lunes, 18 de febrero de 2013

Cuento número 46. Continuación... Deberes taller


Éste cuento es un ejercicio del taller de microrrelatos al que asisto, impartido por el enorme Ginés Vera.
La cosa era ésta: versionar o continuar uno de sus relatos, os dejo el link para que hagáis el seguimiento completo: http://ginesverab.blogspot.com.es/2012/09/doble-cita.html.


Éstos son mis deberes:





Los pies de la chica fueron más rápidos que su cerebro. Miriam Saiz, presentadora del tiempo en televisión, corría dejando atrás ojipláticos clientes del restaurante para perderse por el callejón más próximo. Distinguió una silueta en la lejanía, cerca de la parada de taxis donde se dirigía atropelladamente.
El terror aumentó de intensidad mientras se acercaba: era él, estaba convencida. Se detuvo para dar un quiebro cuando lo encontró frente a frente, a escasos centímetros.
–¿Qué quieres de mí?
–Dile que no -repuso Javier.
Miriam, perpleja, sintió que le agarraban del brazo. Se volvió con el miedo instalado en la  garganta.
–Perdona… ¿eres la chica del tiempo? –preguntó un hombre moreno con sonrisa peligrosa, ojos verdes, atractivo.
–No.
–Vaya, pues te pareces mucho.
–Lo siento.
El tipo se fue en dirección contraria mientras Javier le daba la mano para comenzar un tranquilo paseo. Le siguió por inercia hasta que se internaron en un pequeño parque de verano, donde finalmente se detuvo frente al laberinto de setos.
–Aquí es donde mañana encontrarían tu cadáver.
–¿Iba a matarme? –los ojos del fantasma respondieron por él.–¿Y qué vas a hacer tú? –preguntó desesperada.
–Esperaré que estés conmigo cuando llegue tu momento, princesa –confesó antes de desaparecer.
La dejó sola en el parque, abandonada entre parejas que paseaban su amor aquella noche de verano.


Mimi Alonso

2 comentarios:

Ginés Vera dijo...

Me encantaría leer qué opinan los estantianos asiduos sobre esta continuación, seguro que les gusta o incluso se animen a subir su propia versión. Enhorabuena.

Mimi Alonso dijo...

Pues lo vas a tener difícil. Los estantianos son tímidos: leen pero no comentan jajaja.
Animémosles a subirla, es una buena idea para concurso, la verdad.