domingo, 30 de octubre de 2011

Cosas que debes hacer cuando te ataque uno de estos bichos Hallowenescos

Vamos a ver, imagina lo siguiente...
Noche de difuntos (Halloween en versión más sofisticada), caminas por una calle estrecha, oscura. No hay a penas nadie fuera de casa, sólo niños que aprovechando el momento, corretean disfrazados pidiendo caramelos de puerta en puerta. Hace frío. Tienes frío. Tanto que te reprochas haber elegido para una noche como esta, ese cardigan tan poco apropiado, pero que conjunta estupendamente con los zapatos y el bolso.
De pronto escuchas un sonido extraño, una especie de susurro. Haces que cese el taconeo (por precaución más que nada) hasta que localizas su procedencia. Viene de la esquina, y lo que es peor, en cuanto la gires toparás de frente con ese "algo" que aún no has conseguido determinar.
¿Qué hacemos ahora, reina?

Menos mal que en El estante hay gente de bien que te va a dar las claves para que, si en esta Noche de difuntos/Halloween, te ataca un bicho pesadillesco, sepas cómo defenderte.



¿Qué hacer si al volver la esquina encuentras un...

ZOMBIE

Estás jodida, mari. Vaya suertecita tienes...
Vamos a analizar la situación: te has encontrado con Blancanieves zombie, que además lleva consigo a sus siete enanitos zombies, es decir, ocho contra una. Tienen hambre de cerebros, y aunque a unos les guste más el cerebro al ajillo y otros lo prefieran en su salsa, la realidad es que a todos les apetece comerse el de una chica que sabe conjuntar los cardigans con los zapatos.



PLAN A: intenta ser maja y reza para que, como en Zombies Party, sean lentos del copón y te de tiempo a llegar a casa para atrincherarte.
PLAN B: sácate el Iphone del bolso. Enséñale a Blancazombie la pegatina molona que llevas. Házlo desde el cariño, que la muchacha piense que sois colegas. Y si sale bien, acabaréis bajándoos juntas música de Itunes.
PLAN C: Blancanieves tiene un HTC que lleva Android. Despídete de tu cerebro, perla.



¿Qué hacer si al volver la esquina encuentras un...

VAMPIRO

Muahahahhah... En fin.
Tienes a un vampiro (DE ESTOS DOS, EL QUE PREFIERAS) muertecico del hambre, pobrecito él, suplicando jadeante tu cuello jóven y frágil para calmar su sed...



PLAN A: Manda a tomar por saco el cardigan y déjate morder.
PLAN B: Manda a tomar por saco el cardigan y déjate morder.
PLAN C: Si no te convence aquello de tener dos conductos extra en el cuello, medita... Y después de meditar Manda a tomar por saco el cardigan y déjate morder.



¿Qué hacer si al volver la esquina encuentras un...

MONSTRUO

Primero céntrate. No es un gato (por mucho que la niña de la peli insista), y el otro no es un guisante dopado. Quédate muy quieta. Espera a ver su reacción...




PLAN A: Si tras un minuto en modo estatua nadie se mueve, recuerda que tienes piernas (además de frío) y vete a casa.
PLAN B: Tú que eres muy perceptiva, ves que ellos están nerviositos. Echa mano de la rosquilleta que te ha sobrado del almuerzo y con un amable "piiiiitas pitas pitas" acércasela. Aprovecha para reemprender el camino a casa mientras se la comen.
PLAN C: Tú estás nerviosa, ellos sorprendidos. Echa mano de tu ingenio y cántales algo. ¿Qué? Pues no lo sé... emmm... Piensa rápido... "BULERÍA BULERÍAAAAAAAAA TAN DENTRO DEL ALMA MÍAAAAAAA!!!!!!!!"... Míralos como corren. Ellos tienen más miedo que tú. En sólo unos segundos tú eres el monstruo. ¿Ves que fácil? xD



¿Qué hacer si al volver la esquina encuentras una...

MOMIA

Las momias tienen mala baba (esta al menos) así que puedes...



PLAN A: hacer como que lo has confundido con un "aparka" y escapar calle arriba al grito de "NO TENGO SUELTOOOOOOOO"
PLAN B: Cortarte el flequillo en plan recto y despedirte de tu madre decidida a ser su nueva Anck Su Namun.
PLAN C: Si aún lleva algo de venda por ahí, acercarte con un mechero y enciéndesela. Luego aléjate cuanto puedas y escucha como hace PEEEEEEEEIMMMMMMMMMM como los masclets falleros.



¿Qué hacer si al volver la esquina encuentras un...

HOMBRE LOBO, HOMBRE PERRO, HOMBRE SABLE, HOMBRE RANDOM

Mira, al ser medio animales huelen el miedo, así que yo para este caso, y en confianza, te diría que...




PLAN A: tira de correa, nena. Átale una al cuello (usa la del bolso si acaso), llévatelo a rastras hasta tu casa y llámameeeee!!!!!
PLAN B: ¿que te dan alergia estos bichos? Pues nada, reina, llámame que yo te quito el problema de encima... Muahahhahahhahahahhah....
PLAN C: ¿sabes que hay cortauñas para perros y gaticos? Adóptalos y cómprate uno. Hazles un huequecito en tu corazón, que seguro que lo han pasado fatal y necesitan cariño... Muahhahahahahha... Y bueno, si eso llámame, que me encantan los animales y seré feliz al conocer a tus nuevas mascotas xD.



¿Qué hacer si al volver la esquina encuentras un...

FANTASMA

Vamos a suponer que no es uno de estos en plan sabanero, sino que se parece más al de aquí abajo.



PLAN A: deja el trabajo, deja el estudio, deja de ser autónoma y ponte a la de ya (copóooooooooooooon) a estudiar alfarería!!!
PLAN B: no te pongas burra, que tiene cara de bueno y de sufrido, no se vaya a evaporar. Dile que te haga magia y haga levitar una monedita hasta tu mano. Eso a ellos les cae simpático.
PLAN C: Si te decides a dejarle morar por tu casa y aparece por ahí una señora con trenzas y sin cejas, NO-LA-DEJES-ENTRAR xDDDDDDDDDDD



Bueno gente, hasta aquí la paja mental de esta noche previa a la de Halloween.
Ojala os estéis partiendo la caja tanto como yo xD
Suerte con los disfraces y toda la pesca.
ÁNIMOOOOO a los que, como nosotros, no hacéis puente.
Y lo dicho, por indicaciones que no sea. Trucos pocos y tratos depende con quien xD

Muas muas


P. D. AVISO IMPORTANTE!!!
Mañana acaba el plazo para que participéis en el concurso de nuestros blogs (ver enlacen en la cabecera). Os dejo un enlace al de Ginés Vera, donde habla del tema en su última entrada. Graciaaaas!!!
http://ginesvera.blogspot.com/2011/10/concurso-de-relatoqueda-un-dia.html

miércoles, 26 de octubre de 2011

Venice




Autor: Hortensia Rodrigues
Técnica: Acuarela
Precio: 100€
Presentado en marco renacentista.*
Interesados envíen un correo electrónico a la dirección especificada a continuación:
pandoraolvidada@gmail.com

*Estilo a convenir con el interesado



sábado, 22 de octubre de 2011

Zalacaín el aventurero. Pío Baroja


Pese a tener El árbol de la ciencia en el estante, esta novela de Pío Baroja, es la primera que me ha caído en las manos.
No ha sido fortuitamente (como algunos sabéis, acudo a un club de lectura dirigido por Ginés Vera), puesto que Zalacaín el aventurero era el título propuesto en la pasada reunión de septiembre. Y bueno, voy a comentarlo también aquí, más que nada para que si alguien la ha leído y le apetece intercambiar impresiones, deje su comentario.
La historia de Martín de Zalacaín comienza por prescindir de la escuela, enamorarse de la niña rica del pueblo y llevarse a muerte con el hermano de ella. Al quedarse huérfanos (él y su hermana) son adoptados por Tellagorri (me ha encantado este personaje), el tío abuelo de los niños. Su carácter e inquietudes se irán forjando a medida que aprende lo que ha de saber, del patrino caradura y bienhechor.
Está ambientada en la guerra carlista, en el País Vasco (tanto el francés como el español), y es en el grueso de la misma donde se da a conocer al lector, precisamente, las aventuras que corrió el inconformista Zalacaín entre balazos, soldados y tráfico de mercancías. La verdad es que el título le va al pelo.
No obstante, he de advertir a quienes aún no lo sospechen, que las aventuras narradas en este libro no son las que a uno le vienen a la cabeza porque sí, así a vuela pluma (al menos en esta época). Nada de piratas ni de caribes, gente, esta novela es costumbrista, muy suya, aunque no resulte complicado seguirla.
Lo bueno, lo que me ha encantado, es que el autor hace unas descripciones brutales, logrando en cinco o seis párrafos, llevar al lector a la acción (de hecho, pienso que la descripción que aparece en el prólogo, donde se refiere Pío Baroja a la aldea de Martín, es una de las mejores que he leído nunca).
Lo malo, que teniendo ese don para el detalle a la hora de describir, es una pena que no sea empleado para dar credibilidad a los acontecimientos que marcan la vida del personaje. Me explico: la descripción que comentaba del prólogo es sólo una de tantas, en el libro hay algunas que incluso llegan a ocupar una página completa, sin embargo para describir algunas situaciones de los personajes que no tengan relación con la guerra y las aventuras, toda la información queda condensada en una línea. Ejemplo: "tras regresar se casó, al año tuvo un hijo y el bautizo fue una fiesta"... No sé... No me convence. Vale que la línea argumental sea la de las aventuras y eso no sea una aventura, pero condensar de ese modo, a mi entender, hacen que personaje y trama pierdan credibilidad*.
Lo recomendaría a todo aquel que eche en falta tardes de verano y quiera sumergirse en pueblos y costumbres. Los "morriñosos" como yo, disfrutarán de este libro.
No lo recomendaría a quien busque una novela con varias líneas argumentales, y "giros dramáticos del guión" porque no las tiene. Esta obra es de la vieja escuela, y como ya he dicho por ahí arriba (y repito por aquí abajo), trata de aventuras, sí, pero carlistas.
¿Qué título nos aguardará en la próxima reunión? ¡Qué suspense Diommío! xD
Gracias a todos.


*Wooo!!! Primer asterisco de nota al pié, me encanta xD
La cosa es que esta es la primera novela costumbrista que leo (o al menos que recuerdo). No sé si lo que comentaba de las descripciones es ley en el resto de obras de este tipo, de ahí el asterisco, muchachada.
Gracias again. Muas!

domingo, 16 de octubre de 2011

Entrevista a Sarima. Ilunabar, Magic Fables




Buenas noches estantianos.


Hoy no os traigo una entrevista, os traigo lo siguiente. La protagonista de la noche es Sarima, artista digital, ilustradora y mercenaria de innegable talento, que cuenta en su haber con las técnicas más delicadas, la capacidad de crear imágenes tan evocadoras que son como sueños, y hordas de seguidores que alaban su trabajo. He tenido el placer y privilegio de hacerle mis preguntas y que las responda en estas fechas, cuando quedan días para la publicación de su primer libro, Ilunabar. Una maravilla que nos llega de mano de la editorial Dibbuks.


Conoced a Sarima. Aún tendréis que esperar un poco para hacer lo propio y adentraros en Ilunabar.


Espero que disfrutéis de esta entrevista tanto como yo.




M: ¿Empezamos?

S: Cuando quieras. Como te prometí, intentaré dar respuestas coherentes y parecer una persona mentalmente estable (risas)


M:”Fábulas mágicas del atardecer”... Ya sólo la traducción del nombre de tu libro, cae en el lector como poesía. A mí particularmente me huele a bosques, verdes y ocres. ¿Cómo nació Ilunabar?

S: En los bosques, precisamente. He nacido y vivido gran parte de mi vida en Euskadi, rodeada de naturaleza y su tradición de culto a ella. De hecho, en la mitología vasca la deidad principal es Amalurra, la madre tierra. Muchas de mis ilustraciones estaban inspiradas por esta cultura de naturaleza mágica, así que crear un libro con las historias que han rondado mi cabeza durante años, era la conclusión lógica. Al principio empezó sin orden ni concierto, plasmando los personajes a medida que surgían de mi mente y luego ellos mismos fueron ocupando sus lugares y creando el hilo conductor. El título era arriesgado, porque no quería que se sintieran excluidas las personas que no hablan euskera, pero me pareció que Ilunabar era una palabra lo suficientemente evocadora aunque no se supiera su significado.


M: Una de las ilustraciones que más me gustan y forman parte del proyecto es Amalurra, pero me he quedado impresionadísima con la portada del libro. Parece que la figura se vaya a salir del papel, llenando la habitación de cantos de pájaro y primavera. ¿Puedes contarnos algo de ella?

S: De hecho Amalurra es el origen de todo. Es una interpretación muy libre y personal que abrió la puerta a la idea de convertir en ilustraciones la magia que nos rodea en la naturaleza y que por estar acostumbrados a vivir no damos importancia. También fue mi espaldarazo al nivel profesional al ganar el certamen Mallorca Fantástica con ella. Es mi ilustración amuleto. La ilustración de portada “Una nueva vida” representa uno de esos milagros que pasan desapercibidos, el nacimiento, el despertar a la vida con todas las posibilidades que esta ofrece. Está inspirada en el momento en que sostuve a mi hija recién nacida en brazos y aquel bultito lleno de vida me maravilló. Además fue precisamente mi hija ya adolescente, quien me sirvió de modelo para ella (y para otras cuantas del libro)


M: Según lo que me han ido comentando algunos compañeros, es casi tan complicado el guión como el mismo proceso de ilustración. ¿Qué parte de Ilunabar te dio más guerra?

S: El guión aunque no es una historia lineal sino una serie de pequeñas historias individuales, fue surgiendo sobre la marcha, mientras iba caminando por el Ilunabar de mi imaginación. Ponerlo en palabras fue lo más complicado, porque no soy escritora y todas las sensaciones y sentimientos que me habían inspirado las ilustraciones, estaban precisamente volcados en ellas. Me parecía que hablaban por sí mismas y crear textos que las acompañaran fue complicado hasta que simplemente me puse a jugar con mis personajes, a escucharlos ahora que fuera de mi mente tenían vida propia y mucho que contar. Es por eso que la mayor parte de los textos surgen de boca de ellos.

Me costó descartar ideas, me quedan muchísimos personajes e historias que contar, tal vez tenga la oportunidad de hacerlo más adelante.


M: Tu prólogo es bello, cercano y muy personal... Siempre dejamos parte de nosotros en los proyectos que emprendemos. Dinos, ¿cuánto de ti hay en este mundo de fábula?

S: Muchísimo, todo. Cada habitante del bosque, cada escena, representan aspectos de la vida que me maravillan. La maternidad, la amistad, el amor, la inocencia, la música, la capacidad de soñar, las ganas de vivir, la belleza, incluso la sensualidad. Pero sobre todo la magia de las cosas sencillas. El prólogo es un mensaje de bienvenida, una puerta abierta a mi mundo interior.






M: Si te parece, comentemos aspectos más técnicos de la obra. Me ha llamado la atención que pese a lo fantasioso del proyecto, emplees un estilo realista (insisto en que las figuras parecen cobrar vida) ¿cuánto tiempo llevas trabajando este estilo?

S: Unos 7 años. Mi estilo al principio era más figurativo, con figuras alargadas parecidas a los figurines con los que trabajaba, pero cuando empecé a dominar el medio digital e introducir técnicas pictóricas clásicas que empleaba en la pintura tradicional, me gustaron (y gustaron) los resultados y seguí por ese camino, en el que todavía sigo luchando por aprender y evolucionar.

No descarto y me parecen atractivos otros estilos, he hecho trabajos de ilustración infantil de técnica más sencilla y figurativa, algunos incluso de estilo cómic, pero son los menos.


M: Háblanos de ti. ¿Cuáles fueron tus inicios en el mundo del arte?

S: Aunque suene a tópico, yo era la típica niña bolita que iba a todos lados con su cuaderno de dibujo y su caja de plastidecor. Estudié diseño textil para “ganarme la vida” pero tuve la suerte de tener un excelente maestro de arte, que me enseñó técnicas de pintura clásica y dibujo anatómico y que se empeñó en llamarme pintora y esperar que me decantara por la pintura. Cuando a los 32 años después de muchos años en el diseño nupcial decidí volver a mis orígenes pero reciclándome con las nuevas tecnologías, descubrí que lo que había sido una afición, era mi pasión y que podía llegar a dedicarme profesionalmente a ello.


M: ¿Qué diferencias ves entre dibujante, pintor e ilustrador?

S: Un ilustrador es un currito, su trabajo es crear una imagen de una idea o concepto y aunque lo tradicional es que se apoye en el dibujo y la pintura, hay excelentes ilustradores que no saben dibujar ni lo necesitan. Se basan en el diseño gráfico y la fotomanipulación, en el collage y cualquier otra técnica que esté a su alcance. Engloba todo y por eso me gusta. Es una especie de todo terreno, no me limita ni encasilla.


M: Al ser tu primera publicación imagino que trabajar sometida a la presión de fechas y demás, ha sido como poco “divertido”. ¿Cómo se lleva la gestación de un proyecto de esta envergadura?

S: Pues lo de las fechas tampoco está tan mal. Te obliga a ser disciplinada y metódica con el trabajo, A evolucionar y aprender nuevas técnicas para optimizar el tiempo empleado. Mi editor además me ha animado todo el proceso y no me ha presionado. Lo peor quizá ha sido la recta final, con cambios que hacer “para ya” porque el impresor espera. Esos pequeños cambios que calculas un par de horas y te pasas dos días sin vivir ni dormir por querer dejarlo perfecto. Pero como me encanta lo que hago, me aplico lo de “sarna con gusto, no pica”


M: Estoy segura de que a muchas otras (igual que me pasó a mí) se le van a abrir los ojillos al descubrir que les gustan los faunos tramposos xD ¿te gustan los faunos tramposos? (queremos póster!!! huy... qué tos... xD)

S: Me gustan, me gustan. Además no tenía demasiada experiencia ilustrando personajes masculinos, así que mi libido me ha sido de gran ayuda con cierto fauno tramposo al que te refieres. Ya te dije que mis personajes viven en mi imaginación. Me gustan los chulazos canallas, qué se le va a hacer.

Respecto a lo del póster lo tendremos que comentar con mi editor, creo que él no ha percibido las posibilidades del asunto…









M: Vale, balazos. Cuidado que va el primero.

S: No hay dolor, dispara


M: ¿Artista o mercenaria?

S: Mercenaria suertuda que trabaja en lo que le gusta, que además es un oficio creativo. Yo no trabajo por amor al arte, aspiro a ganarme la vida con esto. Lo de artista me suena a iluminado y no me gusta nada, aunque respeto a quien se considera como tal.


M: ¿Has escuchado algún concierto de ranas?

S:Me he criado entre la ciudad y el campo. He escuchado muchos y con acompañamiento de grillos y cigarras. Me recuerdan las noches de verano cuando era niña, sentada en un muro de piedra con mi madre contemplando la luna y las estrellas. Hay quien lo llama ruido. Ellos se lo pierden.


M: ¿Qué libro hay sobre tu mesita?

S: Agaroth y el maestro del conocimiento de Kendall Maison. Mitad placer, mitad trabajo. Se va a reeditar y soy la encargada de la portada y las ilustraciones interiores. Debajo está mi ebook reader. De los miles de libros que tengo dentro pendientes de leer, tengo empezado La caída de los gigantes de Ken Follet.


M: ¿Con qué personaje te gustaría tomar o haber tomado un café (birra, vino, etc. en su defecto)?

S: Aunque ya le conozco en persona, nos hemos encontrado en muchas ocasiones e incluso es mi padrino en este primer libro con una preciosa loa que me ha escrito para la contraportada, me gustaría tomarme ese café ¿cubata? Con Luis Royo, al que admiro muchísimo, por su talento y su inteligencia para gestionar su carrera y con el que por los compromisos sociales nunca he tenido tiempo de charlar largo y tendido.


M: ¿Algún proyecto confesable en marcha? Prometemos guardar silencio, los estantianos somos buena gente xD

S: Pues estoy negociando para entrar como portadista en la nueva editorial de Kendal Maison y Megan Maxwell y tengo un cuento infantil aparcado en mi disco duro que me pide a gritos que lo termine de una bendita vez. También me apetece hacer algo más gore y gótico de nuevo. Esa parte oscura también forma parte de mí, lo puedes ver en la galería de mi web.


M: Tu libro es amor del que se desea tener entre las manos ¡ya!. ¿Cuándo, al fin, podremos disfrutarlo?

S: La presentación oficial es el 25 de Noviembre en la feria del cómic de Getxo, pero como he sido buena chica y he hecho mis deberes a tiempo, mi editor piensa que pueda estar antes, tal vez para la Imagicon de Valencia del 12 de Noviembre. En mi web y la de Dibbuks se informará cuando esté a la venta.


M: ¿Te ha gustado la entrevista?

S: Pues sí y me ha hecho mucha ilusión, aunque yo sea más de charlar por los codos que de escribir.


¡Muchas gracias! :D




Yo estoy deseando tener el mío y conocer a esta mujer que me ha dejado boquiabierta. Ya sabéis, estará en Imagicon este mes de noviembre. No faltéis a la cita con Sarima e Ilunabar.


¡Gracias Sarima!

Si queréis conocer más sobre la autora y sus obras, podéis consultar estos enlaces:

http://sarima.deviantart.com

www.envuelorasante.com












Manipulación mediática: me pongo palota.

Ilustración: www.marilungo.com


¡Que levante la mano quien esté de acuerdo en que las mentiras descaradas del periodismo se paguen con el despido!

Ideología, supongo que todo esto es por cosa de ideología. Jamás confesarían que es política, pero no lo creo necesario... Los del ABC se han coronado xD.
No voy a colgar la fotografía que ellos han publicado, porque realmente, me parece innecesario. Todo el que se ha interesado por el 15O, seguramente ha visto ya los titulares en prensa. La imagen que he colgado manifiesta para gran cantidad de usuarios de Twitter (y para mí), lo que ha ocurrido en realidad.
No sé si aplaudir, echarme a llorar o ponerme a escribir una carta a la redacción del ABC poniéndolos a bajar de un burro por sucios.

¿Cómo funcionan los medios que supuestamente deberían informar al público? ¿Qué deberíamos hacer para empezar a pensar que, dentro de la gran cantidad de información que nos llega, igual en alguna no se nos está tomando el pelo?... Y lo más importante ¿qué ha pasado con aquello de la veracidad informativa lejos de ideologías políticas? Mmmm...

Me estoy dando cuenta de que algunos medios de comunicación no son tal, vale que te llames periódico y te vendas en kioscos e incluso papelerías, pero esto huele a spot publicitario que tira "patrás". ¿Y si resulta que cada página, cada columna, fuera un reclamo del jefe del "señor jefe" de redacción, para que el público engulla lo que le conviene? Creo que, tristemente, es lo que ocurre.
La gente que sólo lea el ABC y no se fije en la letra pequeña, seguirá pensando que:

1. Los indignados no son ciudadanos ni son sus vecinos, son "otra cosa".
2. Como "cosa" así muy aleatoria, en las reuniones delictivas que organizan, puede haber de todo (vandalismo, botellones, drogas...). Así que se deduce que la "cosa" es mala.
3. Para colmo de males, en su círculo no hay "cosas malas", así que los que acuden a ese tipo de encuentros, son unos vagos que no tienen nada mejor que hacer.

Si esta gente completa su información con el noticiario "que va después de Los Simpson" (por decir algo), están jodidos.

Así que bien, esto automáticamente se convierte en algo divertido xD.

Insisto en proponer despidos para la gente responsable de estas tomaduras de pelo, cuyo valor significativo individual como persona, periodista, político o empresario, es una gran mierda a mi entender.

Hasta ahí la opinión de una servidora. No voy a seguir leyendo más ni informándome al respecto. Para nada pretendo que nadie comparta su opinión con la mía, ni influir en la suya. Así que recuerden quienes se sientan aludidos: este es mi blog y aquí soy Dios.

Gracias a todos.

viernes, 14 de octubre de 2011

I Concurso de relato de terror Halloween 2011


Hola a todos, se acerca una fecha ideal para dar rienda suelta a vuestra imaginación y a vuestros relatos de terror: El día 1 de noviembre, Halloween para unos, festividad de Todos los santos para otros.

Lo importante es que hemos decidido poner a prueba ese ingenio que cada cual lleváis dentro cuando se trata de miedo, terror, fantasmas y demás. Cuando pensáis en Halloween a parte de en calabazas ¿no os evoca una tétrica historia de cementerios y cuervos negros?

Pues adelante! Ahora tenéis la oportunidad de participar en nuestro I Concurso de relato de terror Halloween 2011 organizado por nuestros blogs (http://pandoracc.blogspot.com y http://ginesvera.blogspot.com) y que este año dedicamos al maestro del suspense E. A. Poe. Podéis leer las bases a continuación y llevaos un magnífico premio aunque lo importante es participar. Queremos disfrutar con vuestros relatos o mejor dicho, queremos estremecernos de miedo al leer vuestras historias de mucho mucho miedito uuuuuuhhh!

¿A qué esperáis? El estante olvidado y ginesvera os esperan a tumba abierta. Que el espíritu de Poe os acompañe.



BASES



1. El estante olvidado http://pandoracc.blogspot.com/ y Ginés Vera http://ginesvera.blogspot.com/) convocan el I Concurso de relato de terror Halloween 2011.
Tema: Las obras versarán, en esta primera convocatoria, sobre uno de los relatos del escritor Edgar Allan Poe en una versión libre, coincidiendo con la festividad del 1 de noviembre de Todos los Santos/Halloween.
Sólo se admitirá UNA obra por autor/autora. La organización se reserva el derecho desestimar y no exhibir en la red los relatos que, de acuerdo con su criterio, no cumplan las bases o atenten contra los valores esenciales de dignidad humana y la convivencia social.

2. Requisitos:
Las obras deben ser escritas en idioma castellano, originales e inéditas, no premiadas con anterioridad, constituyendo un relato o cuento de 1 folio (máximo 2.000 caracteres con espacios).
Las obras se presentarán con tipo de letra Times New Roman tamaño 12, a través de los siguientes emails indistintamente: pandoraolvidada@gmail.com elobispocazalla@hotmail.es En el envío, el relato vendrá en un archivo adjunto con el título de la obra y en el cuerpo del email los siguientes datos: Nombre completo del autor, nacionalidad, título del relato participante y email de correspondencia. Todos los concursantes recibirán un email de confirmación de llegada de sus obras.

3. Plazos:
El plazo para la admisión de originales se abre el 17 de octubre y finaliza el 31 de octubre de 2011 salvo que antes de la citada fecha se alcance el cupo de relatos recibidos. Dicho cupo se ha establecido en 20 (veinte relatos) a partir de los cuales ya no se admitirán más obras a concurso. Se comunicará a través de los blogs convocantes (http://pandoracc.blogspot.com/ y http://ginesvera.blogspot.com/) el cupo alcanzado para evitar la recepción de obras fuera de concurso. No se admitirá a concurso ningún relato enviado fuera de plazo y en general cualquier otro que no cumpla las condiciones expresadas en las presentes bases.

4. ¿Quién puede participar?
Los autores/as y residentes en España (territorio peninsular) que presentarán su obra firmarán bajo pseudónimo. Los autores/as residentes fuera de España también podrán participar, no obstante, tendrán en cuenta el apartado correspondiente al punto siguiente respecto al premio.

5. Premio
Se hará público el fallo del jurado a través de los blogs convocantes el día 8 de noviembre de 2011. El fallo será inapelable y no se mantendrá correspondencia con los/las autores/autoras finalizado el plazo de admisión de obras. Se otorgará un único premio consistente en un libro de relatos de temática afín a las bases del concurso. El ganador/ra recibirá el premio por correo ordinario en la dirección que se le facilitará una vez comunicado el fallo del concurso. El premio no es canjeable por su valor en metálico. En el caso de que la obra ganadora correspondiese a un/a residente fuera de España (territorio peninsular) se dará la posibilidad de recibir dicho premio en una dirección postal dentro del territorio nacional peninsular que facilite ex profeso o bien el envío a otra dirección asumiendo por cuenta de aquel los costes de dicho envío.

6. La obra ganadora.
Una vez recibidas las obras se publicarán el día 1 de noviembre de 2011. Concretamente diez obras en el blog El estante olvidado y el resto, hasta las 20 totales en el blog ginesvera. Se abrirá un período de votación de las obras por parte de los internautas desde el momento de su publicación hasta el 7 de noviembre de 2011. Se establece como sistema de valoración de las obras presentadas a éste concurso aquel relato que haya obtenido un mayor número de votos de las obras publicadas. Dichas votaciones se realizarán directamente en los blogs convocantes (http://pandoracc.blogspot.com/ y http://ginesvera.blogspot.com/) hasta las 00:00 horas del 8 de noviembre de 2011. Así mismo, el ganador/ra mantendrá la autoría y los derechos de explotación de su obra cediendo temporalmente a los blogs convocantes aquellos, únicamente a efectos de difusión del relato ganador en dichos blogs, al finalizar el concurso.

7. Los convocantes del presente concurso se reservan el derecho de tomar iniciativas no reguladas en estas bases, sin que alteren el contenido esencial de las mismas.

8. El hecho de participar en este Concurso, presupone la aceptación de estas bases.



jueves, 13 de octubre de 2011

Nueva réplica al cuento número 32

Esta de mano de ShiroDani. Qué preciosidad de cuento *___*. Mil gracias...

UN VIAJE MUY ESPECIAL


Lo que aparentaba ser un viaje aburrido no lo fue al final, ni mucho menos.

Ya al subir al tren con mi padre presentí que aquel viaje sería muy importante para mí.

En el departamento ya habían sentadas dos mujeres de avanzada edad y un niño.

Una vez ya sentados, con tan sólo una mirada el niño aquel me dejo claro que no era bien recibido allí.

Debía tener mi misma edad y altura. Tras los saludos pertinentes entre los mayores, una de las señoras le indico al niño que me saludara, a lo que él despectivamente contesto que no, añadiendo después: —¡Yo no me hablo con pobres!.

La señora indignada le dio una bofetada en la mejilla y él le respondió con una patada al tobillo.

La señora, dirigiéndose al malvado niño le subrayo: —mira que bien educado esta este chico, no como tú. El niño no tardo en sacarle la lengua, y a mi, dedicarme la más desafiante mirada que nunca nadie me había dirigido. Yo me acurruqué. Mi padre le pregunto al niño por su nombre para de alguna manera apaciguar la tensión ya palpable. El chiquillo sin pensárselo dos veces le ingirió: —¡a usted que le importa!. La señora para zanjar la conversación se disculpó ante mi padre diciéndole que este chico estaba muy mal educado y muy consentido, pidiéndole por favor, que no le tuvieran en cuenta las barbaridades que pudiese dejar escapar. Mi padre asintió con la cabeza y una sonrisa.

Harto de ver por la ventana pasar paisajes sin mucho interés y contar los postes que pasaban velozmente, dirigí una mirada sin apenas girar la cabeza al niño para observar lo que hacía.

Él se percató y empezó a sacar juguetes de una mochila. A cada juguete que sacaba, me dedicaba una sonrisa burlona, sabiendo que yo me moría de envidia, recreándose además malvadamente en ello. Yo intentaba no mirarle, pero nunca había visto tantos juguetes juntos.

Cada muñeco que sacaba lo sentaba en el asiento frente a mí para mayor escarnio.

De repente, el niño gritó: ¡Quiero hacer caca!. Una de las mujeres le cogió del brazo y lo saco del departamento dirección al servicio. Al rato regresó ella sola llamando a la otra para que le ayudara, pues en niño había hecho seguro alguna trastada y la necesitaba. Salieron las dos apresuradas cuchicheando sobre si lo que les pagaban por ese trabajo era una miseria.

Mi padre al rato estaba dormido. Yo miraba los juguetes, maldiciendo a quien permitía que ese niño tan soberbio tuviera tantos juguetes y yo ninguno.

Estando yo en estas cavilaciones escuché una vocecita que hablaba: —¡hola! te hablo a ti. ¡Si a ti!.

Yo miraba a todos los sitios y no veía a nadie. De repente, cuando miré hacía los juguetes, me percaté que un pequeño Osito se movía como queriendo desembarazarse de todo lo que tenia encima.

—¡Ayúdame y no te quedes mirándome!. —Alego el Oso.

Le cogí por un brazo y tiré de él, sacándolo de debajo del montón de juguetes.

—¡Gracias chaval!. Me llamo Ezequiel. ¿Y tú?

Con cara de bobo le conteste: —Yo también me llamo Ezequiel.

Como una muñeca parlanchina empezó a soltar palabras sin pausa y a toda prisa. Yo le pedí que hablara más despacio, pues no entendía lo que decía.

Entonces dijo él: —tienes que llevarme contigo, si me dejas, el bruto este me descuartizará.

—Yo no puedo robarte, eres de él. —Le conteste apenado.

—¡Yo no soy de nadie!. —Grito desesperado el Oso.

—Si se entera mi padre te devolverá y seguro me castigará. Sólo ganaría una regañina.

—Pues, guárdame en tu bolsa y después me dejas en algún lugar cualquiera, pero, lejos del loco este—alego el oso Ezequiel— corre, por favor escóndeme en tu bolsa, que vienen.

Lo guardé dentro de la bolsa y casi al mismo tiempo entro el insoportable cagón.

Desde ese momento una mueca de satisfacción lucia ahora en mi cara. Él al verme entendió que algo había pasado en su ausencia. Como un poseso dirigió la mirada hacia todos los sitios. A cada lugar observado, me hacía un examen, por ver si notaba algo en mi. Miro los juguetes y tras ver mi preocupación reflejada seguro en mis gestos, se dispuso a contarlos, a pasar lista por ver si alguno le faltaba.

En ese mismo momento el altavoz del tren exclamo la inminente llegada a una ciudad que no recuerdo el nombre.

Las señoras, apresuradas, le ayudaron a recoger los juguetes, murmurando entre dientes, la mala suerte que habían tenido con aquel nuevo trabajo.

El tren paro y despidiéndose las señoras muy amablemente salieron del departamento.

Yo le dirigí al absorto niño la mirada mas envenenada que pude reunir, junto con un burlón aleteo de mi mano como despedida.

Después de algunas estaciones más, mi padre fue al servicio preguntándome antes si deseaba ir con él, a lo que le conteste que no tenia ganas en ese momento. Llevaba mas de cuatro estaciones esperando la ocasión.

Nada mas salir él, saqué a Ezequiel de la bolsa y le pregunté qué cómo estaba.

—¿Cómo crees que puedo estar, todo el día encerrado? —Me reprochó él.

—Lo siento. No sabía que los muñecos tuvieran vida.

Con tono burlón me imitó y después añadió: —Yo no soy un muñeco cualquiera.Mírame bien niño engreído, ¿qué ves?

Nervioso le observe y dije:

—Veo un Oso con una espada de madera y un escudo ¡nada más!.

—¡Por qué cada día son los niños mas tontos? —Muy enfadado esputó él.

—Mira enano, —dijo Ezequiel el Oso— soy un Oso Guardián de los Sueños. No todos los niños tienen la suerte de poseer uno. De no tenerlo, todo niño, terminara loco “como el estúpido niño de antes” o terminara asquerosamente rico, quizá banquero u poderoso. Siempre un infeliz, un atormentado por pesadillas y monstruos que ni te imaginas. Terminan siendo seres codiciosos de lo que no tienen, convirtiéndose en lo que sueñan, en unos monstruos.

Pero, quien posee uno de los Osos Guardianes… siempre dormirá tranquilo. Será más o menos feliz. Será una buena persona de gran corazón. Sí, quizá pobre, pero sabrá disfrutar de la vida, de sus pequeñas cosas y esos rollos que ya habrás escuchado.

—¿Y como hago para conseguir uno? —Dije con tristeza.

—Ya lo has hecho. Has tenido la inmensa suerte de cruzarte en mi camino así que, estamos unidos para siempre. Desde ahora somos uña y carne, chaval.

—¿Pero como se lo digo a mi padre?

—Piensa, chaval… Piensa…

Escuché a mi padre venir por el pasillo y lo dejé bajo el asiento de enfrente, en el suelo, sin saber qué hacer.

—¿Aún no tienes ganas de ir al servicio, Ezequiel?

— No papa, aún no. —Dejé caer yo nervioso.

Cogido al brazo de mi padre pasaban los minutos y yo muriendo por tener el oso a mi lado. Ezequiel, cada vez que mi padre cerraba los ojos un poco, me hacía señas con la espada de madera.

Al final se me ocurrió…

—¡Papa, mira lo que hay debajo del asiento, es un muñeco!. Alargue mi cuerpo que hervía de alegría y nervios y lo cogí.

Él, con el oso en las manos indicó: —Lo dejaremos en la estación al bajar; seguro que su dueño preguntará por él.

—Noooooo papa, ¡yo lo quiero!. Me lo he encontrado yo y no es de nadie. ¡Es mío! —Alegué llorando lo mas desconsoladamente que pude.

Tras un rato de dudas mi padre exclamó:

—No sé si esto estará bien. …tampoco es nada malo, ¿no?. Además te lo mereces por buen hijo… ¡De acuerdo, quédatelo!.

—Papa, ahora quiero ir al servicio con mi Oso Ezequiel.

—Ya le has puesto nombre… que rapidez.

Dirigiéndose al oso le habló:

—Cuida bien de tu tocayo Ezequiel ¡eh!.

En el servicio y con la puerta bien cerrada le hablaba yo al oso… él ni se inmutaba, no hablaba como antes, ni se movía siquiera; era como un muñeco cualquiera; estuve intentándolo durante mucho tiempo hasta que mi padre llamó a la puerta y me pregunto si me pasaba algo. Salí muy triste y sin saber que hacer ni decir, muy desconsolado.

Al llegar al departamento y sentarme deje a Ezequiel sentado en el asiento de enfrente y me dormí.

Al despertarme y aún con los ojos medio entornados me pareció ver como Ezequiel se movía un poquito. Una señal de sus ojos me lo confirmó.

Hoy han pasado muchos años de aquello, nunca más me hablo ni siquiera me guiñó los ojos nunca más; pero sé, que me defendió de pesadillas y monstruos en muchas ocasiones.

Lo mismo que hoy hace con mi hijo, ¡seguro!.


ShiroDani

http://poemas-efimeros.blogspot.com/




miércoles, 12 de octubre de 2011

La réplica al cuento número 32.

Gracias Ginés, es precioso...


Cuento para Miriam.



Miriam tenía sueño pero no quería irse a dormir, la historia que le había contado su primo la mantenía despierta. Su madre se dio cuenta de lo tarde que era y la cogió en brazos.


–No mamá, no quiero ir a dormir.

–Pero si es muy tarde, princesa. Ya es hora de que estés en la cama.


Mientras subían la escalera de la nueva casa hasta los dormitorios, Miriam vio como su primo le hacía burla y le recordaba con señas la historia del monstruo. Echaba de menos su antigua casa y su cama junto a la de sus padres, le contó a su madre cuando ésta terminó de colocarle el pijama.


–Pero tú ya no eres una niña pequeña, cariño. Ya puedes dormir sola.

Al ver que su madre apagaba la luz y cerraba la puerta la llamó

–¿Qué te pasa, cielo? Si tú ya duermes con la luz apagada, ¿recuerdas? A ver, ¿de qué tienes miedo?

Miriam se abrazó muy fuerte a su madre sentada de nuevo en la cama.

–Del monstruo del armario –le susurró.

–¿Del monstruo de donde?… Ya entiendo. Ha sido tu primo, ¿verdad? –Miriam asintió–. Pero cielo, tú ya eres muy mayor y sabes que los monstruos no existen.

–Pero…pero él me dijo que…

–Miriam, tesoro, eso fue para asustarte, no hay monstruos ni en el armario ni en ningún otro sitio, ¿ves?

Su madre abrió la puerta del ropero para tranquilizarla.

–¿Y mi osito? Quiero a mi osito de peluche, mami.

–Está guardado en las cajas de la mudanza.

–Pues no voy a dormirme sin mi osito de peluche.

–Está bien –repuso su madre acariciándole el pelo–, voy a por tu osito, ¿de acuerdo?


Miriam volvió a asentir viendo como su madre la dejaba sola. Al rato oyó unos ruidos procedentes del interior del ropero. Su madre le había mostrado que dentro no había nadie pero ella se cubrió con las sábanas, llamándola. ¿Y si era verdad aquella historia que le había contado su primo de que un enorme monstruo había vivido antes en la casa y saldría por la noche cuando se quedase dormida?


Dio un grito cuando oyó abrirse la puerta.

–Tesoro, soy yo, ¿qué te pasa?

Miriam se abrazó a su madre y a su osito Teddy.

–Me asusté.

–Vale, está bien, ya pasó. Ahora recuerda, no hay ningún monstruo. Duérmete mi vida, en cuanto se vayan todos subiré a verte, ¿de acuerdo?


Miriam asintió de nuevo abrazando fuertemente a su osito. Tras el beso de buenas noches su madre la tapó y apagó la luz antes de cerrar la puerta. Ya a oscuras, Miriam preguntó a su osito si tenía miedo de los monstruos. «Entonces yo tampoco», le susurró y poco a poco fue quedándose dormida.


Cuando todos en la casa dormían la puerta del ropero se abrió muy despacio. Teddy oyó las pisadas acercándose a la cama y soltándose del abrazo se encaramó a la almohada. Allí estaba, frente a él, un monstruo enorme de garras afiladas y hocico de lobo. Teddy sacó su espadín de madera amenazando a la bestia que no se dejó impresionar. De hecho se acercó hasta abrazar en el aire el cuerpo de Miriam en tanto Teddy se encaramaba con su espadín en alto. La mano temblorosa de Miriam se movió buscando a su osito. «Teddy», susurró. El monstruo hizo un amago, retrocediendo, temiendo que despertase. Teddy aprovechó ese momento para hundir su espadín y saltar a la cama.


–Teddy –. Miriam se incorporó adormilada hasta alcanzarle y abrazarle. En el suelo fue desdibujándose la figura del monstruo hasta quedar convertido en un muñeco de peluche.



Ginés Vera

http://ginesvera.blogspot.com




viernes, 7 de octubre de 2011

Cuento número 32. Bobby del lago.




Buenas noches.
Llevaba mucho tiempo sin publicar uno de mis textos, así que he aprovechado el chute inspiracional del cielo oscuro y las estrellas, para hacerlo.
Esta noche de viernes, os traigo un cuento bastante especial, nacido de una sugerencia de mi apreciadísimo Ginés Vera (véase entrada anterior a esta). Espero que lo disfrutéis.




Cuando era pequeña me asustaban las tormentas. A día de hoy, con unos cuantos años más, me siguen asustando. No se trata del fenómeno en sí, lo que me incomoda es la sensación que generan. Mientras las calles se vacían con las primeras gotas, las nubes amenazan con devorar cuanto haya a su paso. Los que pueden se refugian en casa, a salvo de todo excepto del sonido del agua golpeando furiosamente cristales y barandas, como queriendo dejar constancia de lo extraño que ocurre fuera. Eso es lo que no me gusta de las tormentas, no se sabe cuándo reinará de nuevo la calma.

Por ese motivo, al ver que el cielo se vuelve oscuro y amenazador, empiezo mi ritual. Agarro el libro que duerme en la mesita, y tras meterme en la cama cubriéndome las piernas, busco al caballero Lanzarote de mi dormitorio. Su nombre es Bobby, el valiente perrito con corbata que abracé cada noche durante mucho tiempo. Con los años Bobby se ha ganado la jubilación, y salvo en los momentos en que el exterior se convierte en una pequeña Venecia, custodia mi dormitorio desde lo alto de un poblado estante.

Esta noche Bobby está en mi cama. La tormenta descarga su ira sobre la ciudad, hoy más gris de lo acostumbrado. Faltando al ritual, el libro se ha quedado en la mesita. Tendidos, ambos miramos por la ventana, y respiramos ráfagas con olor a tierra mojada que escalan hasta la habitación.

Cuando empiezo a cerrar los ojos, mi compañero de trabajo me viene a la mente. No he hablado con él para concretar si iremos juntos mañana. Abandono a Bobby para alcanzar mi bolso en el preciso instante en que el teléfono móvil empieza a sonar. Es Javi, que me ha leído el pensamiento y se adelanta a la llamada. Descuelgo con una sonrisilla cómplice en los labios.

Está asustado. Cuando le ocurre eso tartamudea de forma cómica. Pero esta vez, cerca de la una, no me hacen gracia sus repeticiones ni trabas. Ha ocurrido algo en su casa y está de camino. Quiere que avise a la policía, porque él no acierta más que a marcar la rellamada en vez del número de emergencias. Le digo que no hay problema.

Bobby me espera entre las sábanas. No sé qué hacer, debería acercarme a casa de Javi. Tenemos una relación bastante especial, dejando el trabajo de lado. Somos amigos desde hace años. Decido comenzar a vestirme tras resolver la pregunta que siempre me hago en situaciones como estas. Agarro las llaves sabiendo que sí, él también vendría a mi casa.

Sólo unos minutos después llego al coche. Enciendo las luces cuando el relámpago más potente de la noche, ilumina la calle por unos segundos. Me estremezco con la visión del barrio desierto, me recuerda a un documental que vi hace poco sobre el holocausto nuclear. Arranco el motor y circulo por avenidas fantasma, anegadas de agua, hasta llegar a casa de Javier.

Cerca de su portal hay aparcado un furgón de policía. Cubriéndome, trato de ver si el quinto piso está iluminado. Tras varios intentos esquivando la lluvia furiosa, que se me mete en los ojos, veo que hay luz. Busco un lugar donde resguardarme para llamar a Javi. Está arriba, ha sido todo una falsa alarma. Me pregunta dónde estoy, contesto con voz seca –porque es lo único seco que tengo– que en su portal.

Mientras espero a que el ascensor concluya la subida me siento incómoda, molesta y húmeda. No es que hubiera preferido que su casa fuera asaltada, pero lo cierto es que me he mojado para nada; podría haberme avisado antes.

La puerta está entreabierta, paso sin llamar como hago siempre. Un malhumorado saludo que pretende ser cordial, se escapa de mi boca. Camino hasta la cocina buscándole, no le encuentro. Le insto a que salga, segura de estar usando el tono de voz que deja constancia de mi enfado. No da señales. Empiezo a asustarme al ver que el comedor está revuelto, y a lo largo del pasillo no hay ninguna luz encendida. Pronuncio su nombre temblorosa, y me dirijo a la habitación, ya que es la única puerta cerrada.

El interruptor no funciona. Echo mano una vez más del teléfono móvil, con intención de alumbrar la oscuridad. Lo que veo hace que grite y retroceda.
Javi está tendido en la cama, desnudo. Sobre él, una gigantesca figura juguetea con cosas viscosas que le saca del cuerpo. El ser mira a la puerta, alarmado por la luz y el grito. Abandona el dormitorio para seguirme por el pasillo. Es más grande y rápido que yo, me va a atrapar en cualquier momento. Lloro rogando por mi vida, cuando de pronto la puerta de la entrada se abre y un gigantesco perro irrumpe en la casa. Saltándome se lanza contra el monstruo.

Tras una encarnizada lucha, que presencio desde el lado más alejado del pasillo, consigue que la bestia retroceda hasta la habitación de Javier. Hago el camino al dormitorio de rodillas, siguiendo al perro. El monstruo huye escurriéndose bajo la cama, hasta que al final logra que su gigantesco cuerpo quede totalmente oculto. El perro, todavía mostrando los dientes, se asoma a la negrura bajo el somier. Al instante me dirige una mirada calmada de colmillos en reposo. Ambos se han ido. Sólo el animal y yo seguimos en la habitación.

Se aproxima despacio, cauto. Retrocedo y tropezando doy de espaldas en el suelo, temo que me ataque. Aprovecha mi caída para acercarse y darme un lametón de peluche en la cara.

–Siempre cuidaré de ti –dice lamiéndome de nuevo, mientras acaricio la tira de cuero que lleva puesta a modo de corbata.


Miriam Alonso


Respecto al cuento, sólo añadiré que sí, Bobby realmente existe.

Aprovecho la publicación para mandarle a Javier y Joaquín besazos como Perú de grandes (gracias por esta pedazo de noche, sois amor :****) y también para comentaros que en breve, y debido a la proximidad de la noche de difuntos, un ser maquiavélico y yo, hemos pensado algo divertido que proponeros. Pronto ambos haremos entradas contándoos más.
Hasta entonces, y como siempre, os doy las gracias por leer este cuentecito tan especial.
Abrazos, estantianos.
¡Buen finde!



martes, 4 de octubre de 2011

Tesoros encontrados


Quiero compartir con vosotros dos imágenes, de esas que aparecen de pronto y emocionan (véase esta mañana a Miriam Alonso llorando como una macarena en el trabajo, tras hacer un inocente clic... menos mal que estaba sola xD).

Este es uno de los enlaces. Cuidado con él, que es peligrosamente bello y emocionante (ruego encarecidamente una ovación para el/la autor@):

http://jellyvampire.deviantart.com/art/Like-an-artist-197147822

Para verla en grande sólo tenéis que clicar sobre la imagen pequeñita. Al hacerlo aparecerán las viñetas más visibles.

La otra imagen es esta que os dejo aquí. No sé de quién es, pero me parece preciosa y también hace que salga la moñas que llevo dentro pidiendo mimos, muchos mimos y algo blandito que abrazar :___)







Hasta aquí la entrada.
Gracias a todos.
Os deseo mimos mil junto a una taza caliente de algo, con algo suave y blandito entre los brazos, rodeados de cosas bonitas.
Estoy lacrimógena hoy, copón...

lunes, 3 de octubre de 2011

Morgue y otros poemas. Gottfried Benn

Gottfried Benn.
No he encontrado una portada de la obra, así que os dejo la foto del autor. Que por cierto, da un poco de miedito.


Queridos estantianos:
como veis traigo novedades, y es que tener tanto amigo poeta no puede ser bueno, ya lo decía mi madre jajajaj. No, es broma. Buena gente los poetas.
He preparado la primera reseña poética (un poco extraña) en esta, vuestra casa. Y digo extraña porque mi gran amigo ShiroDani así me comentó que era la obra... "Un regalo extraño" me dijo.
Tras haberla leído comprendo un poco mejor de qué hablaba, ya que es el poemario de Gottfried Benn, un señor alemán que la lió parda en 1912 al publicar el susodicho. Ya bien sea porque el buen hombre rompió moldes con su trabajo, duro, radical, grotesco y/o macabro, o bien porque el revuelo que causó, hizo que los ejemplares fueran prohibidos en 1916.
Desde Ian McEwan y su "Todo el amor y casi toda la muerte" no leía algo tan heavy y gore (porque gore es un cuanto). En general, sabiendo lo poco que sé de poesía, he de decir que me ha hecho gracia, aunque no sé si lo recomendaría a gentes con estómagos sensibles.
Una curiosidad (una suposición, vamos). Me da por pensar que el señor Benn estaba muy estresadísimo en su trabajo del hospital, y de ahí el poemario resultante, no lo sé, la verdad, no he investigado mucho. Pero bueno, la cosa es que leerlo ha sido toda una experiencia que agradecer a mi poeta favorito, ShiroDani. ¡Molantes son tus regalitos! (¡Por cierto, aprovecho para agradecerte también ese bolso tan chulo que me super encanta :D!).
El libro es muy cortito, tiene sólo nueve poemas que se leen rápido. Una obra de esas que hacen pensar, sobre todo en cómo afectan nuestro trabajo y entorno al modo en que nos expresamos, al arte particular de cada uno.
Os dejo uno como muestra, uno de los flojitos, que estamos en horario infantil xD
¡Gracias a todos!


KREISLAUF

Der einsame Backzahn einer Dirne,

die unbekannt verstorben war,

trag eine Goldplombe.

Die übrigen waren wie auf stille Verabredung

ausgegangen.

Den schlug der Leichendiener sich heraus,

versetzte ihn und ging für tanzen.

Denn, sagte er,

nur Erde solle zur Erde werden.


CIRCULACIÓN

La solitaria muela de una puta

una muerta sin nombre

llevaba una corona de oro.

Las demás se habían desprendido

como por un secreto acuerdo.

Ésta la extrajo el sepulturero para sí.

Porque, decía,

sólo la tierra debe volver a la tierra.