domingo, 22 de diciembre de 2013

El profesor, Charlotte Brontë





¿Conocéis esa pena que sientes cuando descubres la obra de un autor que pasó a mejor vida hace tiempo? Pues así me siento hoy, con una pena sosegada y modesta, leve pero contundente. Me gusta Charlotte Brontë, me atrevería a decir que me gusta más que Jane Austen, y ya es mucho decir, pero es que la Brontë tiene algo que le falta a Austen y ese estilo capaz de embaucarte en la obra, esa narrativa leve que retiene sin ahogar, sin pretensiones imperiosas. Leí El profesor porque lo encontré de refilón en la biblioteca que estoy ayudando a organizar. Lo busqué en las grandes de Valencia, pero no había rastro. Seguramente coincidió que nunca di con él ojeando en librerías, la cosa es que me metí en él de lleno. He de decir que me gustó bastante más Jane Eyre, pero claro, es que tenemos entre manos una historia muy distinta. En tanto Charlotte parecía tener algún tipo de fetiche por la gente feucha y abandonada, sus dos obras no tienen que ver una con otra. Me gusta lo leve que se hace leerla aun cuando hablamos de una autora del XIX, me gusta y me sorprende. Además, me hace pensar que pese a las adaptaciones que se hayan podido hacer de su obra, fue una innovadora en el asunto de las letras. No sé, estoy convencida de que esta mujer me habría caído bien.
Por lo pronto os dejo esta reflexoreseña (me está gustando esto de inventar palabras) para que sepáis que este libro existe, y a pesar de lo que he dicho, su lectura es muy recomendable.
Un saludo, estantianos. 

RBA Coleccionables
ISBN.: 987-84-473-6121-2
333 Páginas

No hay comentarios: