domingo, 20 de noviembre de 2011

Ronda de noche. Terry Pratchett


¡Qué pedazo de libro, señores!

Ya estaréis aburridos de que siempre opine lo mismo respecto a las novelas de Terry Pratchett, pero lo siento: así me nace y así lo suelto.

Puede que Ronda de noche sea el libro más complejo que he leído del autor. No porque la historia en sí sea difícil de comprender, es más por el pulso que Pratchett echa con el lector, animándole a expandir sus horizontes físico-cuánticos.

Todo comienza con una persecución que finaliza en la universidad de Ank Morport. Allí ocurre un %&¿?$$$@WTF!!!, y Sam Vimes viaja al pasado, uno bien distinto a lo que se ha convertido el presente. Lugares que casi había olvidado y que reaparecen por sorpresa, e incluso personajes que salen a escena con unos cuantos años menos, son los responsables de aliviar las revueltas que se producen en la ciudad donde un Sam Vimes desubicado, se enfrentará además de a los problemas de antaño, a nuevos inconvenientes que rizan más el rizo, haciendo que las notas hechas en en los libros de historia, tengan más peso de lo que él recordaba.

No quiero contaros más porque con esta entrada pretendo (como con la mayoría de ellas) animaros a leer la novela. Yo empecé un domingo por la noche, y la he acabado hoy, un miércoles por la tarde. No se lee rápido, se lee lo siguiente a rápido.

El otro día comentaba con Rom (quien me descubrió el Mundodisco) que me cuesta ponerles caras a los personajes. Él me habló del dibujante que los caracteriza, y yo prometí mirar sus ilustraciones, Kidby, creo que se llama. Pues bien, no sé si es por ser hoy, día de la hispanidad, haberme tragado el desfile militar que retransmitían en TVE1 con mi madre (que se emociona con estas cosas porque quiso ser militar y no le dejaron, pobrecica mía) o por el correo que he recibido hace un rato, facilitándome la opinión de un conocido escritor respecto a un tema que no viene al caso, pero hoy Sam Vimes tiene más cara de Arturo Pérez-Reverte que nunca. Creo que sí, al fin he encontrado a mi Duque particular xD.

También me gustaría comentaros (a todo esto y volviendo a la reseña) que esta No es la última novela de La guardia escrita por Terry Pratchett. Para mi regocijo, me enteré de que hay dos más, una todavía en inglés y la otra, pues la verdad es que no tengo mucha idea de su estado. Pero lo que está claro es que me las leeré, o mejor dicho, desearé mucho que lleguen, y luego las devoraré en dos o tres días. No lo puedo evitar, con Pratchett me domina el ansia.

Si la habéis leído, me gustaría saber qué opináis. ¿Es esta la novela que más os ha gustado de la saga? (Vaya preguntita, ¿eh? xD)

Bueno, lo voy a dejar ya porque todavía, con la emoción máxima que llevo en el cuerpo, os cuento algo más y luego me arrepiento.

Gracias por venir!

Abrazos!


Soy lo peor, lo sé pero no lo puedo evitar xD
Sólo quiero deciros que hay una nueva incorporación a La guardia... Muahahahhah....

TERRY FOR PRESIDENT!!!

2 comentarios:

mazikeen dijo...

¡Guardias!¿guardias?, es una de las novelas. De hecho es la primera novela de la guardia.
Luego esta pies de barro, sobre revueltas entre trolls y enanos.
Y en ¡ZAS! Sam Vimes se va en mision oficial. Son de las que me acuerdo ahora mismo, todas en castellano.

Pandora_cc dijo...

Y son grandes títulos. A mí también me encantaron jejeje. Gracias por el comentario mazikeen!