lunes, 4 de julio de 2011

Donde los árboles plagian

Hoy vengo calentita, señores.
No quiero que esto parezca una entrada sensacionalista (nadie piense en nada impreso en papel amarillo, ruego) no trabajo para nadie ni pretendo desprestigiar a nadie: EL JUGUETE ME LO HE ENCONTRADO ASÍ DE ROTO.
Eso sí, antes de entrar en materia, he de advertir a aquellos devotos extremos de Cris Ortega que vayan a dar con mi rinconcito en internet, que ESTA ES MI OPINIÓN, EL QUE NO QUIERA LEER ALGO QUE NO LE GUSTE, SENCILLAMENTE QUE DEJE DE LEER AHORA.


Llega un punto en el que hay que saltar ante el descaro, el morro y esas cosas que tocan las pelotas al más pintado (nunca mejor dicho).
A quien no conozca a la anteriormente citada, le diré que es una chica de Valladolid que saltó a la fama en 2007 ó 2008 (no lo tengo muy claro) con la publicación de su libro de ilustraciones Forgotten. Todos los que lo hayáis tenido en la mano, apreciaréis que tiene una mano magnífica, una calidad en acabados brutal y una delicadeza en el detalle que deja frío al público. Pues bien, quizá no penséis lo mismo de ahora en adelante.
Vale, vamos a lo escabroso.

Casi desde el principio de su carrera, Cris Ortega ha huido de las acusaciones de plagio que se han vertido sobre ella. Al principio la gran mayoría de gente no le dio importancia al tema, ya que estas acusaciones (sobre todo para los que empiezan), son lacras que deberán arrastrar a lo largo de su carrera, siendo fundadas o no (estoy hablando de las referencias que todo el mundo tiene cuando empieza, hasta que adopta su estilo personal). Pero no es el caso de esta fantastipótama ficha de dominó. Las acusaciones que le llueven no son fundadas, creo que son fundadísimas, y es que la buena muchacha domina el arte del corta y pega que da gozo. No, no penséis que exagero, estaría bien, pero no. Y para muestra un botón:

(este lugar lo he encontrado de coña, tras leer una nueva acusación de plagio)

¿Y qué me toca la moral de este tema? Sencillo: el tema en general.

Tenemos talentos en este país que asustan, tenemos ilustradores que están luchando por sacar la cabeza, hacerse ver gracias a su talento, en el mundo del arte (todos sabemos que eso no es difícil, es lo siguiente). Tenemos tanto diamante en bruto que se sacrifica horas y horas frente al ordenador, frente a sus papeles en blanco, que mejora poco a poco, que se esfuerza, que se mancha las manos con los materiales, que lucha, que se mueve... Y en contrapunto tenemos a este tipo de artistas, que lamentablemente está en el candelero. Pero lo malo no es que triunfe, yo me alegro por la gente que lucha por lo que quiere y lo logra, los considero ejemplos a seguir. Lo malo es que esta chica esté donde está gracias al trabajo ajeno.

Tengo amigos, muchos amigos que están de un modo u otro implicados en el arte, tengo un amigo dibujante, ilustrador, escultor, que crea maravillas con las manos. Este amigo, y tantos otros viven su arte, se mueven por ella, respiran de ella, y sin ella no son nada. Pero esto... ¿qué es esto? ¿en qué piensa esta chica? ¿qué somos, tontos o qué? ¿hay que aplaudir sus plagios como si fueran algo conmovedor, y permitir que el autor real de la obra siga trabajando duro, intentando hacerse un hueco a base de esfuerzo desde las sombras?

No somos tontos, podemos estar engañados, pero tenemos herramientas como ésta (loada internet) que nos ayudan a descubrir las injusticias de este mundo. Y cuando eso ocurre, ya no queda gloria para el que engaña.

Lo que más me repatea es que tiene talento, tiene todo lo necesario para triunfar por sus propios méritos... No me lo explico llena de vergüenza ajena como estoy, así que sólo me queda imaginar que, cuando lo que te mueve es la cuenta bancaria, se te olvida porqué empezaste en esto, y te da igual pisar a quien sea.

Sólo espero que disfrute de su éxito como ilustradora mientras pueda, porque al final las cosas se descubren y el público se hace eco. Ya lo dice el refrán, a todo cerdo le llega su San Martín.

Indignada primera de España y segunda de Dinamarca.

Gracias.

Pandora





6 comentarios:

ShiroDani dijo...

¡Que triste!
Uno puede hacer una cosa mejor o peor, derecho, al revés, mas bonito o menos; pero plagiar... es peor que no hacer nada.
¿Como se tiene que sentir uno de vacío para hacer estas tonterías?
Mi opinión (como mero trabajador del retoque de imagen digital) es, que no tiene ni gracia para copiar. Se ve tan escandaloso y vulgar en el enlace que has puesto…
Hay que elogiar mas el trabajo del creador del blog “Fakeortega” que el esfuerzo (bien poco) de copiar de esta mujer.
Felicidades Mimi. No, por descubrir el blog y al mismo tiempo a esta “artista”, sino por recordarnos el refrán ese tan famoso: “No todo lo que reluce es oro”. Por recordarnos que entre las lentejuelas de la fama, entre el arte bien pagado y la lucha por figurar como sea y donde sea, también hay mucha mierda, y no de la que se desea en el teatro.

Pandora_cc dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Shiro. Es indignante que estas cosas sucedan. Que querer estar ahí, en primera línea, te lleve a pisotear al resto y hacerlo como dices, de mala manera y con poca gracia. Si esto nos duele, nos jode, a los que "no estamos directamente metidos en el tema", imagina lo que deben sentir sus compañeros, los que sí trabajan por ser originales y consiguen estar ahí precísamente por ello. En fin, como bien dices, no todo lo que reluce es oro, y aquí tenemos el ejemplo perfecto.
Desde aquí, sólo quiero mandar palabras de ánimo a los que luchan por lo suyo honradamente. Por fortuna, no todo el mundo llega a lo alto haciendo lo que ella.
Un abrazo!

Medusa Dollmaker (A.M.R) dijo...

Tia, me he quedado muerta...

Pandora_cc dijo...

Es que es muy heavy...

P.R.Sa dijo...

La autora denunció todas las páginas y galerías de imágenes que se hacían eco (por infringir los derechos de autor xDD) y fueron borradas de la Red. El blog Fake Ortega se mantiene pero ha desaparecido del buscador de Google. No quieren que la gente se entere.

Pandora_cc dijo...

Que curioso que tomen esas medidas desde los despachos ahora, y no cuando se supone que tenían que valorar la originalidad de los trabajos.
Creo que si ya tenía claro que no iba a comprar nada de Cris Ortega, esto lo ratifica.
Gracias por el comentario P.R.Sa