martes, 27 de noviembre de 2012

Cuento número 42. Refracción



Fuente:http://www.wallpapersgalaxy.com



He sido testigo de su vida. He visto a una criatura sonrosada juguetear bajo las sábanas, al niño del verano y al joven perdiéndose en madrugadas insomnes, a un hombre vestir abrigo gris ante la llegada del otoño. Le he visto cubrir sus grandes y tibios pies con calcetín grueso, intuyendo la proximidad del invierno: estación oscura, fría, comienzo y fin de la rueda. He visto a tu padre nacer, crecer, vivir y morir en esa cama. Cuélgame lejos esta vez, nuevo niño del verano. Prefiero hacerme añicos a reflejar el inclemente paso del tiempo. Regálame un guiño si te place, un gesto cómplice de vez en cuando, pero no me pidas que sea juez. Así me daré por satisfecho.


Mimi Alonso



No se nota que estoy haciendo un taller de micros, ¿verdad? Jajajaj

3 comentarios:

Diana dijo...

Me encanta. Que escalofrios

Ginés Vera dijo...

Una mirada con memoria, un latido lírico a lo Kavafis.
Bravo.

Pandora_cc dijo...

Diana: me alegro un montón neni ^^

Gin: voy a google ya mismo a ver quién es Kavafis jejejje. Gracias!