jueves, 19 de enero de 2012

Pandora's confidential

Estrenando sección ^^... Ya me contaréis.


Os traigo tres nombres: Sarah, Dorothy y Alicia.

Dos de ellos os sonarán a la mayoría. Si el tercero patina no os preocupéis, que os voy a dar más pistas: Dentro del laberinto, El mago de Oz y Alicia en el país de las maravillas.

Ahora que estamos todos ubicados vamos al pan. ¿Qué tienen que ver estas tres obras? ¿Qué puntos tienen en común? ¿Qué las diferencia?... ¿Qué os parece si le echamos un vistazo al tema, a ver qué sale?

Tenemos tres historias fantásticas, tres viajes, tres protagonistas y tres retos:





Sarah: una adolescente que tras juguetear muy mucho con un libro, ha de viajar al laberinto para arreglar el lío que ha montado con el Rey de los Goblins y su hemanito Toby.

Dorothy: un tornado arrastra su casa dejándola en el país de Oz, donde deberá recorrer un largo camino para ver al Mago, el único capaz de llevarla de vuelta.

Alicia: una niña traviesa que viaja al país de las maravillas y que, siguiendo a un conejo blanco, recorre un largo viaje sintiendo al final el deseo de volver a casa.


En los tres casos, a simple vista, encontramos nexos comunes. Los personajes protagonistas son femeninos, las que no son niñas son adolescentes, que por algún motivo son arrastradas lejos de su hogar para enfrentarse a situaciones peliagudas con la finalidad de recuperar algo que ya no tienen, bien porque se lo hayan robado, o bien porque lo desean más que nada.



Fuente: Devianart FracturedxPorcelain

Drink me


Vale, vamos a por otra. Le toca el turnos a “los malos”.


Jareth: cruel Rey de los Goblins enamorado de la protagonista, no escatima en jugarretas poniéndole las cosas difíciles para que no consiga cumplir su cometido. Es del tipo de “no juegues con fuego porque te quemarás”.

El Mago: es el dictador de la ciudad de Oz, un hombre poderoso venido de un lugar lleno de misterio, temible. Capaz de reinar en la calma o en la ira si así se lo propone. Puede premiar a sus súbditos o castigarlos al gusto. Muy majo el hombre.

La Reina: aquí encontramos una novedad, luego la comentamos. También es malvada, además peca de casi todas las cosas desagradables que puede haber. Es orgullosa, grita constantemente, tiene mal carácter... Para ella mandar que a alguien le corten la cabeza es más sencillo que pedir una Coca Cola.




Ahora bien, ¿quiénes son ellos en realidad?

Está claro que en el primer caso, Jareth, Rey de los Goblins, es un personaje fuerte que guarda esa apariencia peligrosa. Sin embargo, esa crueldad que mantiene con su pueblo no se da con Sarah, ya que siente una debilidad muy concreta por ella. De ahí que quiera el niño para sí. Teniéndolo crea un vínculo con la chica que le obligará a estar bajo su poder. ¿Interesante, no? Jareth en realidad es débil ante Sarah. Tras toda la aventura descubrimos que podría ser manso como un gato si ella se lo pidiera. Y aquí cito la célebre frase: Sólo témeme, ámame, haz lo que te digo y yo seré tu esclavo”.


El Mago... El ser magnánimo más poderoso de Oz, que les ha aterrorizado desde su llegada. Es decir, un hombre normal y corriente pero orgulloso, muy orgulloso, que mediante trucos hace que los habitantes de su reino vean lo que él quiere que vean y sientan lo propio. En este caso no hay una fijación con Dorothy, y sin embargo, sí que está envuelta en un mundo tirando a machista* (este asterisco es importante, majos míos. Asterisco al final de la entrada) donde la niña tiene que interactuar rodeada de signos de masculinidad brutísimos. No profundizo más. Lo vemos ahora.


La reina; La excepción. Tras meditarlo, no me extraña que Alicia no tenga que enfrentarse a un rey. En este caso creo que el malo del cuento es una mujer porque el escritor hubiera sido incapaz de escribir cómo la niña era sometida al poder de un hombre, de ahí que la mala sea una mujer. Por lo que me consta Lewis Carroll quería ser el único príncipe del cuento, entonces ¿por qué no poner a una detestable señora como “enemiga”? También es algo arrogante, ¿no os parece?


Pienso que en los tres casos las protagonistas se enfrentan a un enemigo que, por un motivo u otro, desea gobernar sobre ellas. Si bien, es Dorothy la que más fácil lo tiene para salir del paso, las otras se enfrentan a personajes difíciles a los que no se les comprende bien desde el principio.


Vamos al siguiente, demos un paseo entre los compañeros de aventuras de nuestras chicas... ¿Los recodáis? Bien. Ahora buscad alguna compañera...

Sarah recorre el camino hasta el castillo ayudada por sus amigos Hoggel, Ludo, Dydimus y Ambrosius. Curioso.

Dorothy encuentra al espantapájaros, al león, y al hombre de hojalata.

Alicia topa con el conejo, el gato de Cheshire, el sombrerero, los naipes, la oruga fumadora, etc.

¿Dónde estaban las mujeres? ¿Por qué Ludo no fue Luda, hubo una mujer de hojalata, o se persigue a una coneja blanca? ¿Estaban intentando decirnos algo los autores?* (este asterisco es importante, majos míos. Asterisco al final de la entrada)

Aún más, las chicas, a excepción de Dorothy, hace el viaje solas. En la casa de sus tíos estaba Toto, por lo que era inevitable que el perrito viajara a Oz, pero es que Alicia también jugaba con su gatita Diana, que incluso llega a asomarse al agujero con ella. Lo mismo ocurre con Sarah y su perro Merlín, pero ellos se quedaron en casa.


Personalmente creo que en el caso de Dorothy, el autor pretendía escribir una historia donde, entre tantas otras cosas (no me malinterpretéis, me encanta este cuento), quedara una clara constancia de que la figura de la mujer, que en el cuento encarnan las brujas, tiene un lado negativo, y por lo tanto lo excluye. El hombre, que es representado por el irracional Mago, pese a los defectos que él mismo reconoce, es el que supuestamente ayudará a que la protagonista logre su objetivo.

Cuando hablamos de la relación entre Sarah y Jareth, no sé vosotros, pero yo detecto una tensión no resuelta potencialmente problemática xD. Incluso la elección de David Bowie para encarnar el papel me parece ideal. Él es mayor que ella, él tiene todo el poder, todo lo que siempre ha deseado salvo (acabáramos... xD) a la chica. Por eso es vulnerable. Por eso está sola en ese viaje. Por eso, como muy bien dice, mandará al pantano del hedor a su amigo, si es que ella le besa algún día. Y por eso Sarah gana.

Alicia lo tuvo más sencillo. La proyección de la niña real sobre el personaje no iba a sufrir ninguna pretensión masculina. No por ello el autor deja de soltar unas cuantas perlas que son de los más escabrosas (léase artículo Sabías qué? Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll, de mi puño y letra para la revista La gonzo. Una está documentá, señores xDDD. Tenéis el enlace por ahí arriba). También es más sencillo su despertar que el de las otras dos, pese a que las tres historias acaban bien.


En definitiva tenemos tres obras que comparten género, y diferían en formatos hasta hace poco (ha salido el libro Dentro del Laberinto, muchachada). Tenemos a tres protagonistas viviendo aventuras ayudadas por fornidos amigos del alma, dispuestos a todo. Tenemos similitudes en las edades de las chicas, las tres están en ese punto ya no tan cándido, en que se ven empujadas a salir de los líos en los que se han metido ellas solitas. Tenemos tres clásicos cargados de misterios y acertijos que han hecho, hacen y seguirán haciendo, soñar a generaciones (aquí me incluyo porque yo lo valgo).

Acertijos, pistas, claves y enigmas que no se ven en la primera, segunda o tercera vez que leemos/vemos las obras, pero que al observarse con otros ojos, nos siguen sorprendiendo.


Yo los aplaudo (a Lewis Carroll menos, que me da cosica). Me encanta saber que las cosas no acaban cuando dejamos de leerlas, sino que las historias están vivas, siguen y seguirán siendo. La tinta transforma todo en inmortal.


Ya para terminar, quiero agradeceros que hayáis hecho un huequecito para leer esta entrada. Sobre todo quiero agradecerle a mi gran amigo El Señor Samsa (xD) que me haya mostrado los detalles que han inspirado esta entrada.


¿Habéis leído las obras? Vuestra opinión siempre es bien recibida aquí!! Me encantaría que comentarais e intercambiar puntos de vista.


Así para terminar (ahora de verdad) os dejo dejo una pregunta suspendida en el aire...

¿Os habéis parado a pensar por qué la caperuza de Caperucita es roja en vez de verde, por ejemplo?...


¡Espero que esta sección os haya molado tanto como a mí! ¡Habrá más!

¡Vivan los cuentos de siempre! ¡Vivan las princesas! ¡Vivan los laberintos! ¡Viva la magia que le da qué pensar (confidencialmente) a una Pandora como yo y unos estantianos como vosotros!


¡¡¡¡Volveréeeee!!!!



Pandoracc


*No soy feminista. El feminismo me parece tan absurdo como el machismo. Soy una persona y punto. No saquemos las cosas del tiesto.

Estamos hablando de cuentos que todos, o casi todos, conocemos a la perfección, que nos han acompañado en la niñez y que no harán que a nadie se le quemen las retinas leyéndoselos a sus sobrinos y sobrinas, hermanos y hermanas, hijos e hijas. Tampoco supondrá un trauma que los desconozcan, por supuesto.

Estoy a favor de que Disney y sus princesas estén en las escuelas.

Me la pela si la historia que cuentan los clásicos es machista o feminista, de verdad que me la pela en lo profundis. Seguiré estando Siempre a favor de que a los niños se les enseñe a Soñar y tener Imaginación, porque si creamos adultos cuando no debemos, tendremos ancianos en vez de jóvenes.




6 comentarios:

Diana dijo...

"Porque si creamos adultos cuando no debemos, tendremos ancianos en vez de jóvenes"
Es tuyo? Me encanta (como toda la entrada)

Pandora_cc dijo...

Hola Diana.
Es mío :). Te agradezco la visita y el comentario. Espero que te haya parecido interesante.
Un beset!

Ginés Vera dijo...

Me ha parecido reflexivo, interesante, divertido y didáctico...todo a la vez. Enhorabuena. Vaya con el sr. Samsa.
Confío en que pronto nos desveles el misterio de Caperucita, quizá para otro Pandora´s Confidential??
Un saludo.

Pandora_cc dijo...

Me alegra que te haya gustado en general, dear Ginés jejej.
El señor Samsa queda saludado de tu parte ^^
Sí, el misterio de caperucita quedará desvelado en otro Pandora's confidential.
Un abrazo!

Miguel dijo...

Sabes que no soy el mas versado en estos textos, lo mío son otros géneros mas. . . bueno de otro rollo. Pero tengo que decirte que para mi, siempre a titulo personal, DENTRO DEL LABERINTO; es una pasada, pero lo que mas me gusta es que no deja de ser una niña que hace lo que hace por miedo a las represarías de sus padres, hasta que se da cuenta de que su hermano, aunque siendo un saquito de mierda*, es mas importante que lo que sus padres puedan hacerle. Por otro lado esta, EL MAGO DE OZ; que no se por que extraña razón los maricas nos la hemos acoplado como peliculón gay por excelencia del año la polca. . . pero bueno si alguien sabe por que, que me lo explique pues yo no lo entiendo. Es mas, que mierda de león, o leñador, o espantapájaros, que mireda de compañeros para una aventura, ella es la heroína pues los hombres en su mayor parte solo somos niños. Y para terminar tenemos a la petarda de Alicia. . . nena no te metas en agujeros oscuros, (te lo digo por experiencia propia) que no sabes lo que te encontraras dentro. En todo caso las nenas se meten en movidas por que quieren. . . la primera por celos, la segunda por guapa, y la tercera por curiosa. Vamos los pecados capitales de las mujeres. .. lo siento pero es así . . . jajajaja . . .

Para terminar. . . me encanta.

Para cuándo una comparativa de Matrix, Blade Runner y Idiocracia????? jejeje

Pandora_cc dijo...

Me estaba gustando hasta que he llegado al tema de los pecados capitales jajajaj. No creo que sea el pecado impregnado en el ADN de la mujer lo que obligue a estas tres a vivir sus aventuras, pero oye ¡ancha es castilla, baby! Gracias por pasarte por aquí, opinar y comentar. Opinaaaaaaar y comentaaaaar!!!!! Eso hace que los blogs vivan!!
Respecto a la comparativa entre Matrix Blade Runner e Idiocracia emmm... Te diré que de las tres que mencionas sólo he visto Matrix I, me obligaron a hacerlo y sí, me moló pero no es que me inspire como pa hacerle una entrada. Todo se andará, no obstante... Muahahahhahah...
Besis osito!