martes, 30 de abril de 2013

Firma ejemplares Sabor Euforia



Hola de nuevo, pichones. 

Escribo esta entrada principalmente para aquellos que no tengo en Facebook y que puede no se estén enterando de lo que ocurre últimamente en el universo Mimi/Miriam/Pandora (ruego pues me disculpen por cansina todos esos a quienes esto no les llega de nuevas xDDDDD). 

¡He sacado la novela en papel, muchachos! Una novela muy maja (está mal que yo lo diga, pero es que es maja), Sabor Euforia. Medusa Dollmaker ha tenido mucho que ver en esto: la portada, contraportada y todo el asunto gráfico corren de su mano… Valor añadido, os lo digo yo. 

Como ya sabéis la primera "tirada" fue en formato digital, en enero, utilizando la plataforma Amazon, pero ¡qué sorpresa!, muchos la pedisteis física. Un feliz giro de acontecimientos hizo que se produjera un contacto con la Editorial ADD, así que siguiendo el impulso, la novela ya está publicada: mis retoños ahora tienen cuerpo :)

La historia no acaba ahí. Resulta que hay un cuarto prota en esta aventura, vamos a llamarle librería Somnis en paper. Hace como un mes me hicieron una invitación que no pude rechazar: estar presente en esta edición de la Feria del Libro 2013 de Valencia, firmando ejemplares en su caseta… Bueno, podéis imaginar qué respondí (si no podéis imaginarlo, ya os lo digo yo: “CLARO QUE SÍ, ¿¿¿¿¡¡¡¡CÓMO PREGUNTAS ESAS COSAS!!!!????”). Así que como habréis deducido, este post largo y canso, quiere informaros de que: 

El próximo sábado 4 de mayo estaré de 12:00 a 14:00 firmando ejemplares de Sabor Euforia (muy locamente) en la Feria del Libro de Valencia.

¿Que me gustaría veros a todos por allí? De eso no hay duda. ¿Que para muchos no va a poder ser? Lógicamente, no os preocupéis, ya nos lo montaremos de algún modo (va a haber bastantes más presentaciones y cosillas). ¿Que si os voy a querer igual? Por supuesto que no, os odiaré para siempre  xDDDDD. ¿Qué luego no quiero que me digáis que no os avisé? No, no quiero que me lo digáis. Esa es la finalidad de este post, amores. 
 
  
Os dejo por aquí la invitación que se ha currado ADD (llegado el momento de que alguno se apunte, no hará falta llevarla, que lo sepáis, pero queda muy maja, muy formal, y el diseño es chulísimo).

Abrazos, besos, saludos… Cada uno que se pida el que quiera ^^
Ale, con Dios!


P.D.: Como veis no es que me haya olvidado de vosotros, es que estoy teniendo una época un tanto hardcore. No había dicho nada por aquí porque quería guardarlo hasta el último momento, disfrutar de ese instante en que al fin lo sueltas y te quedas tan pancha xDDDDD. 





lunes, 29 de abril de 2013

Reseña Stardust, Neil Gaiman y Charles Vess







Aproveché una gripe de lo más oportuna (en cierto sentido, claro está) para leer un libro al que tenía ganas de un autor al que también le tenía ganas. Se trata de Stardust de Neil Gaiman con ilustraciones de Charles Vess.
¿Por qué le tenía ganas? Pues porque me pareció delicioso cuando lo vi por primera vez y me lo sigue pareciendo ahora, después de sumergirme en esta fantástica historia donde el mundo real y Faerie, el mundo mágico más allá del muro, se unen.
Tristan Thorne, enamorado de Victoria, promete llevarle una estrella que juntos han visto caer del cielo. Si lo logra, ella le concederá su mano (o lo que él quiera). Este es el suceso motor que arranca Stardust, a partir de ahí nos encontramos con un mundo lleno de magia donde hay seres variopintos y también un reino huérfano, Stockholm, a la caza de monarca. También hay brujas, las Lilim, unas viejas que se vuelven jóvenes gracias a las estrellas. Y es que al parecer todo el mundo tiene planes para la pobre caída del cielo. Si ella, angelico, hubiera ido a aterrizar más allá del muro que separa Faerie de Wall, donde no hay magia, se habría convertido en un pedazo de roca, pero al caer en Faerie, es sólo Tristan quien desconoce la verdad: lo que debe llevar a Victoria no es una piedra, sino una chica de cabellos rubios y piel blanca, tanto como si fuera hija de la luna.
Cuando leí y vi esta novela gráfica, ya me había detenido en la película. En mi defensa diré que la llegó a mí antes que el libro y el trabajo del propio Gaiman, pero gracias a ello he podido comprobar los cambios que se llevaron a cabo en la historia original. Son unos cuantos, no creáis, pero sobre todo me llama la atención el final (tanto de la peli como del libro): en la novela hay un par de alternativas… nunca había visto eso y me pareció la leche. Habría sido muy difícil cerrar esta historia y dejar satisfecho al lector sólo con uno. También al final de mi edición, la de Planeta Agostini y Vértigo, descubro algo que me ha entusiasmado: una propuesta completa fechada en 1993 de lo que iba a ser la obra originalmente, así como los concept arts de personajes y un montón de contenido extra chulísimo.
Me ha gustado: prácticamente todo.
No me ha gustado: encontrar errores en la traducción o errores de estilo en el texto (no de Gaiman, conste). Creo que las grandes empresas, puesto que tienen profesionales que atienden estos aspectos, deberían cuidar los detalles. Tampoco me ha gustado demasiado las caras que pone Vess a los personajes. No porque estén mal (entiéndase que de esto aquí una servidora no tiene ni zorra idea), es sencillamente que no me gusta demasiado cómo lo hace.
Muy recomendable. Además he de deciros que tras leer Stardust y unas pocas cositas más de Gaiman, puedo declararme abiertamente fan.
Si os está gustando lo que leéis, echadle un ojo también a la peli, sale Michelle Pfeiffer, Robert De Niro… en fin, que no tiene desperdicio.
Ya me contaréis.

lunes, 22 de abril de 2013

Reseña Muerto hasta el anochecer, Charlaine Harris



Bueno, pues me ha sorprendido ¿qué queréis que os diga? No es que literariamente sea la leche, pero la historia engancha, la protagonista leída no es insufriblemente tonta como la de la serie en la primera temporada, los personajes me resultaban cercanos e incluso me he descubierto pegándole una bronca irrisoria a la prota sobre lo idiota que está… O sea, que lo he vivido, oigan.
Me ha molado mucho ver que Sookie  piensa en sexo y hay escenas subiditas de tono, pero no es tan en plan a saco como en la serie, que llega un punto en que te empiezas a preguntar qué culo saldrá en el capítulo, pero no puedes dejar de verla… (TE ODIO MIGUEEEE xDDDDDDDDDDD).
Otra cosa destacable es que la serie se mantiene fiel a la novela, muy a agradecer en estas épocas. De verdad, yo alucino con los guionistas, mira que me pareció mala la primera temporada de True blood, cambiando de parecer drásticamente en la segunda, pero es que ahora que me he leído el libro y visto lo que hay, flipo del todo. Me encantaría saber qué técnica utiliza esta gente para les reporte resultados como los que cualquier seguidor de la serie puede ver en doscientas cincuenta páginas de novela.
No esperéis una buena traducción: no la tiene. Esperad pasar unas tres o cuatro horas de entretenimiento, eso sí.
¡Gracias!
¿Dónde está o qué ha sido de Tarah? ¿Se la inventaron? xDDDDDDDDDDD

sábado, 20 de abril de 2013

Fanfic El reTHORno de Loki


CAPÍTULO 7



Visto desde fuera la situación no podría ser más idílica: una pareja viendo la televisión en el sofá, ella con las piernas sobre las de él, él con los brazos extendidos a lo largo del respaldo… internamente la situación no era tan plácida. Mientras Alex se preguntaba si Will recordaría el sexo, si aquel encuentro repentino era a la práctica una desvirgación en toda regla y si lo habría hecho bien, Loki se maravillaba con el ingenio humano una vez más. Aquellos a los que pretendió conquistar chasqueando los dedos como si de chochas de agua se tratara, resultaban en nada similares a los animales de su planeta. Los humanos habían logrado construir a su alrededor todo un conjunto de sistemas variopintos para atender sus necesidades, ya bien primarias como secundarias. Había llegado al punto de inventar sofisticados aparatos como el que la misma Alex tenía en el comedor, para el simple fin de entretenerlos. Loki comenzó a divagar al respecto, no es que la televisión le maravillara, pero sí lo hacía el ingenio. Durante largos minutos pensó qué otras cosas habían inventado los humanos para desconocimiento del universo, y lo que era aún más misterioso, sin ayuda de deidad alguna.
De ahí vendría seguramente su absurda resistencia, de su mente generalmente habilidosa, potencialmente problemática. Los humanos no captaron el mensaje que les dio cuando quiso gobernarlos, cubrir sus necesidades gratuitamente: ya estaban cubiertas, pensó Loki. De ahí la insurrección, de ahí la resistencia, de ahí, llegó a la conclusión, Los Vengadores.
–¿Qué piensas de los dioses? –ella, que desconocía el porqué de la pregunta, se volvió sorprendida.
–¿Ves alguno por aquí?
–Bueno…
–Pues eso, ellos en su casa y yo en la mía.
–Pero los dioses ayudarían aquí, podrían facilitaros las cosas.
–¿Facilitarnos qué y a quiénes? –Loki no supo cómo responder sin descubrir su tapadera–. No gracias Los dioses son como la droga, muchos confían en que hagan lo que hagan están bajo su protección, a otros les hacen felices, a otros desgraciados, otros mueren y matan por ellos… Yo respeto a todo el mundo, pero lo dicho: que cada cual haga lo que quiera lejos de mi casa.
–Hablas así porque nunca has confiado en ellos.
–¿Y por qué se supone que debería haberlo hecho? ¿Lo haces tú? –de nuevo tuvo que guardar silencio–. No lo creo, la verdad. El fanatismo no trae nada bueno venga del planeta que venga.
Alex estaba molesta, molesta y triste. Loki podía sentirla como si fuera un pequeño termómetro que en vez de elevar su temperatura, se enfriara hasta quedar rígido a su lado. Había un motivo para ello, pero no adivinó cuál hasta que se decidió a lanzar la gran pregunta:
–¿Qué te ocurrió?
Le observó aún gélida, tanteando si debía o no contar aquel episodio de su vida al prácticamente recién llegado William.
–Hace un tiempo fuimos atacados por seres despiadados de otro mundo. Tú no lo recuerdas, pero seguramente pasaste tanto miedo como los demás habitantes de La Tierra.
–No lo recuerdo, sigue –la animó Loki.
–Sembraron el caos, mataron e hirieron a cientos de personas. Los países se vieron sumidos en una especie de ataque terrorista a nivel mundial. Estábamos desconcertados, no habíamos hecho nada para merecer ser masacrados como lo fuimos, enterrar a nuestros seres queridos y… –a Alex se le rompió la voz. Sólo entonces, cuando la imagen de un cuerpo muerto surgiendo de una bolsa, y ella llorando desesperada sobre el hombro de su ex pareja, Loki pudo entrever lo que había ocurrido–. No es justo ¿sabes? Somos libres, cada uno tiene derecho a decidir cómo vivir su vida.
–¿Por qué no tomasteis esas muertes como los daños colaterales de cualquier guerra?
–¿Lo estás diciendo en serio? ¿Daños colaterales? –Alex se planteó echarle de casa en aquel preciso instante. Ningún tribunal la condenaría por desamparar a un desmemoriado defensor de aquellos monstruos–. Mira Will, aquel hijo de puta que los dirigía trajo la desgracia a nuestro mundo, nos robó cosas que jamás, JAMÁS, vamos a poder recuperar. Ese puto engendro viniera de donde viniera, no tiene derecho a seguir vivo allá donde esté, cuando todos hemos perdido tanto por su puta culpa. Ojala lo maten a él y a todos los que son como él, ojala sufra… no es más que basura cósmica.
–No puedes juzgarle tan libremente, no conoces sus motivaciones.
–¿Y tú sí puedes? ¿Sí que las conoces? Mira, a lo largo de la historia los filósofos han hablado de la libertad, y…
–¿Filósofos?
–Pensadores, personas ilustres, destacables mentes.
–Entiendo.
–Todos ellos han defendido la dignidad del individuo, han apoyado la justicia. Todos rompieron la lanza a favor de la libertad y el bienestar del pueblo. Para eso ser crearon los gobiernos: para proteger al inocente y castigar al culpable. Ese es nuestro sistema, así funcionan las cosas en un mundo civilizado.
–Pero las cosas no van bien así.
–Por mal que vayan, por más que el poder corrompa al individuo, hay un sistema para que todo esto siga girando, y créeme, ese sistema no tiene nada que ver con una panda de extraterrestres hijos de puta.
–Dices mucho eso…
Por muy conmovedor que pudiera resultar el discurso de Alex a cualquier ser humano, a Loki le dio la risa. Alex, encolerizada, se levantó del sofá. Ya apuntaba con el índice a la puerta cuando sonó el teléfono. Respiró varias veces intentando calmarse, intentando recordar que Will “no estaba bien” porque de estar bien “no diría aquellas cosas”. Finalmente levantó el auricular. Era Yvainne, aquella noche era el cumpleaños de Max, tenían que reunirse sí o sí.

Mientras Alex se vestía, Loki se entretuvo descifrando los nuevos zumbidos que le llegaban. Eran los gigantes, eso estaba claro, solo que sin el filtro de la madre que les arrebató, el ser capaz de redirigir su energía a favor de la comunicación, sus voces llegaban como un murmullo incesantemente molesto que les siguió incluso cuando llegaron a la cervecería, donde los amigos de Alex, inquietos y rumiantes humanos, les recibieron como si de verdad fueran las figuras más esperadas de la noche.
–¿Dónde está el del cumpleaños? –preguntó ella.
–Aquí me tienes –dijo un hombre rubio que a Loki le hizo pensar en su hermanastro casi instantáneamente–. Hola nena. Bueno, tú debes de ser el famoso William –comentó estrechándole la mano en un gesto tan humano que Loki sintió repugnancia.
Una comitiva de amigos siguió al primero, el del cumpleaños. Ellos le parecieron de lo más desagradable con sus ropas tan propias de esclavos como las que él mismo llevaba. Sin embargo las mujeres llamaron poderosamente su atención. A excepción de las habitantes de planeta Kyrios, nunca había visto unas prendas tan provocativas y ajustadas en los pechos de las hembras. 



7 de 10... Divertido ¿no? xDDDDDDD

¡¡¡El lunes vengo con buenas nuevas!!!


lunes, 15 de abril de 2013

Reseña El ponche de los deseos, Michael Ende




¿Adivináis de dónde vino? Pues sí, del mercadillo.
El prota de esta historia es un mago llamado Belcebú Sarcasmo. En algún momento Belcebú firmó un contrato con el maligno, pero por circunstancias la fecha límite para cumplirlo (la noche del 31 de diciembre, San Silvestre) se le ha echado encima acompañada de una amenaza.
No obstante hay una solución a su problema: todavía puede cumplir todas las maldades que prometió. Su tía, una bruja llamada Tirania, ha firmado el mismo contrato que él, pero ha escuchado hablar de la existencia de un ponche maligno que, tomado antes de la primera campanada y formulado un deseo tras cada copa, convierte todo en realidad…
Lástima que Maurizio di Mauro y Jacobo, gato y cuervo respectivamente, sean los más inútiles de los espías infiltrados en casa de los magos. Lástima que ellos no tengan ni idea de qué pueden hacer para evitar que los deseos sus amos se cumplan…
Esta novela se lee super rápido, creo que he tardado como tres horas. Está escrita al ritmo trepidante de una cuenta atrás: siete horas previas a las campanadas. No os dejéis engañar porque digo que se lee rápido, es la obra de concienciación medioambiental más inteligente que he visto hasta ahora. Está enfocada a un público juvenil, pero aquí los estantianos gourmets, sabemos diferenciar una buena historia de una mediocre, sin hacer distinción entre edades recomendadas.
Preparaos para leer una crítica mordaz de la sociedad reflejada en un gato gordo, un cuervo pesimista, un mago muy cabrón y una bruja muy pero que muy egoísta, porque os vais a quedar a cuadros.
También hay un espacio reservado a la religión en este libro, pero lo justo para aprender o enseñar a diferenciar lo bueno y lo malo, dar unas cuantas respuestas a las preguntas elementales (tales como ¿por qué existe el mal y qué piensa de ello el bien? Etc.). Vamos, que es una novelita de agárrate que hay curva: la lucha sorprendente por cambiar un mundo apocalíptico, nacida de unas manos que se piensan las menos adecuadas.
Recomendadísimo.




jueves, 11 de abril de 2013

Reseña Mascarada, Terry Pratchett







Gran elección de título para esta novela que va de máscaras a cascoporro.
El equipo diezmado de intrépidas brujas de Lancre, véase Yaya Cervaieja y Tata Ogg, emprenden viaje a la caótica Ankh Morpork con la firme idea de asegurar que las cosas “son como deben ser” en todo lo relacionado a Agnes, una chica de Lancre, como ellas, que tiene ciertas tendencias brujeriles. La susodicha se ha marchado a la gran ciudad intentando alejarse precisamente de esa faceta que le pronostica (si acaso le diera por inclinarse del lado de los sombreros) un futuro desagradable.
En la ópera, lugar de sueños, mentiras y espectáculos que siempre deben continuar, los entramados son tan complejos que solamente pueden comprenderse por ciencia infusa.
Personajes enmascarados, cantantes que no cantan, italianos de pro que reniegan del pomodoro, un director arruinándose por su terrible contabilidad, un sótano acuoso, una gran lámpara en el techo, un gato con parche, un profesor particularmente nocturno… Todo eso y mucho más es Mascarada.
Me entretuve un montón con este libro que continúa de la saga de las brujas, aunque he de decir que me ha costado un poco más de lo habitual leerlo. No es que sea peor que el resto, es que es diferente.
Cosas que me han gustado:
-Greebo, Greebo me encanta.
-Ver una serie de guiños en acción que cualquiera, con un leve interés artístico, se ha planteado.
-Como siempre, se lee rápido.
-Guiños a la guardia de la noche, que ya los echaba en falta.
Cosas que no me han gustado:
-Algún personaje suelto por ahí que no me acaba de encajar.
-No he visto a la Yaya Ceravieja que conocemos, en todo su esplendor. Por el contrario Tata Ogg estaba que se salía.
-En general, la concepción de la ópera monporkiana.
Peeeero, como todos los libros de este ilustre británico os lo recomiendo muchísimo.
Aquí lo dejo por hoy, pero seguimos… Tengo reseñas para aburrir xDDD

lunes, 8 de abril de 2013

Reseña El invencible Iron Man. Las cinco pesadillas.







Bueno, pues si no me equivoco esta es la primera reseña de cómic que hago y me mola mucho, de verdad, que sea uno de Marvel, pero lo que más me gusta de todo es que tenga como prota a Iron Man.
Las cinco pesadillas, el título es más que sugerente. Claro, como buena fan de Los Vengadores y habiendo leído la sinopsis, no me pude resistir. La sorpresa fue de lo más gorda cuando hojeando, me encuentro con una viñeta donde aparece el Hemisferic de la ciudad de las ciencias de Valencia... Imaginaos cómo flipé.
Muy bien, eh, muy bien. Además es muy agradable, para variar,  tener las descripciones a golpe de vista. Claro, es obvio que siendo un cómic no se iba a extender la cosa con descripciones narrativas, pero es que hasta que no te detienes a estudiar de cerca lo inteligente de este género, parece como que no te das cuenta.
Me ha molado conocer al Tony Stark de papel porque ya conocía al de la pantalla (que por cierto, la próxima peli sale en breve), y no me ha defraudado en absoluto. Me declaro Starkfan (otra vez xDDD).
Lo que sí me ha dejado un poco loca es descubrir que además de Los Vengadores oficiales del reino (o sea, los de la peli) hay otro grupo por ahí. No, no me echéis a los leones, hace poco que he llegado al mundo de héroes y anti héroes de Marvel, aunque creo que voy a desvincularme tirando a pronto: los otros Vengadores cuentan con Spiderman… Oh, en serio… ¿de verdad? ¿Qué falta hacía meter al cutre este en un grupo tan majo? ¿WTF estaban pensando Lord Marvel? xDDDDDDD
Bueno, volviendo a Tony Stark y sus pesadillas, diré que el tomo se me ha esfumado en las manos, y eso que me he recreado un montón en las ilustraciones. Desde mi punto de vista os diré que es muy recomendable, creo. Digo creo porque, como ya habréis sospechado, tengo lo que viene siendo cero idea de reseñar cómics.
A mí en serio que me ha producido una sensación muy molona. Ruego que si resulta me estoy equivocando y es una castaña, alguien venga y me razone en la medida de lo posible el por qué.
Sorpresas al final de tomo: las pesadillas crecen y los malotes se reproducen, bueno y… ¡PUTO SPIDERMAN!, en fin.
Gracias estantianos, por leer cómic, novela, relato, micro, poesía o lo que sea <3
¡¡¡No os perdáis los comentarios al final del libro!!!
Besis.

¿Conocéis el premio Eisner? Voy a ver si me entero de qué va la cosa; este tomo lo ha ganado. ¡Gracias!





jueves, 4 de abril de 2013

Reseña Ghost Girl, Tonia Hurley




Bueno…
Obra para público juvenil, formato molón y llamativo, hojeándolo rápido te encuentras con reflexiones profundas sobre la vida y la muerte, pero… pero… MAL.
En Ghost Girl se trata la historia de una estereotipada adolescente americana que en su búsqueda por encajar tiene un accidente, y va a morirse en el momento más inoportuno: cuando al fin consigue un acercamiento al deportista de turno  que es… ¿a que no lo adivináis? ¡Sí! ¡El novio de la capitana de animadoras! xDDDDDDDDD. Me parto, en fin…
La cosa es que Charlotte, que así se llama la niña muerta, se convierte en el espíritu más cutre del mundo. Resulta además que además de no subir al cielo, se queda en la tierra y tiene que asistir al instituto de nuevo, porque debe aprender a aceptar que está muerta. Total, que le van pasando un montón de historias entrelazadas constantemente con el mundo de los vivos (entre otras porque el instituto fantasmal comparte techo con el natural, que eso es estupendo, claro…).
No voy a decir que este libro sea de esos que cualquier persona con lago mejor que hacer se pueda evitar, pero os diré que si estáis buscando cosas originales para estudiar la novela juvenil, lo esquivéis mogollón.
Me ha gustado: en un principio Scarlett, un personaje secundario y también estereotipado, que dejó de gustarme en cuanto aceptó un reto CANTANDO CONSIGNAS CUTRES contra unas animadoras. Ah, la edición está O.K.
No me ha gustado: el flojo personaje protagonista, la floja trama, el incomprensible y cutre final, lo forzado en general de la obra, los secundarios también tirando a mal… Uff, en serio…
Todo demasiado forzado y poco currado. Yo creo que cualquier niña que lo lea, en algún momento se pararía a pensar: “bueno ¿y cuándo se va a acordar de ver a su familia?”
No os lo recomiendo, obviamente.








miércoles, 3 de abril de 2013

Fanfic El reTHORno de Loki


CAPÍTULO 6



Difícilmente podría distinguirse donde acababa él y empezaba ella. Nunca tuvo tantas ganas de apropiarse de algo como las tenía de Alex, que indefensa y hambrienta, peleaba sin uñas por resistir. Sólo vistiendo ya los pantalones se dejaron caer en el sofá que hacía las veces de cama, para allí deshacerse de las últimas piezas inoportunamente situadas entre ellos.
–Quítatelos –sentía tal ansia que temió, si era él quien la desvestía, arrancarle también la piel–. Hazlo.
Pero Alex se desnudaba, no fue necesario que se lo pidiera. Se mostró hermosa, con sus pequeños pechos endurecidos y su cintura marcando con precisión la línea inflexiva de Loki.
También él se mostraba espléndido, pensó ella. Era el ser más hermoso que nunca tuvo el placer de contemplar desnudo, excitado, pétreo.
Loki se colocó sobre ella ignorando el leve zumbido nacido en un profundo lugar de su mente. Provenía de otro mundo, de otra vida que en nada se parecía a la de William el humano. Pero no era momento de prestar atención a nada, ni de concentrarse en nada que no fueran los jadeos de Alex en su oído.
–Bésame –pidió. Y él la besó cubriendo sus labios por completo mientras empujaba con su cadera la de ella, hasta encontrarse íntegramente en su interior. Sólo entonces separaron sus labios para dejar paso a un concierto de gemidos, que iban y venían según él hacía desaparecer la distancia entre los dos.
Alex gimió, esta vez de modo distinto a las anteriores.
–¿Te duele?
–Es muy intenso, mucho –a penas podía respirar. 
–No quiero parar, Alexya –dijo él besándola de nuevo, tomando impulso para observar  maravillado cómo se retorcía bajo su cuerpo, alcanzando el punto álgido cuando se estremeció, poseída por intensas contracciones–. No quiero parar –repitió antes de sentir también que el placer le envolvía haciéndole fruncir el ceño de ojos cerrados.
Loki había practicado el sexo con féminas asgardianas, también con tantas de otros planetas, todos hermosos ejemplos de su género. Estaba orgulloso del título que le concedieron: Loki era un buen amante, el mejor de los amantes. Una vez consumado el acto ante el júbilo que mostraban las favorecidas por su gracia, él se sentía invadido por la repugnancia y el deseo febril de alejarse para no regresar nunca. Había tantas por todas partes que odiaba perder el tiempo con la misma... Pero cuando se tendió junto a Alex en completa tensión, se sorprendió no encontrar rastro alguno desagradable ni ansias de huída. Al encontrarla en silencio, con los ojos cerrados, sólo sentía la necesidad de observarla descansar en completa calma, sonrosada,  de costado para colocar la cabeza sobre su hombro.
¿Qué era aquello? ¿Por qué rodeaba también su cintura? ¿Por qué depositó un beso sobre su corazón y él lo permitió, en vez de recoger las prendas esparcidas y desaparecer en un pestañeo? ¿Por qué no saltaba ella de excitación? ¿Por qué no ansiaba dar a conocer que había compartido lecho con él?... Alex no tenía la mínima intención de irse, y Loki, pese a la confusión y extrañeza del momento, tampoco quería que lo hiciera. Quizá estuviera bien comprobar su temperatura… Alex sonrió al sentir el tacto cálido y también los labios de Will, próximos a su frente, en un abrazo que no tenía prisa por disiparse.

Estaba adormecido cuando el zumbido volvió a aparecer, esta vez más intenso, exigente. Loki cerró los ojos concentrándose en la llamada que, inoportunamente, estaba a punto de atender. Dejó su cuerpo custodiado por la somnolienta Alex y viajó más allá de las galaxias, al oeste del universo, a un lugar tan lejano como árido.
Era Danyra quien reclamaba su presencia, su aliada y eterna Danyra, madre de gigantes renegados como él, de la que normalmente gustaba recibir noticias… Normalmente.
–¿Qué quieres? –inquirió molesto por la sonrisa que la diosa mantenía pétrea, resplandeciente en sus labios violáceos.
–Siempre es bueno saber qué ha sido de los viejos amigos… Me alegra verte bien.
–¿Bromeas? ¿Dudabas que estuviera vivo?
–Jamás dudaría tal cosa –dijo ella colocando sobre sus hombros un manto elaborado a base de sangrantes cabelleras enemigas. Danyra gustaba mostrar sus más delicadas prendas en presencia de Loki.
–¿Para qué me has llamado?
–Para darte noticias.
–Habla entonces.
–Thor sigue vivo y se dirige a Asgard.
–¿Tan pronto? –comentó él sorprendido–. Pensé que le llevaría al menos un par de siglos recuperarse.
–Es el hijo de Odín –dijo ella remarcando el parentesco con sorna–. Es fuerte –Loki escuchó levantando una ceja desdeñosa.
–¿Para eso querías verme?
–No, quiero ofrecerte la protección de tus hermanos gigantes.
–¿Mis hermanos? ¿Tú? ¿Tus hijos? –se mofó Loki–. Danyra, no sois mis hermanos. Vosotros y los gigantes de hielo os parecéis tanto como Thor y yo –se dio la vuelta decidido a regresar al lejano lugar del universo donde su cuerpo seguía abrazado por una humana.
–El caso –continuó ella–, es que tanto nosotros como ellos corremos un riesgo que podríamos evitar si nos aliáramos.
–¿Qué riesgo? –preguntó deteniéndose.
–Lo sabes perfectamente.
–¿Ha regresado?
–Nunca se fue, sólo estaba dormido.
Los titanes jamás le cayeron en gracia, menos cuando amenazaban su existencia.
–Pues avísame cuando despierte –resolvió dándose la vuelta.
–Loki, no seas estúpido, piensa que… ¡Lo siento! ¡No! ¡Perdóname! –exclamó Danyra, pero el poder del dios ya se dejaba sentir en su cuerpo como si fuera una serpiente, enredado, furioso, estrangulándola.
–Jamás te dirijas a mí de ese modo –dijo entre dientes haciendo tanta presión que la madre de gigantes, quince veces superior a él en tamaño, cayó de rodillas suplicando clemencia.

Ya había regresado junto a Alex, ya podía sentir de nuevo su caricia en el pecho, su calor próximo esparcido por todo el cuerpo y el leve susurro de su respiración, cuando Danyra cayó inerte al suelo. El planeta tembló entonces, y sus hijos, entre desgarradores rugidos, elevaron cánticos al cielo  que clamaban venganza.



   Allá va el sexto cachito de este regalo tan molón pa una hamija y pa todas las demás fans de nuestro malvado asgardiano... Ains... xDDDDDDDDDD Estamos a cuatro del final, pichones, que lo sepáis. 

Alucino estantianos... Os prometo que la entrada original tiene bien puestos los guiones de diálogo y las sangrías... Dolor de blogger T___T



lunes, 1 de abril de 2013

Reseña Jane Eyre, Charlotte Brontë








Hola a todos, estantianos.
Vengo con un clásico y vengo que lo rompo. ¡Oh! ¡Oh de verdad qué pedazo de novela me he leído! Jane Eyre, sí, de la señora Charlotte Brontë. Que le den todas las medallas, oigan. No ha sido sólo la historia, ha sido todo: hablamos de tratamiento del lenguaje (vale, aquí hay que darle méritos también a la traductora, que lo suyo ha tenido que padecer), de la trama, de la velocidad, de la separación de elementos para que la obra en sí no quedase farragosa… Claro, por eso es un clásico inglés… nos ha jodío mayo con las flores.
Vamos a la historia:
En la primera de las tres partes Charlotte Brontë nos cuenta la vida de Jane Eyre, una niña huérfana que queda al cuidado de su tía, una señora mala como un dolor, hasta que la mujer la envía a un internado tirando a cutre (pero cutre cutre, hay una epidemia de tifus y cascan la mitad de las chiquillas, para que os hagáis una idea).
La segunda parte trata de la Eyre adolescente y adulta, y de su abandono del internado donde se hizo maestra para ser institutriz en una casa privada. Aquí es donde conoce al señor Rochester, un tipo que nadie ve particularmente atractivo y que además tiene una mala baba importante consigo, pero, pero, ¡oh, fortuna!, comienza a sentir cierta debilidad por nuestra heroína rara. Aquí lo dejo.
La tercera parte es para leerla atentamente. A mí me encantó. Jane descubre un montón de cosas respecto a los misteriosos acontecimientos que se sucedían en la casa de Rochester, y también cosas de su propia familia. También aquí se acaba la historia con un final muy digno de cleenex e “ir corriendo a youtube a ver si está la peli completa porque tengo mono” (#truestory).
Sí, podemos catalogarla como novela romántica. Vosotros, estantianos míos, no estáis acostumbrados a reseñas de ese tipo por estos lares, pero es que LO VALE. No es una historia pastelona en plan “ohhh es que te adoro y te amo tanto que sin ti no puedo respirar” ¡Ná! Es una historia donde el amor queda casi como un matiz más que complementa a la prota, Jane Eyre, la de los webs como campanas.
Ambientada en la regencia, o casi, esta novela desde ya pasa a formar parte de esas historias que van a tener un lugar especial en mi corazoncito. Y es que sí, estoy que me apetece leer clásicos.
Tengo Orgullo y prejuicio sobre la mesita ¿alguien quiere añadir algo?
Besitos, majos.


P.D. Amenazo con que este mes sea el de las reseñas. Armaos de valor, pichones, que llevo como cinco meses sin publicar ninguna. Pero que no cunda el pánico, no van a salir todas las de los libros que he leído sólo, como os comenté, las de aquellos que por bien o por mal, me hayan llamado la atención. 
Ciao!