sábado, 24 de septiembre de 2016

Regreso

En realidad volví hace bastante tiempo pero ya sabéis cómo van estas cosas, te lías con unas, con otras, y al final acabas posponiendo asuntos hasta darte cuenta que en realidad no te apetece seguir con la dinámica que llevabas y te replanteas las cosas.
Eso ha sucedido. Durante el verano he estado pensando mucho en este sitio, en qué hago en él, cómo invierto en sus contenidos, cómo hago las cosas dentro de El estante y la conclusión no ha sido muy allá. Estoy aburrida. Me gustaría decir que no, que me motiva especialmente publicar aquí reseñas de los libros que voy leyendo, entrevistas y demás, pero en realidad no estoy en esto ahora mismo. De ahí que haya empezado a fabricar un lugar nuevo, profesional, donde ir colgando mi trabajo, mis avances y progresos, dejando este sitio de bien para mis cosas más privadas, llamadlo íntimas, llamadlo como queráis, pero que la imagen sea de algo que se queda al fondo del estante, no en primerísima línea.
Supongo que a todos nos sucede en algún momento.
En breve os diré dónde está ese nuevo lugar en que estoy trabajando.
Besos.
Buen otoño.