy bien cómo llegó a mis manos este libro, sé que lo hizo hace años, bastantes, y que tiene un sospechoso cuño de biblioteca, perdido entre sus doscientas y pico páginas.
Habiendo hecho las presentaciones, vamos al pan.

La historia es sencilla, no cuesta seguirla, es lineal. Pese a ser una novela muy "monologuista" no encontraréis ni contrapuntos ni nada por el estilo. Lo que sí os sorprenderá es el personaje principal. No citaré su nombre porque, de hecho, no tiene (algo que había visto en relato, pero jamás en novela). En ocasiones, algunos escritores extreman febrilmente el detalle, haciendo que el lector, hastiado, desee adelantar un par de páginas (como quien no quiere la cosa). Eduardo Mendoza no lo hace en El misterio de la cripta embrujada (lo desconozco en otras obras). Al modo más cervantino, otorga al personaje de una lengua de talante virtuoso, que le ayuda a salir del paso, enfrentándose a situaciones muy, muy, peliagudas.
Y eso es todo cuanto os puedo contar del libro. Eso y que es delgado. La novela se lee sin a penas darse cuenta de que está llegando el final.

No todo es bueno. Diré que esperaba otro final, aunque supongo que el que tiene, es justo para un personaje de tan singular gallardía, que tanto tiene de Quijote y que, no sé porqué, en cierto modo, me recuerda a Sabina.

Me encantará conocer vuestras impresiones respecto a la novela, el autor y, por supuesto, cuanto os plazca.

Nos leemos!



Por cierto, mi libro no tiene la pinta maravillosa que tiene el de la imagen. Está más bien descolado y amarillento. Huele a libro viejo... Huele extremadamente bien.

18 comentarios:

ginesvera dijo...

Hola Pandora, reconozco haber leído un único capítulo de este libro, aunque fue al que más rédito le saqué en mi bachillerato. Si que he leido otra novela y aprecio la sobria prosa de Mendoza. Más amena es, sin duda, tu reseña que me evoca al hablar del libro y su olor, ese mercado de cosas viejas con libros huérfanos.
Un acierto, mi enhorabuena.

Asuncion Macian Ruiz/Medusa dijo...

Como deben oler los libros viejos. :D

Asuncion Macian Ruiz/Medusa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pandora_cc dijo...

Hola Ginés.
Interesante lo de ese capítulo huérfano. Ya me contarás, si gustas, claro.
El olor a libro viejo es adictivo, empiezo a tener muchas ganas de volver al mercado.
Un abrazo!

Pandora_cc dijo...

Precisamente, Medusa. Mimi aprueba eso!(dedo con el pulgar hacia arriba y ojo guiñado).
¿Has leído por ahí arriba? ¿No te entra el gusanillo al pensar en los nuevos/más tesoros esperando a ser añadidos a la colección? Medita masme. Medita.

HadaTraviesa dijo...

Hola, Pandora! Casi no encuentro donde dejar el comentario hasta que vi los susurros ... soy un poco lenta!!
Te susurro que he leído a Eduardo Mendoza, pero este libro en concreto no, tendré que ponerle remedio.
Por cierto a mi también me gusta el olor de los libros viejos.
Saludos

Pandora_cc dijo...

Hola HadaTraviesa!
Gracias por tu comentario. Me alegra que todos coincidamos en el gusto por el aroma de los libros. ¿Cuál leíste de Mendoza, si no es mucha indiscreción? ¿Me lo recomendarías?

Un abrazo!

ShiroDani dijo...

Yo también tengo delirio por los libros viejos; mi mujer tiembla cada vez que me voy a la feria del libro antiguo u al rastro. Pero necesitaríamos un local industrial.
El libro, como siempre, sin comentarios. Otro a la lista.
Y como siempre también, pero esta vez sin monotonía, con sentimiento: Felicites por tu blog.

Pandora_cc dijo...

Merci beaucoup, ShiroDani ^^
Un abrazo!

Ricardo Guadalupe dijo...

Yo no lo he leído, pero debe tener su mérito, porque un amigo que no tiene el hábito de leer se lo leyó hasta el final.

Gracias por visitar mi mundo blog, Pandora. Ha sido un placer visitar el tuyo. Y te digo lo mismo que a Ginés, estaré en la Feria del libro escuchando a Manuel Vicent el sábado 16, a las 18 horas. Ahí tenemos una ocasión estupenda para encontrarnos en persona y charlar sobre nuestras inquietudes literarias.

Un abrazo

Medusa Dollmaker (A.M.R) dijo...

Si tia, me apetece mogollón ir al mercado de cosas viejas. Ya iremos un domingo que estemos solitas sin aliño cuando encuentre el tiempo que no veo. :*

Medusa Dollmaker (A.M.R) dijo...

Aunque ahora que lo pienso, si Ginés lleva tiempo sin ir y tu también podeis ir juntos. No creo que me echeis de menos, el mercado es el mismo.

Pandora_cc dijo...

Hola Ricardo.
Muchas gracias y bienvenido. A ver si coincidimos en la feria.
Recibe un saludo!

Pandora_cc dijo...

Hola nena.
No te preocupes, que yo te espero. Ya nos visualizo con los billetes ardiendo en los bolsillos y dándole al regateo xD
Llegará perla, llegará. No te me agobies.
Besis.
Acuérdate de que me tienes aquí pa lo que sea.

HadaTraviesa dijo...

Gracias Pandora por tus palabras y por seguirme. Yo encantada de seguir visitando este lugar con olor a libros viejos, me encanta y me recuerda a mi biblioteca.
Feliz domingo, saludos

ShiroDani dijo...

Solo paso por aquí para recordarte que ya noto el sabor de la cerveza, que esta vez espero que si, nos tomemos el viernes.
Voy contando los días. Ya solo quedan... ¡Ya he perdido la cuenta!
Un abrazo y me quedo intentando contar los días que faltan... Esta edad.

Pandora_cc dijo...

Hola Hada. No sabes lo que me honra que este estante polvoriento te recuerde a tu biblioteca.
Sé bienvenida. Espero que te guste cuanto encuentres.
Un saludo!

Pandora_cc dijo...

Hola Shiro!
Sí por favor, tomémosla, que ya toca jajaj. Además hace calorcillo y apetece ¿verdad?
Quedan 5!!!!
jajajaj

Un abrazooo!