jueves, 28 de marzo de 2019

Especial Lo bueno de llamarse Andrómeda I




¿Cómo se me ocurrió la idea de escribir esta novela?

No se me ocurrió, la idea vino.

Estábamos en una terraza de pueblo, con amigos, tomando vino blanco amparados todos por las estrellas. Teníamos una charla animada, si te digo la verdad. No recuerdo que estuviera relacionada con la literatura. La cosa es que Marta, una de mis mejores amigas, o Dani, su pareja, comentaron algo respecto a una chica que se llamaba Andrómeda, puede ser que estuviéramos hablando sobre nombres poco comunes, ni idea, pero quedé fascinada. Era la primera vez que asociaba Andrómeda a un nombre propio. Es decir, en el mundo, había alguien que se llamaba de esa manera tan gloriosa. Me encantó la idea de utilizarlo para referirme a la protagonista (o el protagonista) de alguna obra.

Lo mejor vino después. Con el nombre en la cabeza, me puse a recordar mis conocimientos sobre constelaciones y mitología por ver a qué correspondía la de Andrómeda. Después de una búsqueda rápida hallé respuestas:


Andrómeda es hija de Cefeo (rey de Etiopía) y de Casiopea, quien pretendía ser más hermosa que todas       las Nereidas. Éstas ofendidas, le pidieron a Poseidón que castigara el atrevimiento de Casiopea. Poseidón entonces envía un monstruo a las tierras de Cefeo.

Paul_Gustave_Dore_AndromedaCuando el rey desesperado consulta al oráculo de Amón, éste le predice que la única manera de salvar sus tierras era exponer a Andrómeda, la hija de Casiopea, como víctima expiatoria. Debido a los grandes sufrimientos del pueblo, Cefeo se vio obligado a hacerlo.
La doncella fue atada a una roca para que el monstruo la atacara y entonces dejara al pueblo libre. Perseo que volvía de matar a la Gorgona, ve a la linda joven y se enamoró de ella, por lo que prometió a Cefeo liberarla con la condición de que se la dieran por esposa. Cefeo aceptó y Perseo mató al monstruo. Luego se casó con Andrómeda. (…)
(…) Con la cabeza de Medusa (la Gorgona), a quien acaba de matar, Perseo petrificó a quienes creía malvados raptores, y rescató a Andrómeda quien se enamoró de él, por lo que se casan y se van tranquilamente a reinar a Argos.
https://mitosyleyendascr.com/mitologia-griega/andromeda/

Esta es solo una de las páginas de referencia donde puedes atar cabos para conocer la historia de Andrómeda.

Al saber de su suerte, el nombre me perdió un poco de brillo. Total, solo la habían encadenado a una roca para que se la comiera un monstruo. Luego llegó Perseo, la salvó, sí, todo lo que quieras, pero el hecho no quita que LA HABÍAN ENCADENADO A UNA ROCA PARA QUE SE LA COMIERA UN MONSTRUO... O sea, ¿en serio? Imagínate. Un día te despiertas, viene tu padre al dormitorio y te dice: "Mira cariño, que tu madre la ha liado por ir de diva y nada, he consultado a un asesor y me ha dicho que te tengo que llevar al puerto para que te coma un bicho gigante"… 

tenor.gif
¡Pobre Andrómeda! ¡Con lo bonito que es su nombre y la suerte pésima que tuvo! Que sí, que la rescataron pero, ¿qué? ¿Qué relevancia tiene para Andrómeda? ¿Te imaginas la espera en aquella roca? Joyas por todo el cuerpo, ok, pero la sapiencia de que va a morir, frío, agua helada salpicándola… No. Esta historia no va de cómo se libra de su destino, va de la imposición del destino y de lo que se piensa y siente encadenada a esa roca.

A estas alturas, ya intuyes que llamarse Andrómeda, por bonito que sea, no es ninguna suerte. Eso sí, tientes algo que nadie te puede quitar: una constelación. Ahí arriba, en la cúpula celeste, hay un conjunto de estrellas que te representan, ajenas a todo peligro y a todo monstruo marino con ganas de un tentempié.
Andromeda_annotated-700x432.png
Busqué relaciones, concordancias, pensé cómo sería la vida de una Andrómeda actual y fue muy sencillo imaginarla, luego escribirla. Así que ese par de notas sueltas se convirtió, solo un día después, en el motor de arranque de esta historia que redacté en tiempo récord (para mí) y me enorgullece especialmente.

No os voy a contar más por el momento. No quiero interrumpir vuestra lectura. Solo os comparto una de las cosas más curiosas que tuvo el arranque de Lo bueno de llamarse Andrómeda… ¿Recuerdas esa noche de vinos, a mi amiga Marta, o a Dani, hablándome de la chica que, algún lugar del mundo, se llama Andrómeda? ¿Verdad que sí? Yo también la recuerdo, pero ni Marta, ni Dani lo hacen, de hecho, hace un par de meses, cuando estuvimos de vinos en aquel mismo bar y les dije que esta historia nació gracias a que me hablaron de su conocida, dijeron que no tienen ninguna conocida llamada Andrómeda.

¿Lo soñé todo? ¿Lo inventé? ¿Lo imaginé? Sí, seguramente, o fueron otros amigos quienes me hablaron de Andrómeda, no tengo ni idea, pero os prometo que recuerdo esa noche y esa conversación con detalle. Curioso, ¿no?

El martes próximo os contaré más cosas. Mientras tanto, ya para terminar, quiero compartir con vosotros esta información. ¿Sabéis dónde está disponible Lo bueno de llamarse Andrómeda, además de en España? En Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Eucador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, Alemania, Canadá, Chipre…

https://www.planetadelibros.com/libro-lo-bueno-de-llamarse-andromeda/290253

¡Habemus presencia internacional! Claro que, estando todo relacionado con constelaciones, es hasta normal jeje.

;)

¡Nos leemos!