miércoles, 11 de septiembre de 2013

La evolución de Calpurnia Tate, Jacqueline Kelly



Mira que tuve un par de reservas a la hora de leer este libro, más que nadad porque al leer la sinopsis parecía que el trabajo maravilloso que había hecho el portadista, se iba a ver empañado por un relato un tanto extraño... La cosa es que para variar me equivocaba. ¿Qué hay entre las páginas de este libro? Pues aventuras, además narradas de modo inteligente, porque abarcan también la ciencia y un leve reflejo de lo que suponía ser una mujer en ciernes a puertas de un cambio de siglo, en Texas, para más inri.
Calpurnia Tate, única chica en una familia llena de varones, lleva una etiqueta en la frente que muy a pesar suyo determina su destino: le guste o no, se dedicará a los quehaceres domésticos, a las puntillas, sufrirá desmayos y le pasarán todas esas cosas que le pasan a su madre con pleno conocimiento de causa, se niegue a ello o no. El problema es que a ella no le atrae nada ese mundo, por supuesto, de modo que cuando su abuelo, una figura misteriosa que convive con ellos en casa, comienza a responder las preguntas que Calpurnia lleva haciéndose un par de años, su relación con él cambia, y lo hace del todo. El abuelo se convierte entonces en el punto de apoyo que tiene la niña, claro que también se transforma en ese personaje mágico que llenará el verano de Calle con montones de descubrimientos, expediciones en busca de plantas desconocidas, especímenes y un montón de cosas chulas que a la madre de la niña como que no le parecen tan interesantes.
Os lo recomiendo, sobre todo si sois aficionados o tenéis cierto interés en la ciencia. Es un libro muy entretenido y sorprendente, sobre todo al final, cuando no ocurre lo que la mayoría íbamos temiendo en los últimos capítulos.
Lo dicho: buena elección para pasar un rato curioso y alimentar literariamente ese lado que algunos olvidamos en pos de las letras.

Editorial: Roca Editorial
Páginas: 268

ISBN: 978-84-9918-103-5

2 comentarios:

Ginés J. Vera dijo...

Cumplo los requisitos, me apunto a Calpurnia, gracias.

Mimi Alonso dijo...

Además de verdad, tú eres uno de los que SÍ jajajaj
Besis