lunes, 22 de diciembre de 2014

Reseña obras Ana Elena Pena – Antídotos contra la belleza, Sangre en las rodillas y La ciudad de las niñas perdidas.






Pues sí, hoy, y para acabar casi casi el año, tenemos una reseña múltiple. Se trata de tres libritos que fueron a caer en mis manos en un momento de debilidad importante. Una amiga hizo su magia y después la hicieron ellos, de modo que los leí prácticamente del tirón y quedé fascinada:
Antídotos contra la belleza fue quizá el que más me costó leer. Lo cogí el primero y pensé que eran relatos como tal, cuando me encontré poemas. Poemas ácidos, mucho, que me hicieron pensar. No sé si fue el destino o qué, pero salvo los románticos me sentí identificada con todos.
Sangre en las rodillas me resultó igual que su predecesor, no tuve ningún tipo de problema para leerlo, de hecho, como ya sabía la tónica general de esta autora, lo abrí con ansia por encontrar más experiencias retratadas de ese modo que aplasta por lo real y contundente. Me encantó y me hizo llorar, dejémoslo así.
La ciudad de las niñas perdidas creo que es el único que no debí leer, al menos en esa reciente fase de mi vida. Es un cuento que conjugaba la fantasía de una ciudad como muy distópica con lo que nos podemos encontrar fácilmente saliendo una noche de copas a eso de las cinco. Aquí se nos cuentan las miserias más profundas en boca de niñas perdidas… Inconscientemente  buscas paralelismos cuando no estás en buen momento de hacerlos.
Conclusión: leed a esta autora. A mí me gustó tanto que fui a ver uno de sus Cabarets histéricos, no os digo más. En los últimos tiempos ha habido poca gente que me haya impactado tanto.

No hay comentarios: