lunes, 22 de junio de 2015

Entrevista a Cesar Güardeño y Esteban Longares, Círculo por la de defensa del patrimonio cultural. PARTE 1



Aquí os dejo la primera parte de la extensa e interesantísima entrevista que me concedieron César Guardeño y Esteban Longares, miembros de la asociación Círculo por la defensa del Patrimonio Cultural. No dejéis de leerla, os lo digo muy en serio. Esta gente no se corta ni tres a la hora de denunciar ante quien haga falta lo que haga falta, de hecho, veréis entre estas preguntas un ejemplo de cómo se pone a raya a una señora que la ha liado todo lo que ha querido y más, hasta el momento. 
Dejo de teclear ya. 
Disfrutad la entrevista. 
El próximo lunes, la segunda parte. 




M.A.: He encontrado una reseña en internet bastante chula del 2011 que dice que el viernes 17 de junio se constituyó la asociación Círculo por la Defensa del Patrimonio, a secas. Entidad de implantación nacional con dos ámbitos de actuación claramente interconectados: el área didáctica destinada a la difusión de la cultura en todas sus manifestaciones, y otra dedicada a la denuncia eficaz y defensa del patrimonio histórico, artístico ambiental ¿eso sois vosotros?

C.G.: Nacimos el 17 de junio, día de mi cumpleaños, tomando una cerveza delante de la escuela oficial de idiomas, estábamos Antonio Marín, Isacar y yo, Esteban todavía no…

E.L.: La verdad es que yo me entere por la prensa como a veces dicen algunos políticos, pero bueno, más o menos ya lo teníamos previamente hablado, la idea la teníamos en general. Estaba todo pensado la verdad es que sí.

C.G.: De realizar una asociación para afrontar la crisis patrimonial que vivíamos y que vivimos.

Izq. con abrigo gris, César Guardeño. A su lado, con abrigo marrón, Esteban Longares.

 M.A.: También este mismo artículo de prensa ponía que “la nueva entidad presentará en breve una página web muy dinámica e interactiva que se actualizará diariamente y donde  cualquier ciudadano, institución pública o privada podría realizar consultas, sugerencias denuncias a favor de nuestra defensa, difusión y protección de nuestro patrimonio cultural”. ¿Esto funciona así?, ¿Hay una página web?

E.L.: La verdad es que en este caso el tema de la comunicación es un tema que tenemos que mejorar. Tenemos el blog, que es bastante dinámico, ya que en un día se puede actualizar dos o tres veces, a veces una vez por semana, según los temas de actualidad, y luego tenemos el Twitter de @GHPatrimonioVLC y el Facebook. Nuestro Facebook sí que tiene prácticamente una actualización diaria porque colgamos nuestras denuncias y también colgamos todo tipo de noticias que van apareciendo en prensa, ya sea relacionada con nosotros o no, pero fundamentalmente con nuestras denuncias, que las vamos colgando y siempre tratamos más de interactuar y demás pero… no tenemos como tal una web.

C.G.: Tuvimos una web un tiempo que la llevaba Isacar pero termino desapareciendo puesto que el blog y Facebook eran los puntos de referencia y Twitter, más que nada a través las redes sociales. La pagina web era un poco institucional donde marcaban los teléfonos, correos, la forma de contactar con nosotros…

E.L.: Porque, de hecho, el blog es el lugar fundamental porque se cuelga tantos los escritos, las denuncias, como también las fotos. Es muy, en ese sentido, muy visual porque se ve la denuncia con las fotos para acompañarlo…

C.G.: Exacto funcionamos como un blog y las herramientas básicas son Twitter y Facebook, que son las que acompañan al blog.

E.L.: Con el Facebook la verdad es que se puede llegar a mucha gente. Hay veces que publicamos visitas y rutas y, aunque no hemos llegado a los dos mil me gusta, sí que es verdad que a veces una publicación puede llegar a más de setecientas personas.

M.A.: Esa era una pregunta que no estaba escriba pero sí que os quería hacer. Sobre redes sociales tanto en el caso de Caminart como en el caso del Círculo.

E.L.: Sobre todo en el tema de CaminArt que tenemos muchos más visitantes, además en CaminArt es muy dinámico porque publicamos todo tipo de fotografías, no solo de la ruta si no que a veces también aprovechamos para colgar fotos del patrimonio, para ir divulgando, y la verdad es que la gente sobre todo en CaminArt es muy participativa. A veces recibe muchos me gusta, o nos comentan que eso no lo conocían o, a veces, en Círculo nos dan ánimos “enhorabuena por la labor que estáis haciendo”, y entonces también muchas veces ese reconocimiento está muy bien.

C.G.: Legiones de fans como una tal Asun (risas) que nos siguen el blog y nos siguen en Facebook muy activamente.

M.A.: Totalmente jaja, hay gente muy entregada. Me he preguntado si tenéis programas de actuación en la asociación, es decir, el modus operandi de cómo funciona una asociación de este calibre.

C.G.: Nos hemos enfocado al final en la denuncia administrativa, puesto que nos hemos dado cuenta de que quizá es la herramienta más eficaz, de cara a conseguir pequeños logros para el patrimonio cultural valenciano. Hemos realizado visitas en compañía de las Rutas Ciudadanas para hacer un poco de difusión que también se llega a la gente. Pero realmente, el camino más eficaz para conseguir estos logros es la denuncia administrativa continua, al Ayuntamiento de Valencia, a la Consellería de Cultura, etc. Es decir, iniciar procesos administrativos que en estos momentos se alargan ya a los veinticinco meses con dos recomendaciones del Síndic de Greuges sobre la mayoría de los expedientes que tenemos abiertos, que en este momento creo que son ya 65 o 66.

M.A.: Me refería también un poco más al tema de trabajo de campo.
E.L.: A nivel interno te refieres ¿no?

 La ceramo, Benicalap

M.A.: Sí, yo sé por ejemplo que hay una casa que es muy antigua ¿vale? Algo así, ¿pido permiso para entrar? ¿Voy así a lo Indiana Jones con la cámara de fotos? ¿Qué ocurre  el momento en que descubrís que hay algo que está conservado como debiera?, ¿Sacáis la foto y a partir de ahí vais a reclamar, se tantea, se calibra se dice “vale esto sí que se puede reclamar como patrimonio esto no…? ¿Qué ocurre en cada momento?
E.L.: En primer lugar normalmente sí, se fotografía y a veces, el que hace esa labor investiga previamente cómo está el tema a nivel administrativo, denuncias que igual se han hecho por otros ámbitos anteriormente. Se busca al propietario…

C.G.: Si es un propietario privado o si es la propia administración.

E.L.: Claro, si es público, si es privado, a veces eso también lleva su tiempo, cotejarlo con las fichas de patrimonio, catalogación…

C.G: Catalogar si es un bien de relevancia local, si tiene un nivel de protección 1, 2, o 3, o si es un BIC (Bien de Interés Cultural), todo esto tiene que ir detrás para luego, cuando hacemos el corpus documental, vaya todo muy marcado y muy investigado…

E.L.: Normalmente, ahora porque casi todos los temas están ya desarrollados, al principio lo que se hace es un escrito informando al Ayuntamiento. En muchos casos, primero una denuncia por escrito en el registro de entrada para que conozcan el tema y como generalmente no actúan ya es cuando se lleva ante el Síndic.

C.G.: El 100% de los casos vamos, son muy pocos los casos en los que hemos obtenido una respuesta y una actuación directa, realmente.

E.L.: Pero sí, al final todo acaba en el Síndic. Hay una serie de escritos que cuentan un la situación o descripción de situación de abandono o cualquier problema que tenga el patrimonio en sí y luego lo que se solicita. Lo que desde la Asociación se pide, normalmente, es el inicio de las obras urgentes de consolidación o reparación y sobre todo la rehabilitación integral de todo el edificio. Se pide siempre un esfuerzo presupuestario para que el Ayuntamiento actúe o solicite a los propietarios de los bienes que actúen.

C.G.: En definitiva, lo que pedimos es el cumplimiento de la Ley de patrimonio cultural valenciano del 98, la española del 85, y las urbanísticas o que sean de aplicación en cada caso. El cumplimiento de la Ley: así de fácil, aunque luego la realidad es muy diferente.

E.L.: La realidad es que la Ley de patrimonio es bastante buena, pero el problema que hemos visto es que no se cumple en muchos casos. Entonces lo que toca exigir es que la Administración haga que se cumpla.

M.A.: He leído por ahí que hacéis jornadas de historia… ¿En qué podemos colaborar  personas que no estamos en la Asociación. ¿Hay jornadas de concienciación? ¿Qué tipo de jornadas hacéis?
C.G.: Nosotros incitamos, de hecho, hemos hecho varias entradas en el blog en el que animamos a la gente participar activamente. Somos cinco personas, no podemos tener ojos en todos los lados, hay parte del patrimonio que se nos escapa porque están en otro punto de la ciudad, entonces sí que pedimos a la gente que colabore con nosotros en el sentido de que, si detecta cualquier tipo de problemas en el patrimonio, cualquier situación anómala, lo fotografíe y lo comparta con nosotros, que lo comparta en Facebook, nos envié un correo privado… De hecho, sí que ha habido gente que nos ha comunicado, que nos ha pedido participar como en las recientes alegaciones al PGOU, un compañero de l’Horta. Nos ha enviado la documentación y nosotros hemos hecho un anexo y un acopio de toda la documentación que tenemos, y hemos presentado nuestras alegaciones.



M.A.: La jornada como tal de reuniros con treinta personas, ¿la hacéis?

E.L.:  Es que no lo hemos desarrollado todavía ese tipo de jornadas a las que te refieres…

C.G.: Sí que lo hicimos con rutas ciudadanas, sí que hemos hecho un par de actuaciones, una charla conferencia para dar a conocer…

E.L.: O cuando participamos en el congreso sobre patrimonio que organizo la Universidad de Valencia. También hicimos una ponencia, una comunicación porque podíamos dirigirnos directamente a un público bastante amplio, y sí que comentamos nuestra actividad y sí que les animamos a que le diesen me gusta en las actividades sociales para seguirnos, y para que se comunicaran…
C.G.: Con Antonio Marin también en el mes de octubre, al principio de estar funcionando, sí que nos reuníamos con gente para enseñarles a hacer escritos, para enseñar un poquito cómo funcionaba el tema, el marco jurídico administrativo…

M.A.: No recuerdo de dónde he sacado lo de las jornadas, pero sí que está publicado, porque yo he entendido que hacíais este tipo de cosas.

C.G.: Eso fue muy al principio, pero al final venían una o dos personas y luego nadie.

E.L.: Sí que es verdad que nos gustaría que hubiese más gente que se implicara y colaborara aunque fuese puntualmente, que nos enviara fotos y que nos comentara para poder ampliar ese campo de actuación, porque Valencia es muy grande y tiene mucho patrimonio.

C.G.: Lo de El barco es un ejemplo. El barco es un aviso que ha venido de Juan, uno de los propietarios de la Casa Insa que hace tres semanas nos dijo: “¿habéis pasado por la calle Bolsería? Hay un barquito allí…”. Entonces me acerqué y le hice las fotos. Yo no lo había visto, hemos pasado por ahí mil veces y gracias a nuestro amigo Juan se ha puesto en valor, y seguramente se recupere un bien patrimonial. Eso es, también, lo que buscamos, el “pues hay algo en la calle tal…”. Con la plataforma de la muralla también con Josep Montesinos, y José Luis March, hemos colaborado en las alegaciones respecto a los lienzos de Muralla Musulmana. Hemos estado en contacto, nos hemos reunido en casa de José Luis March, y hemos puesto en común las acciones que está realizando cada una de las plataformas.

E.L.: Sí que hay cierta vinculación con estas asociaciones de vecinos que sí que se mueven. Pero lo que nos falta es, un poco, que la gente que no pertenece a ningún movimiento asociativo aportara más. Sí que nos gustaría. Valencia es muy grande y hay mucho más patrimonio del que nos pensamos. No solo lo que es Ciutat Vella, si no una vez sales de la antigua Muralla, el patrimonio desborda.

M.A.: ¿Políticamente hablando con quién se casa esta asociación?

E.L.: Como Asociación es independiente.

C.G.: Personalmente me considero una persona de izquierdas pero sin vinculación ninguna a ningún partido. Es más, prefiero la total independencia para no ir marcados. Nos reunimos con quien haga falta, nos hemos juntado con gente de Compromis, de Izquierda Unida, del PSOE… pero el PP no está muy por la labor. Personalmente prefiero mantener mi independencia ideológica activista. Sí que hacemos política cultural  porque considero que la política no es solo un ejercicio que realizan los políticos que están en un partido, sino algo del propio ciudadano, y prefiero mantener esa independencia que me da la libertad independientemente que este uno u otro poder. Decir las cosas sin que me digan “¿Perdona?, recuerda que me debes un favor”. No: no debo ningún favor a nadie, el único favor que debo es al patrimonio cultural.

E.L.: En mi caso igual, somos una asociación independiente pero claro, yo sí tengo vinculación con el PSOE, de hecho, llevo áreas de cultura en Juventudes, entonces yo siempre diferencio muy bien. Hay bastante línea de independencia, en Juventudes me dedico a una cosa, y en Círculo a otras. Al fin y al cabo es un poco en pensamiento una asociación de izquierdas, pero independiente en ese sentido. Yo cuando estoy en el Círculo soy del Círculo y cuando estoy en Juventudes pues de Juventudes, pero sí que promovemos alguna vez acciones conjuntas…

C.G.: Tenemos doble y triple personalidad ¿no?

E.L.: Yo en mi caso soy del Círculo del Patrimonio, ante todo de CaminArt y del PSOE de Juventudes Socialistas, pero cada cosa en su lugar y por ahora bien, cada cosa independientemente. Todos los conocimientos te sirven para todo.



M.A.: La siguiente pregunta era  si recibíais alguna ayuda en concreto…

C.G.: Ninguna y no la queremos, ni subvención oficial ni nada. No, porque crearía una dependencia.

E.L.: Es fundamental la independencia en ese sentido.

C.G.: No podríamos hacer las denuncias administrativas, automáticamente descolgarían el teléfono: “oye que la asociación ha recibido una ayuda que, vosotros no podéis hacer…”. No, la podemos hacer porque no queremos vuestro dinero, no lo necesitamos.

E.L.: El hecho de estar atado a subvenciones te puede perjudicar.

C.G.: Por el momento en estos años, desde el 2011, nunca nos han ofrecido nada, es decir, que nadie se acerca a decirnos “oye que tenemos una subvenciones…”. Nunca. Eso es porque ya nos huelen, porque saben que no la vamos a aceptar. Ni lo intentan.

M.A.: ¿Cuál es la posición general del ciudadano que descubre algo maravilloso escondido en el lugar donde lleva pasando toda la vida, y de pronto se percata que está ahí? ¿Qué hace este ciudadano que alucina y dice: “oye que me he enterado de esto”?

C.G.: Llega con sorpresa por la doble labor que realizamos. Al fin y al cabo cuando ponemos en valor este patrimonio desconocido, la primera reacción de la gente es lo que has dicho tú: “llevo pasando por aquí un montón de veces, por la Calle Avellanas, la muralla romana que hay en el numero 11, y no sabía que había muralla romana ahí”.

E.L: A mí personalmente cuando estamos en CaminArt me produce mucha satisfacción en hecho  de ver las caras que pone la gente que son vecinos de toda la vida de Valencia, y sobre todo, lo comentaba antes, no me acuerdo con quién, la gente cuando ve los restos de la Muralla Árabe de Valencia, cuando los llevamos a ver los restos que están en el Carmen, o a veces dentro de los comercios o locales, dice “yo llevo pasando por aquí toda la vida, incluso he visto que aquí había un muro, pero no sabía que era la Muralla Árabe, no sabía que esto eran restos del siglo XI, o la Muralla Romana, o los refugios antiaéreos, dice, “he visto el cartelito de los refugios antiaéreos, pensaba que era un Pub porque delante hay un restaurante que se llama Refugio, y me encanta saber que ha sido un refugio porque es súper curioso”. La gente se sorprende mucho, ve mucho patrimonio que ni siquiera tiene un cartel indicativo que indique de qué se trata, o que explique, como en cualquier otra ciudad que ha apostado por el turismo cultural, o porque los ciudadanos sí que valoren y conozcan el patrimonio que tienen. Pues aquí no, a veces no hay ni un triste cartel que diga lo que es, la fecha, y una pequeña descripción de qué se trata, simplemente para que la gente lo conozca, lo valore, y lo respete.
C.G.: A mí me sorprendió, por ejemplo, la última ruta que hicimos de Inéditos. Había un chico que se llama Óscar que ya ha venido varias veces y cuando entramos al Chic Market me comentaba que él en los años 90 iba ahí al Pub que había, y donde estaba la torre me decía “aquí es donde estaba la barra del bar, tú venías a pedir algo a la barra del bar, mirabas para arriba y decías ¡qué cosa más bonita!”, pero no sabía que era la torre árabe porque no había percepción de que era parte del patrimonio. Ahora, cuando lo visitan años después de haber estado, le venían recuerdo de “si yo venía aquí a tomarme las copas con los amigos de Madrid, y aquí es donde pedía yo las copas, aquí en la barra que había justo delante de la torre que me estas enseñando hoy en día”. A la gente ese redescubrimiento del patrimonio le llama mucho la atención.

E.L.: Yo creo que la gente ve que como a nosotros nos gusta mucho, trasmitimos muy bien, y a la gente le gusta mucho cómo le damos esa sorpresa de que lo conozcan, y sorprenderles.  

C.G.: Con lo del barco fue la primera vez que lo enseñamos al público, lo teníamos ya hacía tres semanas localizado, pero decidimos incluirlo como sorpresa final para la gente: terminar en la calle tal, en el nº 35. Alucinaron con la historia del pequeño Juan con su barquito, que llevará ahí desde el siglo XIV o XV, más de quinientos años escondido.

E.L.: La verdad es que el centro histórico de Valencia, los barrios populares como el Mercat, El Carmen y Velluters esconden muchos secretos que poco a poco vamos descubriendo. Eso es bastante bueno, parece que nunca se acaben las sorpresas que nos puede dar el Carmen, sobre todo, para los que somos unos enamorados del barrio del Carmen.

C.G.:  Yo me siento vecino de allí ya, no soy de allí pero ya me siento, después de once años dando vueltas por allí, ya soy un vecino más.

M.A.: ¿Cuál es la posición real de las Administraciones Públicas Valencianas ante el patrimonio, los BIC, y todas estas cosas maravillosas que acabamos de mencionar?

C.G.: Negación, además continuada. Siempre que le pides algo, la primera respuesta son dos o tres reglones absurdos, nos obligan a ir a Síndic, le ponen seis reglones, nos toca ir a hacer las alegaciones, terminan aceptando las recomendaciones que luego nunca cumplen, nos toca otra vez ir al Síndic, nos toca contestar la misma tontería con tres renglones más, y las segundas recomendaciones, y así por los siglos de los siglos… hasta que nos obligan a llegar a la Fiscalía. No hay voluntad en general, ni por el patrimonio que es municipal ni por el que es privado, ni por parte del Ayuntamiento ni por parte de la Consellería de Cultura, que es de las Administraciones Públicas más incompetentes. Marta Alonso, Directora General, ha sido una persona muy hostil desde el minuto uno con nuestra Asociación. Le ha molestado que una asociación de ciudadanos, en este caso organizada como tal, solicite el cumplimiento legal en el patrimonio que en la mayoría de los casos pertenece al Ayuntamiento. Le molesta que realmente se lo pidamos cuando además es su faena. Tendría que agradecer que haya ciudadanos que se molestan, que se preocupan por el estado del patrimonio, tendría que salir de esa burbuja de San Miguel de los Reyes, bajar a la calle y ver el estado real, atender nuestras peticiones amablemente. No es que estemos pidiendo quimeras, estamos pidiendo cosas de un patrimonio que no pertenece a los gestores que en estos momentos están. Puede ser un partido político u otro, pero es un legado histórico que han heredado nuestros abuelos, bisabuelos, que pasa por nosotros el periodo de tiempo en que vivimos y que en un futuro pasará a nuestros hijos, nietos, y que en principio tienen que llegar en el mismo estado que el que nos lo encontramos o mejor. En ningún caso dejar que se abandone o que el tiempo lo destruya para que dentro de cien años lo mostremos sólo en fotografías. No lo toleramos, pero esto a la administración pública se la bufa.

E.L.: La verdad es que les sacamos mucho los colores a la administración constantemente, porque además salimos bastante en prensa, sobre todo en medios importantes como El Levante y Las Provincias. Constantemente sacan nuestras denuncias. Creo que no hay semana últimamente en la que no salga algún tema de patrimonio difundido por el Círculo del Patrimonio. Entonces, constantemente, la ciudadanía está viendo un hecho, otro, otro, un permanente abandono del patrimonio, denuncias al Síndic de Greuges…



M.A.: BIC privados e inaccesibles ¿Qué es esto, sigue habiendo privilegios, es feudalismo? ¿Cómo está el rollo?

E.L.: Últimamente ese es uno de nuestros caballos de batalla. Nos da mucha rabia que tengamos en lugares muy turísticos de Ciutat Vella, aunque también en otros lugares de valencia, un patrimonio, unos monumentos de  gran valor, sobre todo me estoy refiriendo a palacios medievales, a monasterios góticos y demás, pero sobre todo a los palacios medievales del siglo XV, XVI que reflejan un poco el poderío ese de la nobleza de la época, y que muchos de ellos, algunos son privados, pero que muchos otros son de propiedad pública porque son de las diferentes Consellerías de la Comunidad Valenciana. Son competencia pública y que no se pueden visitar, que no pueden acceder, hacer unas fotos, y claro, consideramos que la propia administración es quien debe difundir el patrimonio y encargarse un poco que la ciudadanía lo conozca. Son ellos los que te impiden que cruces un poco la puerta de un palacete para que veas incluso el patio, que a veces es la parte más interesante. Ni te dejan hacer una foto, acceder y tal, entonces estamos haciendo escritos. Más de los 14 BIC que no cumplen con el régimen de visitas tal y como marca la Ley, que obliga en el artículo 32 de la Ley de Patrimonio Cultural Valenciano a que abran como mínimo cuatro días al mes los monumentos BIC para que sean accesibles al público con un régimen de visitas predeterminado, con un  horario.

C.G.: Con un horario, con días predeterminados y, además, anunciados en medios de comunicación y en los centros de turismo. Yo fui a un centro de turismo y la mayoría de los horarios de estos BIC la chica no los sabía, me los imprimió y con esos números de teléfonos, algunos no los tenían, al día siguiente los fui comprobando y me encontré casos como, por ejemplo, el Luis Vives, la capilla del Colegio de San Pablo, un número de teléfono facilitado le llamé más de veinte veces y no me cogieron el número de teléfono en ningún momento. A las Escuelas Pías también llamé y la chica que me contestó mostró sorpresa al respecto, tenía el documento delante en que Marta Alonso me decía que se podía visitar, y la chica no sabía nada… Así con muchísimos.

E.L.: Sobre todo palacios que están en torno a la Catedral. La zona más turística como el Palacio del Almirante, el de Catalá de Valeriola, y otros tantos no puedes acceder a visitarlos, ni con visita, ni de forma particular. Queremos impedir que oculten esos monumentos a la ciudadanía, al turismo, y a los valencianos.

C.G.: El Palacio de la Generalitat es otro caso. Por ejemplo mucha gente no lo sabe, pero necesitas un grupo mínimo de 10 personas para concertar la visita, pero si hay cualquier acto, o cualquier problema, ese día te anulan la visita. Hace un mes nos pusieron con un colegio que tenía concertada la visita, el colegio canceló y nos quedamos sin ir. Tienes que facilitar el acceso a todos, remover todos los obstáculos, independientemente de su condición social, aunque sea un vagabundo que está en la calle tiene el mismo derecho que tengo yo de entrar y visitar un BIC, si no tiene dinero para contratar Internet y mucho menos para escanearse con un móvil el DNI, o lo que sea, tiene que tener las máximas facilidades por parte de la Administración, para que esa persona entre a visitarlo.

E.L.: Con voluntad política se puede compatibilizar el uso administrativo que tenga, siempre y cuando el fin de semana se pueda visitar o entre semana poniendo facilidades, si se quisiese se podría hacer, se hace en otras ciudades de hecho.

M.A.: Según la UNESCO, el patrimonio se protege incluso en conflictos bélicos, estos documentos se pueden consultar. ¿No es curioso que después de todo esto, venga un tipo y se tome la libertad individual respecto a un patrimonio que es colectivo? ¿No es chocante? ¿Esto pasa en otras comunidades?

E.L.: Yo creo que otras pasará también igual pero en otras será mucho más fácil visitar. La verdad es que no lo he comprobado pero, yo sí que he viajado bastante por el norte de España, Castilla León, Asturias, Cantabria y Andalucía, en esos lugares el patrimonio está mucho mejor conservado, más preparado para las visitas. Los centros históricos, en general, están muchísimo mejor conservados que el de Valencia o de otras ciudades de Levante, y sí que hay una visión mucho más cercana a la que se hace en otros países de Europa. Yo he visitado Castilla León que es la Comunidad Autónoma que tiene más patrimonio, solamente en iglesias románicas, templos y castillos eso es muy caro de mantener, y a pesar de todo yo creo que han invertido mucho más que nosotros en la Comunidad Valenciana en recuperación de patrimonio, en ponerlo en valor. He visto muchos centros de interpretación también, y la verdad es que la comunidad en general debe fijarse en otros modelos que debería de importar para la recuperación del patrimonio.

C.G.: Eso no quita que en algunas comunidades como Castilla León también te puedas encontrar algún caso flagrante… ¿Te acuerdas del caso denunciado por Hispania Nostra? ¿San Martin de Fromista era, no? Una iglesia románica al lado de la cual se estaba construyendo un edificio de nueva planta en un solar en el que se había derribado lo que había y además, ahora superando en altura a la anterior construcción… Te encuentras de todo, sí que es verdad que en Andalucía y Castilla León, por ejemplo, se tiene otra visión del patrimonio, pero el ciudadano y las asociaciones tienen que estar atentos porque, a la mínima que te relajes, la Administración ¡zaca, te la clava! Sin darte cuenta te la clavan te ponen una burrada delante de un entorno BIC, o Patrimonio de la Humanidad, sin que te hayas dado cuenta. 

 
Lo dicho, continúa el próximo lunes  29. No os la perdáis. 
¡Salud!

No hay comentarios: