domingo, 10 de abril de 2011

Terry Pratchett. Ritos Iguales.


El otro día un gran amigo observó que frecuento a Terry Pratchett, y me preguntó si realmente es tan bueno, a lo que yo respondí con un rotundo "POR SUPUESTO". Y es que es cierto. Este hombre, estos libros, me encantan, y lo hacen por muchos motivos, de los que sólo voy a destacar estos pocos:

- Escribe historias con una ambientación que me encanta.
- Crea personajes de un calibre tal, que se convierten en amigos al poco de comenzar a leer, y luego, se echan en falta.
- La magnífica narrativa ágil, fresca y ligera, pero jamás en exceso. Todo se cocina el tiempo justo.
- Las historias rebosan genio. Todo está impregnado de humor encubierto. Crítica social, que recae sobre la trama, midiendo nuestro mundo, analizándolo tomando como diana otro con el que, en principio, poco tenemos que ver.
- La muerte, genuínamente y sin guión de diálogo, habla en mayúsculas...

Pero ¡oh! Cual es mi sorpresa al descubrir en estos Ritos Iguales, que la muerte no habla en mayúsculas, sino que se confunde con el resto de personajes, utilizando el común guioncillo.
Y es que éste libro, que trata las andanzas de Esk, una niña que al nacer se transforma en Maga (que no Bruja), y Yaya Ceravieja (una Bruja, que no Maga), es el que comienza y abre la puerta a la segunda serie de novelas de Pratchett que, gracias a Rom (¡siempre marmóreo!), cae en mis manos.

Con la serie de La Guardia, no noté el cambio de la primera a la segunda novela, pero ya me han advertido que, en el siguiente libro de Las Brujas, las cosas vuelven a tomar forma, y todo lo intenso que sólo sabe darle el ilustre británico (¿será Sir?) se recupera.

De momento os digo que gracias a Yaya, sueño a menudo con prendas de seda negra, vestidos y camisas, sobre todo ( pero todas de segunda mano, por supuesto). Y que, a partir de ahora, imagino, en la Universidad Invisible, pasarán cosas más raras de las habituales...

Porque lo natural es que una mujer sea bruja, no maga... Lo dicen las normas...



4 comentarios:

SuperYo o HiperYo dijo...

Gran autor que cuenta grandes historias, es altamente recomendable, sus libros, historias y sentido del humor que queda impregnada en estas, te hacen desear leer mas.
Muy buena lectura.

Pandora_cc dijo...

Hola Superyo. Me alegra que compartas el gusto por Terry Pratchett. Son realmente geniales.
Un saludo y muchas gracias por dejarte ver. Hacía tiempo que no sabía nada de ti.
Besooos!

ShiroDani dijo...

Esto me recuerda que tengo un proyecto-libro de este tema y eso me mosquea con migo mismo. Sobre el final, dices: Porque lo natural es que una mujer sea bruja, no maga... Lo dicen las normas...
Por mera curiosidad, ¿Qué normas? Yo diría sobre eso, que lo natural es que una mujer sea Hechicera, no bruja. Esto lo fueron antes y durante mas tiempo. Algún día tendremos un encuentro sobre este tema, frente a café o lo que sea.
Un abrazo hechizado, que no embrujado. Jajajaja

Pandora_cc dijo...

Son las que los magos de Pratchett tienen en su Universidad Invisible, en las que "consta" en algún lugar, que los magos sólo pueden ser hombres, y las mujeres sólo brujas. El problema empieza cuando una niña, Esk, recibe al nacer un bastón de mago, y al hacerlo se transforma automáticamente en "niña mago", cosa impensable para los rectores de la uni, porque las normas dicen...
Un abrazo ShiroDani!