lunes, 21 de octubre de 2013

Contra el viento del norte, Daniel Glattauer


Libro adictivo, ojito con él, liquidado en una noche.
Emmi y Leo se encuentran por error, una letra mal puesta en la dirección de correo electrónico de él sirve como detonante para esta historia, que acaba un año después de intercambios casi diarios de correos. ¿Por qué es adictivo? Porque la mayoría de los humanos al tener un momento flaco nos hemos agarrado al famoso clavo ardiendo, y eso es lo que les sucede a Emmi y Leo vía esas cartas que dicen sin decir y ocupan la mente más tiempo de lo políticamente correcto.
Estoy deseando leer la segunda parte.
Epistolar actual (supongo que el formato "correo electrónico" es el nuevo "epistolar"... Esto casi da para un debate).
Me ha gustado:
-Que la historia la mueva ese quiero y no puedo/debo pero me atrae.
-Que la narración como he dicho por ahí arriba sean principalmente esos correos.
No me ha gustado:
-Emmi en el último capítulo.
-Emmi cuando se pone trascendental.
-Leo y sus recuerdos que atacan estando más borracho de la cuenta.
Si tuviera un marcador de puntuaciones le daría un 8 largo, pero no lo tengo, así que confío que quienes vengan a leer esta reseña y hablen con más lectores de Glauttier, abran ese librito con curiosidad y lo disfruten (me consta -Facebook es lo que tiene-, que hay una horda de fans del libro por ahí sueltos).
Ale, pues ahora a la segunda parte ¿no?
¡¡Gracias estantianos!!

2 comentarios:

Ginés J. Vera dijo...

El hecho de que le hayas dado un notable alto ya es motivo suficiente para que vaya a la biblioteca y mire a ver si tengo suerte. Gracias por la recomendación, un saludo.

Mimi Alonso dijo...

Te gustará, yo creo que aunque solo sea por el formato lo verás gracioso. Ya me cuentas.