lunes, 29 de abril de 2013

Reseña Stardust, Neil Gaiman y Charles Vess







Aproveché una gripe de lo más oportuna (en cierto sentido, claro está) para leer un libro al que tenía ganas de un autor al que también le tenía ganas. Se trata de Stardust de Neil Gaiman con ilustraciones de Charles Vess.
¿Por qué le tenía ganas? Pues porque me pareció delicioso cuando lo vi por primera vez y me lo sigue pareciendo ahora, después de sumergirme en esta fantástica historia donde el mundo real y Faerie, el mundo mágico más allá del muro, se unen.
Tristan Thorne, enamorado de Victoria, promete llevarle una estrella que juntos han visto caer del cielo. Si lo logra, ella le concederá su mano (o lo que él quiera). Este es el suceso motor que arranca Stardust, a partir de ahí nos encontramos con un mundo lleno de magia donde hay seres variopintos y también un reino huérfano, Stockholm, a la caza de monarca. También hay brujas, las Lilim, unas viejas que se vuelven jóvenes gracias a las estrellas. Y es que al parecer todo el mundo tiene planes para la pobre caída del cielo. Si ella, angelico, hubiera ido a aterrizar más allá del muro que separa Faerie de Wall, donde no hay magia, se habría convertido en un pedazo de roca, pero al caer en Faerie, es sólo Tristan quien desconoce la verdad: lo que debe llevar a Victoria no es una piedra, sino una chica de cabellos rubios y piel blanca, tanto como si fuera hija de la luna.
Cuando leí y vi esta novela gráfica, ya me había detenido en la película. En mi defensa diré que la llegó a mí antes que el libro y el trabajo del propio Gaiman, pero gracias a ello he podido comprobar los cambios que se llevaron a cabo en la historia original. Son unos cuantos, no creáis, pero sobre todo me llama la atención el final (tanto de la peli como del libro): en la novela hay un par de alternativas… nunca había visto eso y me pareció la leche. Habría sido muy difícil cerrar esta historia y dejar satisfecho al lector sólo con uno. También al final de mi edición, la de Planeta Agostini y Vértigo, descubro algo que me ha entusiasmado: una propuesta completa fechada en 1993 de lo que iba a ser la obra originalmente, así como los concept arts de personajes y un montón de contenido extra chulísimo.
Me ha gustado: prácticamente todo.
No me ha gustado: encontrar errores en la traducción o errores de estilo en el texto (no de Gaiman, conste). Creo que las grandes empresas, puesto que tienen profesionales que atienden estos aspectos, deberían cuidar los detalles. Tampoco me ha gustado demasiado las caras que pone Vess a los personajes. No porque estén mal (entiéndase que de esto aquí una servidora no tiene ni zorra idea), es sencillamente que no me gusta demasiado cómo lo hace.
Muy recomendable. Además he de deciros que tras leer Stardust y unas pocas cositas más de Gaiman, puedo declararme abiertamente fan.
Si os está gustando lo que leéis, echadle un ojo también a la peli, sale Michelle Pfeiffer, Robert De Niro… en fin, que no tiene desperdicio.
Ya me contaréis.

No hay comentarios: