lunes, 6 de julio de 2015

El diablo enamorado, Jacques Cazotte.

Podría ser un relato largo o una novela corta, no sé muy bien cómo definirlo, pero para que os hagáis a la idea, este librillo no es muy diferente a esos que se vendían en los kioscos que iban de vaqueros, o las novelas rosa mini mini, también de kiosco. La cosa es que este en concreto fue escrito allá por 1772 por un hombre que acabó en la guillotina. Esto lo leí en la sinopsis, además leí que este título supuso un rechazo al racionalismo de la época, por lo que ya tenía los ingredientes justos para que dijera “aw yeah, me lo llevo puesto”. Bueno, pues no sé si es que la época me pilló lejos o que en este punto entra en juego lo poco impresionables que nos hemos hecho con los años, pero ha sido un poco decepcionante.
Para empezar porque las referencias que el autor hace “del maligno” (aquello del macho cabrío y tal), son reemplazadas por camellos. Sí, sí, tal cual. Super curioso, pero en mil setecientos y pico, el diablo se representaba con un camello. Luego porque no comprendí muy bien al personaje principal, y tampoco al diablo reencarnado en una mujer, muy mona ella. No entendía por qué actuaban como actuaban, y no me refiero al romance, me refiero a su día a día. No sé, lo mismo me pilló mal. Y para terminar, el final: muy mal. Demasiado rápido, demasiado precipitado. Te quedas un poco en modo coitus interruptus, no sé si me explico.
¿Os lo recomendaría? Bueno, si tenéis curiosidad por las letras de aquel entonces, sí. Si no, la verdad es que no os estáis perdiendo mucho.
Salud.

No hay comentarios: