lunes, 28 de julio de 2014

¡ME VOY DE VACACIONES!


¡¡Ya ha llegado el momento, estantianos!!


 Tengo un montón de curro pero...


Voy a desconectar, voy a reencontrarme con amigos que me pillan muy lejos y se pasan el año comiéndome la oreja para que vaya. Pues ale...


¡VÁMONOS DE TIMBA!


¡¡A pastar todo lo demás!!




Vamos a divertirnos, relajarnos, agobiarnos, o lo que sea, pero hagámoslo de VACACIONES, QUE NOS LAS MERECEMOS, COPÓN YA
Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
¡¡¡¡¡Subidón colectivooooo!!!!
Ahora no queda más que deciros HASTA PRONTO, MUCHACHADA. Volveremos en septiembre con renovadas fuerzas y ganas de emprender, divertir y entretener, como siempre. Traeremos nuevos libros, nuevas historias y aventuras que compartir. Traeremos temita y otros paisajes en la retina. 
Hasta entonces el blog quedará inactivo, este año no hay retrospecters...


...sé que te molaban Blancabrona, pero así son las cosas xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

¡¡NOS LEEMOS, GUAPURAS!!

PASAD UN AGOSTO GENIAL

Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

<3

.
.
.

¿

?
Lo entiendo. Yo también conocí a Blancabrona hace poco.

Jaja...

;)

lunes, 21 de julio de 2014

Reseña El príncipe de la niebla, Carlos Ruiz Zafón






Pues lo cogí porque me lo recomendaron, y vaya sorpresa, señores míos: me ha encantado.
La historia desde un principio tiene sectores tristes, de esos que a uno le evocan los clásicos en novela juvenil, el verano, las bicicletas, la casa nueva que huele a polvo, un enigma, vamos, todo muy típico, pero oigan, que no, que la historia atrapa y mucho, además.
Muy bien. Me ha gustado en particular de este libro que fuera la primera obra escrita y presentada a concurso por este hombre. Se nota cómo ha cambiado su estilo en estos años cuando lo ves al detalle. Eso está particularmente bien. ¿Por qué? Porque él pudo corregirla, pudo hacer que ese primer librillo tuviera el toque Zafón que le ha hecho un superventas, pero decidió dejarla como estaba honrándola de ese modo. Sin ella, sin sus fallitos y sus cosas a mejorar, él no sería quien es ahora mismo en el panorama español.
Muy bien, en serio. Muy misteriosa con una ambientación que me recordó a la de la película The ring (la japo, la buena). De verdad que os lo recomiendo. Eso sí, id con idea de que es juvenil, a pesar de dar un mal rollito que a mí al menos, me ha resultado importante.
Luego no digáis que no os avisé.
Ya me diréis,
Ed. Círculo de lectores
ISBN: 978-84-672-2747-5
230 Páginas

lunes, 14 de julio de 2014

Reseña La catedral del mar, Ildefonso Falconés.





Me lo dejaron, me atraía pero nunca lo compré. No me planteé que fuera un acto subconsciente, un “no sé si fiarme de ti, coleguita”. He de reconocer que no habría puesto el grito en el cielo si lo hubiera comprado, pero también os digo que no es un libro que me emocione imaginar en mi biblioteca…
Y no es que sea malo, malo no es, eso es indiscutible, solo hay que ver a la cantidad de gente que ha llegado, la cantidad de cosas que han dicho de él, la cantidad de prensa que en su momento movió la obra, pero yo no sé si es que estoy acostumbrada a otro tipo de lectura, a otra ficción histórica, otro tipo de acción, una caracterización de personajes diferentes, no sé, a otra cosa, que no me llegó a enganchar. El principio iba bien, cuando el padre lucha por salvar al hijo, el taller de alfarería, etc., pero por ejemplo, me desencantó muchísimo el carácter del padre respecto al protagonista, porque no lo veía ni siquiera como a un padre español que casara con la época, le veía con un pensamiento tan progresista, tan amable que ni siquiera en años de progreso como los nuestros, puedes encontrar en todas las personas. Supongo que captáis lo que digo, pero si no allá va: no me creí al padre del protagonista. Tampoco me creí a sus compañeros transportando las piedras, era todo como demasiado amable, como demasiado mentira, como que los viejecitos donde vivían les adoptan a él y al raterillo porque sus corazones, en épocas de hambrunas, en aquellas épocas, vamos, se ablandan… No. Lo siento pero no me lo creo.
Mi profesor particular siempre me dice eso cuando dejo de lado el rigor en pos del romanticismo a la hora de escribir, el “no me lo creo” me gusta menos que a nadie, pero es que hay que reconocer que a veces a algunos escritores se nos va la mano.
En fin, lo dicho. Gran obra, los paisajes estupendos, los retratos históricos en parte también, pero los personajes, sus caracteres, sus pensamientos, no me han convencido.
Gracias por pasar y leer.

miércoles, 9 de julio de 2014

Reseña Cabo Trafalgar, Arturo Pérez-Reverte




Los que me seguís en Facebook visteis que este libro lo leí hace un tiempo, y quedé tan marcada por su comienzo como para sacarle una foto al primer párrafo con el teléfono móvil para invitaros a acercar vuestras miradas a él.
Me encanta. Cabo Trafalgar, amén de una novela que narra con crudeza histórica y aguda ironía la batalla que se dio en la zona que el propio nombre indica, es una muestra más de lo que para mí significa ser un escritor de talla. Llamarle herramientas, llamarle chabacanería, mala educación, llamarle lo que os dé la gana, pero no me neguéis que este hombre es un puto genio. ¿Por qué me aventuro a hacer tamañas declaraciones? Porque creo que NUNCA había leído un libro histórico narrado de modo tal, que tú, lector de a pie, acabes convirtiéndote en uno más de los soldados que, en un frente u otro, están cagándose de miedo mientras su barco zozobra en alta mar. Y aún así, con toda la amargura del momento, sonríes, ves a los españoles con sus clichés y sus acentos, a los franceses, al Petit Cabrón, a todos, retratados con un narrador omnisciente que solo Arturo Pérez-Reverte puede esgrimir con tanta violencia, descaro, humor e ironía.
De esta nouvelle no voy a poner datos, más que nada porque los apunté, pero en mi constante estado de “escritorio revuelto” no consigo encontrar su ISBN y número de páginas.
Claro que lo recomiendo, faltaría más.

lunes, 7 de julio de 2014

Presentación Euforia Revolution Califato Café


Porque sí, porque es un sitio que me encanta y Juan Carlos (el dueño) es un máquina, quiero siempre que sea posible, presentar mis libros en Califato Café...
El pasado 5/7/14, unos cuantos y yo nos juntamos allí para la presentación oficial de Euforia Revolution, e igual que el año anterior no me pude sentir más cómoda ^^.
No faltaron al evento nuevos amigos, otros que ya tienen más tiempo y unos que, como entes molones que son, llegaron desde tierras lejanas y decidieron regalarnos ese ratito.
La fiesta se aderezó con cupcakes caseros de Mimi y también de Tartitas y tortazos (si no conoceis a la gente que está tras el sugerentísimo título de esta empresilla, ya estáis buscando en Facebook).
Absolutamente nada de lo que hago en el aspecto literario tendría la mitad de gracia que tiene sin mi Sancho (o Quijote, dependiendo de la ocasión) Ginés Vera, al que debería pagarle con el prometido chalet en la Gran vía en vez de atiborrarle a magdalenas.  Eres enorme.
¡Ay las magdalenas, ay mis cupcakes!... Pero bueno, no le quitemos chispa al asunto. Estuvo bien, muy bien. Realmente genial.
Sin vosotros nada de esto tendría sentido. Yo lo sé, ellos lo saben, todos lo sabemos.
Mil gracias por estar ahí, apoyando caigan chuzos de punta o haga un calor sofocante.







Ahora que ya estamos solos os diré que no va a haber más presentaciones de Euforia Revolution como poco hasta septiembre. 
Pasadlo genial, fieras. 
Muas.