martes, 5 de julio de 2011

Brujerías. Terry Pratchett



Coincido plenamente con la opinión del Chicago Tribune: "Muy divertido... invita sutilmente a reflexionar".

En esta segunda entrega de la saga de las brujas, el británico nos hace viajar a Lancre, un reino rodeado de árboles, morada entre otras tantas cosas, de tres brujas: Yaya Ceravieja, Tata Ogg y Malgrat.

Ante el desafortunado incidente sufrido por Verence, el rey de Lancre (que sin quererlo se clavó un cuchillo por la espalda a sí mismo mientras tropezaba bajando unas escaleras), alguien que pasaba por allí, decide que sería de suma descortesía por su parte dejar abandonado el reino. De modo que decide tomar el trono mientras sus guardias salen a la caza del heredero legítimo, el pequeño hijo del rey Verence, que, por circunstancias de la vida, ha ido a caer en manos del trío de brujas más particular del Disco.

La historia, como siempre, está narrada con la genialidad que caracteriza a Terry Pratchett. Las páginas pasan sin que uno llegue a percatarse siquiera. La historia engancha, hace sonreír y, como dicen en el Chicago Tribune, reflexionar.

Muy destacable la realidad que se esconde tras el resonar cascabelero de la ropa que lucen los integrantes del Gremio de bufones... ¿quién lo iba a decir? Y quién diría también que, cuando se avanzan quince años en el tiempo, estos no se pierden, sino que se ganan.

Quiero emborracharme a la luz de la luna con vino espumoso, y cantar la canción del puercoespín, para rendirle homenaje a este magnífico autor que, hace unos pocos días, comenzó a agilizar los trámites para dejar este mundo.

Aunque se vaya del modo que considera más digno, él y sus historias siempre estarán con nosotros.

Desde El estante, le doy nuevamente las gracias a Terry Pratchett por traer magia a las vidas de aquellos a los que, a veces, se le olvida que pueden soñar.
Sólo deseo que cuando aparezca LA MUERTE, se lo lleve a tomar una buena cerveza e intercambien impresiones antes de ayudarle a cruzar.

Gracias a todos.


4 comentarios:

Medusa Dollmaker (A.M.R) dijo...

Tia, genial reseña, ya sabes que me chiflan las tres maris de Lancre!

Alicia dijo...

Estoy deseando pillarme algo de Pratchett, pero no lo encuentro por ninguna parte. Ferias del libro, librerías en general...
Vale, quizá acabara antes pidiéndolo a una librería directamente... pero reconozco que soy un poco Indiana Jones en esto de la lectura. Me gusta encontrar por mí misma los "tesoros". Me hace mucha más ilusión cuando los consigo
¡Un abrazo, Pandorita! :-*

Pandora_cc dijo...

Son la leche. Yo quiero peluches, pins y chapas del trío lalala.
Me declaro fan absoluta. xD
Besicos!!

Pandora_cc dijo...

Hola Alicia!
Coincido contigo. Ir a la caza mola que te cagas jajaj. Por estos lares también practicamos ese buen arte.
Terry Pratchett bueno, está recomendadísimo. Los libros más flojillos son los de "comienzo de saga", pero eso tampoco es significativo. Por lo que he visto podrías leer cualquiera que caiga en tu trampa de cazadora, y creo que te gustaría igualmente.
Ya me cuentas, guapura.
Muas!!