jueves, 14 de junio de 2012

Cuenta cuentos de la Bruja Pandora

Hola a todos.
Mi alter ego, La Bruja PandorA, estará este sábado en la librería Somnis en Paper para leer un cuentecito a unos cuantos niños bajitos y no tan bajitos.
¡Estáis todos invitados!
Habrá sorpresas al final... :)





Será a las 12:30 en la librería situada en la Calle Campoamor 68 de Valencia. Acceso gratuíto ^^




Graciaaaaaaaas!!!!

lunes, 11 de junio de 2012

Entrevista a Sergio R. Alarte

Hola a todos. 
Lo prometido es deuda. Aquí os traigo la entrevista a Sergio R. Alarte, autor de la novela El yelmo del caballero, una obra puntera en lo que a fantasía épica se refiere y de gran calado. Bueno, no os cuento más!! Jejejej. 
Disfrutadla. 




M: ¿Empezamos?

S:Adelante. Siempre es placentero hablar sobre libros, más aun sobre mi ópera prima.


M: Tu novela tiene un comienzo de los que yo tacho como “divertidos”. Empieza con un combate seguido de un secuestro, es una forma curiosa para introducir al lector en la historia. ¿Por qué te decantaste por la novela río para El yelmo del caballero?

S: Para explicar esto me tengo que remontar unos cinco o seis años atrás, cuando empezó a gestarse la novela. Por aquel entonces no tenía claro todavía que fuese a escribir una novela río, es más, no tenía claro siquiera que fuese a ser una novela como tal. Mi idea era escribir una serie de relatos de aventuras sin demasiada profundidad, fácilmente digeribles. Al estilo de Robert E. Howard pero basados en el mundo que había creado y dándole a todo una vuelta de tuerca con mis propias influencias. Las aventuras de capa y espada al modo de Alejandro Dumas o la épica de J. R. R. Tolkien serian dos pilares básicos, eso lo sabía. Entonces escribí el capítulo del secuestro que comentas, sin embargo la historia empezó a crecer y crecer. Nuevos personajes y lugares, motivaciones y todo tipo de matices que enriquecían el texto brotaban por doquier. Estaba pensando en hacer una novela con protagonista colectivo, que yo había estudiado con El Jarama de Sánchez Ferlosio como modelo.  Entonces llegó George R. R. Martin y me dio una estructura base ideal: la novela río. La lectura de la “Canción de Hielo y Fuego”, cuando todavía solo unos cuantos devora-libros españoles la conocían, fue determinante para estructurar El yelmo del caballero. Aunque por el camino descubrí que Martin no era el primero que lo hacía. Por aquel entonces también leí a Guy Gavriel Kay y Tigana me impresionó. Así que decidí estructurar mi historia con lo aprendido entre la teoría que conocía del Sánchez Ferlosio, y las lecturas de Martin y Kay. Una novela río.

 
M: He ido descubriendo según leía a unos cuantos personajes que parecían secundarios, pero a medida que avanzaba, me he dado cuenta de que tienen un gran peso en la historia. Eso me ha hecho pensar en cómo de complicado puede ser dirigir una novela con tantos personajes y tan carismáticos ¿qué me dices?
S: No ha sido difícil dirigirlos a todos ellos, sino que me resultó más laboriosa su creación y elección. Dar un trasfondo rico en fantasía significa, también, crear un entorno rico donde cada uno de los personajes haya crecido y vivido. Más aun cuando la mayoría de personajes del Yelmo son ya maduros (más de cuarenta años), han vivido una guerra cuando eran jóvenes y una posguerra. Eso fue lo más complicado.


M: Siempre he admirado la capacidad que los escritores de fantasía tienen a la hora de crear un universo de la nada. Además de echarle valor ¿cómo se lo monta un escritor en estos casos?
S: Las influencias son determinantes. Llevo leyendo libros de fantasía y aventuras desde que tenía doce años, así que por mis manos han pasado todo tipo de historias inspiradas en los más variopintos universos. A ese nivel me quedo con Tolkien, sin duda. Su mundo me parece el más elaborado, el más cuidado y detallista. Tiene una protohistoria con leyendas creíbles que reelaboran muchos elementos del folclore nórdico y británico, además de incorporar elementos originales. En el Yelmo hay mucho de eso, como has comprobado: leyendas de un mundo con historia, además de un paisajismo lírico por momentos.


M:Tu novela está dividida en dos libros: Hijos de la guerra y El caballero sombrío. Podían haber sido publicados en distintos tomos, pero ambos se reúnen en uno produciendo, a mi entender, un enganche ideal del lector. Hasta el momento sólo había visto esto en 1Q84 de Murakami. ¿Qué te llevó a publicar dos libros en uno?

S:Creo que los lectores de fantasía estamos acostumbrados a los libros de gran formato, y además El yelmo del caballero es una novela auto conclusiva con lo que se podía publicar fácilmente en un solo volumen por su extensión. Pero no solo eso, sino que en este momento lectores y editoriales se encuentran un poco saturadas de sagas de fantasía. Cuando uno publica su primera novela, como es mi caso, tiene que amoldarse a lo que le pida la editorial. Así que hablé del tema con Raúl Gonzálvez, mi editor. Yo no tenía inconveniente en publicarla en dos volúmenes o en uno, pues confiaba en el cliffhanger o enganche final del primer libro, que tú mencionas, para que los lectores comprasen el segundo libro. Pero Raúl prefirió publicar la novela en un solo volumen, por lo que yo particularmente le estoy agradecido a Grupo Ajec, y seguro que los lectores del Yelmo lo están más aun.



M: Otro punto que destacaría de tu obra es el discurso. A excepción de un par de capítulos al comienzo, la considero fluida, lo cual es loable dadas las dosis descriptivas que encierran sus más de quinientas páginas. ¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir tu novela?

S: Dos años y medio de escritura propiamente dicha (incluyendo revisiones y testeo), más otro año entero de posteriores revisiones. Tres años y medio en total.


M: ¿Cómo acercarías a un lector que desconociera tu obra a ella? ¿Según tu “ojo de padre”, cuáles son los puntos más fuertes de El yelmo del caballero?
S:Una buena forma podría ser leyendo esta entrevista; pero indudablemente la única manera objetiva de conocer una obra es leerla de principio a fin. ¿Puntos fuertes? Ahora mismo se me ocurre la profundidad del mundo de los Seis Continentes, el carisma de los personajes de la novela y la introducción de fórmulas o recursos narrativos que hasta hoy, que yo sepa, estaban inéditos en la fantasía épica en general, y en concreto en la española. 


M: Como dije en la reseña (o hice ver) tengo varios personajes favoritos, me veo incapaz de decidirme por uno. ¿Y tú? ¿Sientes mayor afinidad por alguno o es la misma por todos?
S: Afinidad siento por todos ellos, pero siempre hay grados dependiendo del momento. Sural y Dardiak podrían encabezar la lista, probablemente, aunque Auriel y Wen tampoco le van muy a la zaga. Nalkar y Eleara entran en la historia del Yelmo en la segunda parte por lo que tienen menos tiempo para hacerse su espacio, pero aun así los considero también imprescindibles. Y por supuesto Sarindra, que solo interviene la primera parte (“Hijos de la guerra”) aporta también muchas cualidades a la narración. Pero es que los secundarios también me encantan: el apoyo del capitán Gólwundt a Sural, o la candidez de Gabrielle. La relación de Alihé-Rahí con Dardiak. El carácter intrépido de Daor o el ansia de poder de Daegeron y Lha Simdhûl. El rencor de Kástor, la autosuficiencia de Beril… Todos añaden una parte de sus rasgos al todo que es la novela, y acaban configurando una narración de proporciones épicas.


M:Eres una persona ocupada; participas en varias asociaciones y además eres el subdirector de una de ellas, eres articulista, relatista… Por todo esto, y cosas que me dejo, seguro,  se percibe tu alta labor literaria. Cuéntanos,  ¿eres de los afortunados que viven por y para la literatura? ¿Es tu oficio escribir?
S: Mi oficio es, pero mi fuente de ingresos principal no lo ha sido hasta el día de hoy. Trabajo constantemente para que eso cambie, pero la situación es muy adversa. En España (no sé fuera) hoy en día cualquiera escribe un libro de una temática masiva y es súper ventas, es lo que tiene la época de capitalismo extremo que nos ha tocado vivir. Una anécdota real para apoyar esto: hace poco hablando con un librero, me comentaba anonadado que el libro que mayor afluencia atrajo durante una presentación en su librería fue el de un entrenador del Valencia, por encima de escritores ya consagrados y con grandes ventas. Así que si para ellos es difícil superar esto, ¿qué puedo pedir yo, al fin y al cabo un autor que acaba de publicar su primera novela?


M: Respecto a tus estudios universitarios ¿en qué medida  ha ayudado tu formación en este caótico mundo de las letras?
 
S: A mí me han ayudado muchísimo mis estudios de filología. Conocer las bases teóricas de la novela se me antoja fundamental para escribir una, y aunque es cierto que se puede llegar a ellas con bastante solvencia siendo autodidacta, también lo es que recibirlas de expertos en la materia es siempre lo más recomendable.


M: ¿Hay por ahí algún proyecto gestándose? Alguna cosa confesable, claro. 

S: Ahora mismo tengo dos proyectos gestándose y uno a punto de nacer. Te puedo hablar del que va a nacer, aunque no estoy solo en él: es “Ilusionaria 2”, un conjunto de cuentos infantiles en el que participamos un montón de ilustradores, personal (maquetación, corrección, promoción…) y escritores de toda España, coordinados por Juan de Dios Garduño, con fines benéficos. Lo presentamos el sábado 23 de junio en Bibliocafé (en Valencia). Es muy gratificante poder ayudar a una familia que no tiene dinero para el tratamiento de su hijo, con el trabajo que amas.


M: Llegan los balazos, ¿listo?
S: Listo.

M: ¿Qué libro hay en tu mesilla de noche?

S: Ahora mismo hay tres, suelo llevar algunas lecturas simultáneas: La historia interminable de Michael Ende, “Acero Puro y otras historias” de Richard Matheson, y el tercer tomo de “The Sandman”, de Neil Gaiman, que voy releyendo a ratos.

M: Si tuvieras que elegir entre dos de los grandes escritores por su obra, ¿con cuáles te quedarías?
S: Con J. R. R. Tolkien por su obra en fantasía que le hizo ser el padre de la épica moderna. Y con Julio Cortázar como maestro del relato y la narración, del que me apasiona de una manera especial Rayuela. 


M: ¿Cuál fue el primer libro que marcó tu vida?
S: El hobbit.

M: ¿Algún consejo para los que empezamos?
S: Tres cosas son fundamentales: paciencia, escritura y mentalidad abierta para aprender.

M: ¿Dónde podremos saber más de El yelmo del caballero y seguir tus avances?

S: En mi blog www.sergioralarte.blogspot.com o la web www.sergioralarte.com   


M: ¿Te ha gustado la entrevista?

S: Mucho. Quedo agradecido por su profundidad y por los espacios que me has brindado. Un saludo a todos mis lectores. Nos leemos.



Gracias Sergio.