lunes, 3 de octubre de 2011

Morgue y otros poemas. Gottfried Benn

Gottfried Benn.
No he encontrado una portada de la obra, así que os dejo la foto del autor. Que por cierto, da un poco de miedito.


Queridos estantianos:
como veis traigo novedades, y es que tener tanto amigo poeta no puede ser bueno, ya lo decía mi madre jajajaj. No, es broma. Buena gente los poetas.
He preparado la primera reseña poética (un poco extraña) en esta, vuestra casa. Y digo extraña porque mi gran amigo ShiroDani así me comentó que era la obra... "Un regalo extraño" me dijo.
Tras haberla leído comprendo un poco mejor de qué hablaba, ya que es el poemario de Gottfried Benn, un señor alemán que la lió parda en 1912 al publicar el susodicho. Ya bien sea porque el buen hombre rompió moldes con su trabajo, duro, radical, grotesco y/o macabro, o bien porque el revuelo que causó, hizo que los ejemplares fueran prohibidos en 1916.
Desde Ian McEwan y su "Todo el amor y casi toda la muerte" no leía algo tan heavy y gore (porque gore es un cuanto). En general, sabiendo lo poco que sé de poesía, he de decir que me ha hecho gracia, aunque no sé si lo recomendaría a gentes con estómagos sensibles.
Una curiosidad (una suposición, vamos). Me da por pensar que el señor Benn estaba muy estresadísimo en su trabajo del hospital, y de ahí el poemario resultante, no lo sé, la verdad, no he investigado mucho. Pero bueno, la cosa es que leerlo ha sido toda una experiencia que agradecer a mi poeta favorito, ShiroDani. ¡Molantes son tus regalitos! (¡Por cierto, aprovecho para agradecerte también ese bolso tan chulo que me super encanta :D!).
El libro es muy cortito, tiene sólo nueve poemas que se leen rápido. Una obra de esas que hacen pensar, sobre todo en cómo afectan nuestro trabajo y entorno al modo en que nos expresamos, al arte particular de cada uno.
Os dejo uno como muestra, uno de los flojitos, que estamos en horario infantil xD
¡Gracias a todos!


KREISLAUF

Der einsame Backzahn einer Dirne,

die unbekannt verstorben war,

trag eine Goldplombe.

Die übrigen waren wie auf stille Verabredung

ausgegangen.

Den schlug der Leichendiener sich heraus,

versetzte ihn und ging für tanzen.

Denn, sagte er,

nur Erde solle zur Erde werden.


CIRCULACIÓN

La solitaria muela de una puta

una muerta sin nombre

llevaba una corona de oro.

Las demás se habían desprendido

como por un secreto acuerdo.

Ésta la extrajo el sepulturero para sí.

Porque, decía,

sólo la tierra debe volver a la tierra.



3 comentarios:

gines vera dijo...

Leído en alemán, en voz alta y una noche de tormenta se me hubiera caído el empaste hasta a mí y eso que no llevo. Qué poema, lo más parecido un famoso relato de mi admirado E.A.Poe. Aún así me uno a tu horda de admiradores estimada Pandora pues además de relato y novela nos acercas al mundo de la poesía y con pequeñas joyas góticas como ésta.
Bravo.
Un saludo.

ShiroDani dijo...

Por lo que me toca, muchas gracias Mimi.
Cuando uno asiste a tertulias —en mi caso poéticas—, o se rodea de personas amantes de la literatura, en lo primero que se fija uno es, en la gente tan sencilla, de enorme espíritu y lo formidables personas que son.
Uno, termina por enterarse en estos sitios de que lo mas hermoso y bello de la literatura no es otra cosa que estar rodeado de este tipo de personas. Que, de lo que más extrae uno jugo de estos momentos es del hecho de estar con ellos. Todo esto, a uno le da alas para si no volar, andar con la sensación de sentirse más vivo, más feliz y libre.
Si este buen señor hubiese sido capaz de sentir las cosas tan hermosas que haría sentir tantos años en el futuro con sus “raros” versos a un grupo de amigos, hubiera alucinado.
Gracias a él por escribirlos tan “raros” para que llamaran mi atención. A ti Mimi por leerlos y comentarlos, a Ginés por elegirme la cerveza, por sus correcciones. También por tus dibujos, por tantas cosas… Gracias.

Pandora_cc dijo...

Hola a ambos Ginés y Dani.
Me alegran vuestras respectivas visitas ;).
Ginés, la verdad es que el botón que dejo, es ideal para hacerse una idea de cómo va el poemario. Digno de perder los empastes, como dices.
Dani, seguro que el señor Benn no lo esperaba. Pero ¿sabes? peor para él xD
Yo también disfruto mucho con esas reuniones molonas nuestras.
Abrazos, muchos mil, para ambos.