miércoles, 9 de julio de 2014

Reseña Cabo Trafalgar, Arturo Pérez-Reverte




Los que me seguís en Facebook visteis que este libro lo leí hace un tiempo, y quedé tan marcada por su comienzo como para sacarle una foto al primer párrafo con el teléfono móvil para invitaros a acercar vuestras miradas a él.
Me encanta. Cabo Trafalgar, amén de una novela que narra con crudeza histórica y aguda ironía la batalla que se dio en la zona que el propio nombre indica, es una muestra más de lo que para mí significa ser un escritor de talla. Llamarle herramientas, llamarle chabacanería, mala educación, llamarle lo que os dé la gana, pero no me neguéis que este hombre es un puto genio. ¿Por qué me aventuro a hacer tamañas declaraciones? Porque creo que NUNCA había leído un libro histórico narrado de modo tal, que tú, lector de a pie, acabes convirtiéndote en uno más de los soldados que, en un frente u otro, están cagándose de miedo mientras su barco zozobra en alta mar. Y aún así, con toda la amargura del momento, sonríes, ves a los españoles con sus clichés y sus acentos, a los franceses, al Petit Cabrón, a todos, retratados con un narrador omnisciente que solo Arturo Pérez-Reverte puede esgrimir con tanta violencia, descaro, humor e ironía.
De esta nouvelle no voy a poner datos, más que nada porque los apunté, pero en mi constante estado de “escritorio revuelto” no consigo encontrar su ISBN y número de páginas.
Claro que lo recomiendo, faltaría más.

No hay comentarios: