lunes, 12 de mayo de 2014

Lunes cambiando horarios y reorganizando la semana

Y no es que me queje, al final va a salir bastante mejor de lo previsto, pero claro, ya me lo había montado de otro modo. En fin, ancha es Castilla, amos al lío:

¡Perdón por faltar a mi cita la semana pasada! Pasaron cosas, muchas, algunas buenas y otras NO. Me agoté, decidí no saturarme y no saturaros. Estamos en temporada de ferias, todos publicando fotos e info como locos... Yo también lo voy a hacer, pero con calma, despacito.
Aquí os dejo un pequeño resumen de cómo han sido estas dos semanas cargadas de "temita" literario y del otro.
#enjoy 

Sobre la mesa, junto al portátil, empieza todo...

 ...con él, que es un entregadísimo 50% de este equipo.

 ¿Cómo se liberan tensiones antes de una firma importante? Las hay que se tiran de los pelos, yo me subo por las paredes. 

Firma en de Euforia revolution en Feria del libro de Valencia 3/5/14

 Vino gente que adoro. Me costaba estar dentro de la caseta como los escritores normales (el señor de la foto es uno de mis alumnos. Ya os dije que también soy profesora ^^).

Querido Juan, mil gracias por...

Ese mismo día, tal como anuncié, fue la firma de la antología 152 rosas blancas, donde uno de mis relatos fue seleccionado. Me hizo muchísima ilusión conocer a los compañeros, reencontrarme con profesoras de mi cole (no es coña, me teníais que haber visto la cara). 
¡Selfie!  jejeje

 


 Ya no recuerdo si esto fue antes o después de la Feria, pero da igual. Fue genial. Tengo amigos geniales.

 Me encanta esta foto. Gente que viajó desde León para poner el hombro y ya de paso asistir al momento. Gracias Dragón, yo también te quiero.

Coronamos la temporada con un cortecito de pelo, que buena falta me hacía. Finalmente ha vuelto el flequillo.

Algunos se preguntarán ¿por qué os enseño todo esto? ¿Qué gano mostrando fotos de mis amigos, de una fiesta, una escalada?... Yo misma lo pensaba hace un rato.
No gano nada y lo gano todo. Gano vida.
Ha habido dos citas estos días que me han dado muchísimo que pensar. Una de ellas: "el mal conoce al bien, pero el bien no conoce al mal". La otra: "si quieres ser escritor, tienes que dejar de lado la vida y centrarte en escribir"... No. Me niego. Ahora, a punto de cumplir los treinta, decido vivir escribiendo, ser feliz haciéndolo y también cuando no lo hago. Me quedo con las pequeñas cosas, con los momentos, las cervezas, el olor a libro nuevo, los ronroneos y risas en la cama. Me quedo con la compañía presente aunque lejana. Me quedo con los instantes.


Lo dije el otro día y hubo gente que pensó que era coña, pero no lo es. Loki firmará conmigo la próxima novela que publique.





2 comentarios:

Ginés J. Vera dijo...

Me alegro de que la firma fuera genial. En la siguiente ya veo que Loki también estará, eso si que es un tandem ganador.
Mucha suerte con Euforia Revolution. Un saludo.

Mimi Alonso dijo...

Sí!! Creo que se lo merece por tantas horas de vigilancia, mimitos, esperarme junto al portátil y motivarme en general.
No entiendo como hay gente que puede hacerles daño, no lo entiendo. Son pequeños universos que pueden conseguir lo que necesitan y se propongan... hasta escribir novelas.