lunes, 14 de abril de 2014

Reseña Despertar L.J. Smith





Empecé a ver esta serie por recomendación de una conocida, pero sin convencimiento de causa. Yo soy de crónicas vampíricas, sí, pero de las de Anne Rice, que viniera la tal L.j. a contarme milongas pues como que no, pero en fin, la cosa es que me vi la primera temporada a cachitos, en ese estado que pareces no estar pero de algo te enteras. La cosa es que me enteré, y según iban pasando los capítulos me enteraba más. Me gustó, de ahí que me animara a ver de dónde salió la idea y encarara este primer libro…
Muy mal eh, o sea, fatal. Vale que solo he leído el primer libro, pero me desencanto al pensar que la serie pueda ser mejor que la idea original. Ya me ha pasado con Cómo entrenar a tu dragón, y esto la verdad es que está llevando el mismo camino. Elena, la protagonista, es menos creíble aún que los vampiros. La gente que le rodea, pues fatal. Las situaciones, las reacciones, los “cómo responden los demás personajes”… bueno, bueno, bueno: muy mal.
Subí una reseña hace tiempo aquí. La gente que me sigue en Facebook me recomendó, por poco que me llamara, leer los libros de la saga antes de precipitarme juzgando. Os diré que con esta no se va a repetir lo mismo, pero también os diré que no pienso leerme la saga a menos que me super convenza el siguiente libro (este sí caerá, para que no se diga).
Me estoy llevando chascos gordos por todas partes… Dios mío lecturas del 2014, ¿qué está pasando?

No hay comentarios: